viernes, 26 de noviembre de 2010

Por soberanía alimentaria, comisión del plan aprueba proyecto de reservas Campesinas en el DC



Boletín de prensa

• Este proyecto favorecerá las acciones de los campesinos y de las instituciones en procura de la soberanía alimentaria de Bogotá.

Un importante proyecto de Acuerdo que tiene en su mira el fortalecimiento institucional y de las organizaciones campesinas del Distrito Capital en procura de favorecer la producción agropecuaria y agroambiental en el territorio rural del Distrito Capital, fue aprobado por unanimidad en la comisión del Plan del Concejo Distrital.

El proyecto, presentado por el concejal Jaime Caicedo Turriago y con el respaldo de la bancada del Polo Democrático Alternativo, tiene por objeto combatir el desabastecimiento de alimentos, abaratar sus costos al consumidor y garantizar mayores ingresos y mejores condiciones de vida para los productores campesinos, a través del fomento la participación de las organizaciones campesinas del territorio rural del Distrito Capital en el impulso de formas de gestión social y ambiental, en especial de las zonas de reserva campesina.

Las Reservas Campesinas, contempladas en la legislación colombiana vigente, son una modalidad auto gestionaria y auto controlada de producción agropecuaria y cuidado ambiental que se fundamenta en el uso adecuado del territorio, en la organización de los campesinos para la producción y el mejoramiento de su calidad de vida y en el manejo cuidadoso de entorno ambiental, con el objeto de producir alimentos y conservar las fuentes naturales. Además, en estas zonas pueden darse mecanismos de mercadeo de alimentos que permiten su comercialización directa a los centros de abastecimiento y distribución, eliminando la costosa intermediación que encarece sensiblemente los productos.

Jaime Caicedo declaró que “este proyecto tiene una importancia capital en la búsqueda y consolidación de una política de soberanía y seguridad alimentaria para la ciudad. Tenemos que hacer un gran esfuerzo para articular el extenso territorio rural de la ciudad, equivalente a poco más de 121 mil hectáreas, de forma que se produzca la conservación de áreas protegidas y por otro lado, se estimule la producción de alimentos y el mejoramiento sustancial de las condiciones
de vida de la población campesina, al tiempo que se mejora el abastecimiento de alimentos y se reducen los precios al consumidor, en momentos de grave crisis económica y sensible reducción de los ingresos familiares”, señaló.

El proyecto, que pasará ahora a aprobación de la plenaria del cabildo distrital, incluye la realización de estudios para determinar posibles áreas geográficas en el territorio rural del Distrito Capital donde se podrían crear zonas de reserva campesinas, así como asesoría y capacitación a las organizaciones campesinas, respetando su autonomía, para la determinación de áreas donde se puedan establecer dichas zonas.

Igualmente, pretende fortalecer la participación activa y efectiva de las organizaciones campesinas en la red de asentamientos rurales y en los espacios de decisión y desarrollo de la política pública de ruralidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario