miércoles, 5 de noviembre de 2008

DICE EL SECRETRIO DEL PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO/PDA‏

Por: Jaime Caycedo

ES LA CRISIS DE LA “SEGURIDAD DEMOCRÁTICA
La renuncia del general Mario Montoya, comandante del Ejército, demuestra la profundidad de la crisis desatada por las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones y demás violaciones de los derechos humanos y el DIH, a manos de funcionarios públicos, en ejercicio de la “seguridad democrática”.


El escándalo que suscitan tales hechos, se asemeja al que causaron las denuncias sobre casos semejantes por las dictaduras del Cono sur del continente. Entonces, aquellas reclamaciones eran el efecto de cambios importantes en las políticas públicas y en la orientación de los gobiernos.


En Colombia, pretende pasar de agache la política inspiradora y directora de estos crímenes: la “seguridad democrática”. Y, con ella, su principal propulsor: el gobierno nacional y su presidente.


La crisis de la “seguridad democrática” y del guerrerismo, al mando en el Estado, tiene que ir hasta sus últimas consecuencias, si se quieren evitar nuevos lutos y tragedias. Tienen que salir a la luz, además de las violaciones flagrantes, la cadena de complicidades con el narcoparamilitarismo y los grandes poderes económicos, atrincherados en el poder.



No hay comentarios:

Publicar un comentario