sábado, 14 de marzo de 2015

En México: Intimidación y agresión a dirigentes de izquierda colombiana

Agencia Prensa Rural

Los reconocidos dirigentes del Frente Amplio por la Paz, la ex senadora por el Polo Democrático Alternativo, y ex presidenta del Sindicato magisterial, Federación Colombiana de Educadores (FECODE), Gloria Inés Ramírez y el Antropólogo, profesor de la Universidad Nacional de Colombia y secretario general del Partido Comunista Colombiano, Jaime Caicedo Turriago, fueron detenidos arbitrariamente y sometidos a maltratos en el aeropuerto internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, por agentes de migración; esta situación se presentó en abierta violación al derecho internacional, que consagra que personas titulares de pasaporte que acredite su nacionalidad,  y sin ningún tipo de medida de detención en su contra proferida por organismos multilaterales, deben ser  protegidas por el principio que exige “ a autoridades extranjeras permitir el libre paso, proporcionar ayuda y protección”.



Haciendo caso omiso a la normativa internacional, agentes del Instituto Nacional de Migración retuvieron el día martes 10 de Marzo, por espacio de tres horas en las oficinas de inmigración de dicho aeropuerto a los dirigentes de izquierda. Ramírez y Caicedo, llegaban a ciudad de México para participar en el seminario internacional de partidos convocado por el Partido Popular Socialista, agrupación política de izquierdas de amplio reconocimiento en el accionar político del país de Villa y Zapata. Sin orden judicial, ni autorización de los indagados los equipajes fueron requisados violentamente y los dos miembros del Frente Amplio sometidos a interrogatorios extenuantes y agresivos, además los agentes tenían documentos con fotografías y reseñas que no permitieron conocer a los agredidos.


México, tenía una larga tradición de solidaridad internacionalista y de amplitud en su política migratoria, soberana y latinoamericanista, pero desde el ascenso de fuerzas de derecha en los últimos gobiernos, se ha evidenciado la lógica impuesta por el pentágono en la dinámica migratoria mexicana, traicionando el legado de Lázaro Cárdenas; el caso aberrante e ilegal deportación del profesor Miguel Beltrán es un claro ejemplo, es el gobierno norteamericano que desde sus embajadas da instrucciones para que los representantes del pensamiento alternativo, comprometidos con la construcción de la unidad de los pueblos de Latinoamérica, y reconocidos luchadores por la salida política al conflicto colombiano sean víctimas de atropellos e irrespeto a su dignidad e integridad, llama la atención que casos como este se han presentado en el aeropuerto de Tocumen en Panamá, urge la solidaridad y la exigencia inmediata para que la cancillería colombiana garantice que se respeten los protocolos y derechos consagrados en la jurisprudencia del derecho internacional.



No hay comentarios:

Publicar un comentario