jueves, 21 de enero de 2010

Reflexiones del secretario general del Partido Comunista Colombiano


Las bases estadounidenses : Amenaza y peligro

La revista Semana en su edición 1445, correspondiente al 9 de enero de 2010, se refiere a la posibilidad de un conflicto entre Colombia y Venezuela como “una bomba de tiempo”. En esencia, concluye que el riesgo real puede provenir únicamente de un arranque de locura del presidente Hugo Chávez, en un ambiguo menú que conjugaría delirios expansivos del país hermano y la obsesión de imponer el socialismo del siglo XXI mediante un acto de fuerza agresivo.

Para Semana debe descartarse la idea de que Estados Unidos pretenda intervenir contra Venezuela utilizando a Colombia. Esto, dice, “… sucedía cuando EEUU era de verdad un imperio…”, situación que a su parecer ya no existe desde la caída del muro de Berlín. En cuanto a que el peligro pueda provenir de la complicidad con del gobierno colombiano Semana ignora el deterioro progresivo de las relaciones por la presencia paramilitar en el país vecino, el espionaje en asocio con la central de inteligencia estadounidense, los actos inamistosos por cuenta del DAS, los intentos por mostrar al gobierno venezolano como protector y promotor de la insurgencia colombiana. Serían solo detalles anecdóticos si no mediaran los prejuicios aristocráticos de personajes como Juan Manuel Santos y sus oscuras relaciones en el comercio de armas con sectores conspiradores de adentro de Venezuela.

Semana desestima dos hechos fundamentales de la geopolítica continental. EEUU fue quien pidió la instalación de las 7 bases, como lo ha afirmado el embajador de ese país. ¿Con base en qué balance del conflicto interno el gobierno Uribe justifica la necesidad de semejante montaje militar? En la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo ¿Cuál es su eficacia? A falta de un balance serio las 7 bases militares son una exageración. Aparecen más bien como una forma de ocupación de Colombia, con copamiento de su capacidad de autodefensa nacional. Siga..


Foto: Efe

Foto: Efe
La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo también informó que las fuerzas militares estadounidenses han ordenado la expulsión de los enviados especiales a Haití que han acampado en el aeropuerto de Puerto Príncipe y se encuentran alojados en la sede de la misión de la ONU.

Fuerzas militares de la Organización de Naciones Unidas (ONU) apostadas en el aeropuerto de Puerto Príncipe, capital de Haití, están reprimiendo con armas provistas de balas de goma y bombas de gas lacrimógeno las protestas populares que se desarrollan en la nación caribeña, cuando aún no es posible contabilizar el total de muertos que dejó el terremoto del pasado 12 de enero.

Según lo informa el sitio Web Cubadebate, las imágenes del momento en que los cascos azules de la ONU agredían a pobladores haitianos que buscaban trabajo y alimentos para poder sobrevivir fueron captadas por un equipo de la Televisión Cubana. Siga..
Alan García cierra televisora amazónica por transmisión de masacre de Bagua

La clausura de la planta de televisión fue considerada por expertos como persecución y represalia gubernamental, además de abuso y atentado contra la libertad de expresión por tratarse de un medio que difundió las protestas de pobladores indígenas contra la privatización en junio pasado y por mantener una posición crítica frente al Gobierno de Alan García. Siga..

No hay comentarios:

Publicar un comentario