sábado, 31 de diciembre de 2016

Reforma tributaria y salario, golpes infames a la paz


Por Jaime Caycedo

2016 se despide con dolorosos cobros desde la política de clase del régimen. La modificación regresiva del sistema de impuestos, el IVA al 19% y la cascada de alzas a cargo del menguado ingreso de las mayorías. En contraste, las exenciones que se mantienen, el ridículo 5% a los dividendos de los acumuladores de capital, el alza a los combustibles. El primer balance de 2017 registrará las espectaculares ganancias de los pulpos financieros y ocultará el impacto sobre la mayoría de colombianos/as.



El salario mínimo, impuesto por decreto del gobierno al gusto de los empresarios, devela hasta lo indescriptible la mezquindad del poder capitalista. Un 7% que ya se lo traga el IVA no cambia en nada el resultado real: la disminución de la capacidad de compra para millones de compatriotas con el lastre recesivo que conlleva. Una parte decisiva de la dirigencia sindical se sigue prestando a la farsa de la “concertación” que es la verdadera y lamentable orientación del gobierno y del Ministerio del Trabajo. El consenso de la izquierda para la segunda vuelta en 2014 de apoyar el proceso de diálogo en la Habana fue claro en rechazar el modelo socio-económico y político de Santos y menos aún colaborar con la ejecución de su política de clase.


La consolidación e implementación del Acuerdo de paz exige una verdadera ruptura con el modelo de neoliberalismo “social” impuesto a la brava por el poder. La consigna PAZ CON JUSTICIA SOCIAL está más vigente que nunca. El pueblo colombiano todo, las amas de casa, los pensionados, los padres de familia, los escolares, los campesinos, pueblos indígenas Rrom y afro tiene todo el derecho a confrontar las medidas económicas que descargan en el bolsillo de los pobres el costo de la crisis del capitalismo y el fracaso del modelo neoliberal. La protesta unitaria y el paro cívico son formas mas que legítimas de movilización popular.


¡Por un salario digno!

¡No más privilegios al gran capital financiero!

¡Alto a las privatizaciones!

¡Alto a los crímenes de activistas populares y defensores de la paz.

¡Respeto a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización!


En el marco de la implementación del Acuerdo de paz


¡Discutamos el cambio del modelo económico! ¡Impulsemos el paro cívico nacional!

¡Necesitamos la unidad y la convergencia del movimiento popular y las fuerzas políticas comprometidas con la paz con justicia social!

¡Necesitamos una izquierda política y social consecuente con un programa unitario de Frente Amplio!


¡2017 año de materialización de la paz y de la UNIDAD DEL PUEBLO!

¡Fuerza, movilización, compromiso, lucha y valor en el nuevo año ¡


Jaime Caycedo

Secretario General, Partido Comunista Colombiano. Dic. 31 de 2016



No hay comentarios:

Publicar un comentario