sábado, 31 de octubre de 2015

Crisis en el suministro de energía eléctrica para la industria y los sectores populares colombianos

CEIS

Nuevamente el modelo neoliberal se ensaña con los sectores populares Colombianos y también con la industria nacional. 



Es inminente un alza en las tarifas de energía eléctrica y esta vez la disculpa es el fenómeno del niño que redujo las lluvias y secó los embalses.


Tratemos de entender que es lo que esta pasando:


El sistema de generación, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica en Colombia esta regido por las fuerzas del mercado, a este proceso se le aplico el modelo neoliberal con las leyes 142 y 143 de 1994 (Gobierno de Cesar Gaviria después del apagón de 1992).


Para enfrentar los racionamientos de energía  causados por la  reducción de las lluvias el Gobierno nacional a través de su ente regulador (CREG- Comisión de regulación de energía y gas) incentivó al capital privado nacional y extranjero para que invirtiera en la construcción de centrales térmicas  de generación de energía eléctrica (combustible: gas, carbón, combustibles líquidos)  que respaldaran el sistema.

Se creo un mecanismo para remunerar la inversión que funciona con base en las fuerzas del mercado, llamado el cargo por confiabilidad.


¿Qué es el cargo confiabilidad?


A través de ofertas públicas (subastas) los generadores de energía eléctrica de todo tipo ofrecen a futuro energía a un precio determinado y se asignan contratos a los precios más baratos.


Estos generadores, a los que se le ha adjudicado el contrato, deberán garantizar que tiene contratos de suministro de combustible (para los generadores térmicos, o contratos de respaldo de otros generadores, para los generadores hidráulicos) que respalden su operación.


Por garantizar esta energía a futuro estos generadores reciben un pago mensual que todos los usuarios cancelamos en la tarifas de energía mensuales, se les paga por tener una maquina apagada y lista para operar.



¿Cuándo se hace efectivo el cargo por confiabilidad?



La regulación establece que la energía eléctrica en Colombia se puede transar de 2 maneras:


Con contratos entre las partes a largo plazo y precios de generación fijos para periodos de tiempo, llamados contratos de energía en firme, o con transacciones hora a hora en la Bolsa de energía, cuyos precios obedecen a las leyes de la oferta y la demanda.


Los precios de la energía eléctrica en la bolsa tienen un techo (valor máximo al que se puede tranzar la energía) que se denomina Precio de escasez, este valor se establece día a día y se calcula con base en el precio de un combustible liquido ofrecido en la bolsa de Nueva York (la energía generada con este combustible seria en teoría la energía más cara de producir).



Cuando por razón de la oferta y la demanda (falta de agua por el fenómeno del niño, caso hoy) el precio en Bolsa llega hasta el valor de escasez, el operador del sistema llama a los generadores que tienen contratos con cargo por confiabilidad para que inyecten su energía al sistema a los precios pactados, como estos precios pactados son mas bajos que el precio de escasez, en teoría el precio final debería bajar y regularse.



¿Que está pasando hoy?



1.    Tenemos fenómeno del niño y por lo tanto hay poco agua en los embalses produciendo aumento de los precios de energía ofrecida en bolsa.

2.    El precio de escasez ha bajado, pues con la disminución del precio del barril de petróleo, ese combustible transado en la bolsa de Nueva York y que se usa en Colombia como referencia ha bajado.


3.    Los generadores térmicos, que tienen contratos por cargo por confiabilidad y que llevan años recibiendo el pago, ofrecieron esta energía con base en el uso de gas como combustible a sabiendas de que el País no tiene suficiente gas para atender al mismo tiempo la industria, los vehículos, los hogares y la plantas de generación térmica, el Gobierno nacional sabe de esta situación hace muchos años y permitió estos contratos y los mantuvo.


4.     Hoy cuando el operador del sistema llama a estos generadores responsables del cargo por confiabilidad a inyectar la energía que regule los precios, estos están manifestando que los costos de generación con combustible liquido son superiores a los $1500 por kW/h y que solo pueden cobrarlo a $300 por kW/h (techo del precio de escasez), que su situación financiera es insostenible. Ya dos  generadores térmicos  cerraron  (Termo Valle(Yumbo) y Termo Candelaria(Cartagena))


5.    Estos generadores térmicos en problemas están pidiendo al Gobierno Nacional que los ayude, que suba el techo del precio de escasez, lo que produciría su salvación a costa del aumento de los precios de la energía para los usuarios finales.



6.    Otra vez el modelo neoliberal aplicado fracasa y la solución deberán pagarla los sectores más vulnerables de la población y la pequeña y mediana industria, incluso la gran industria se vera afectada.



7.    No es posible que los usuarios paguemos por un seguro (Cargo por confiabilidad) y el generador reciba este seguro a sabiendas de que no va a poder cumplir, siempre a la espera de que el Gobierno Nacional salve sus inversiones de capital cuando las leyes del mercado los golpean. Durante años cobro por tener una maquina apagada y ahora que le toca operar manifiesta que no tiene con que. Por el cargo por confiabilidad los generadores reciben del orden de US$1000 millones anuales.
Como afecta esta crisis a los sectores mas vulnerables de la sociedad?

Resulta que la regulación que establece el precio del kW/h cobrado a los usuario residenciales y comerciales (usuarios REGULADOS) transfiere en la tarifa final los costos de compra de energía en que el comercializador local (Codensa, Emcali, Enertolima, CEO (Cauca), Cedenar(Nariño)EPM, ElectriCaribe, etc ) halla incurrido.



Esta misma regulación permite que estos comercializadores compren la energía de la siguiente manera:


Realizando licitaciones para contratar el suministro de energía eléctrica a largo plazo o comprando directamente en bolsa día a día exponiéndose a las fluctuaciones del mercado.


El comercializador puede escoger libremente que porcentaje de la energía compra en contratos en firme a largo plazo y que porcentaje de la energía compra en Bolsa de energía.


Irresponsable libertad que la regulación permite a un gerente de una comercializadora de energía, responsable del suministro de la energía eléctrica de los sectores mas vulnerables de la población, especular con los precios de la energía en Bolsa, pues establece que al precio al que compre el kW/h, el usuario se lo deberá pagar en la factura mensual.



Los precios de la energía eléctrica para los estratos 1, 2, 3, 4,5 y 6 se establecen por una formula del resolución CREG- 119 de 2007, pero deja que los costos de generación de esta tarifa dependan de las leyes del mercado y del criterio de un gerente.



El alza de la tarifa de energía inminente dependerá del nivel de exposición de su  comercializador local de energía a las compras en bolsa.

La Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica presenta un su pagina Web  un cuadro con el nivel de exposición de los comercializadores en bolsa de energía al mes de septiembre de 2015.



___________________________________________
  http://www.acolgen.org.co/index.php/sala-de-prensa/noticias/item/320-niveles-de-exposicion-a-bolsa-comercializadores



Emcali decidió exponerse a comprar la energía para sus usuarios en bolsa en el 46 % y comprar 54% restante en contratos en firme, es el comercializador más expuesto del país, por lo tanto el alza de las tarifas para los usuarios de Cali será el de más impacto.



CEO en el Cauca venia el año pasado con una política de compra de energía de 90% en contratos en firme y 10 % expuesto en bolsa, este año inexplicablemente cambio su política a  compra de energía a:


 70% en contratos en firme y 30 % expuesto en bolsa, ya se están presentando las alzas en el Cauca.


Bogotá Codensa está así: Compra de energía de 90% en contratos en firme y 10 % expuesto en bolsa


EnerTolima : Compra de energía de 100% en contratos en firme, no está expuesto en bolsa.


Cedenar-Nariño: Compra de energía de 90% en contratos en firme y 10 % expuesto en bolsa.


Valle del Cauca (sin Cali) – atendido por EPSA Compra de energía de 100% en contratos en firme, no está expuesto en bolsa.


Electro Caribe: Compra de energía de 78 % en contratos en firme y 22 % expuesto en bolsa. Alza inminente.



Se debe tener en cuenta que la regulación tiene un truco, esta no permite que estas alzas sean transferidas inmediatamente a los usuarios y solo permite aumentarles el IPC, pero el valor sin cobrar es una deuda que el usuario adquiere y con intereses, por lo tanto, cuando la tarifa vuelva a bajar, lo cobrado al usuario no bajara hasta tanto no se recupere lo adeudado.



Finalmente este problema con los generadores y el cargo por confiabilidad va a afectar en la tarifa de otra manera:


Al declararse los generadores en insolvencia e incapaces de cumplir los contratos, esta energía no suministrada será atendida por otros generadores y a precios mas altos, estos sobrecostos serán transferidos a los usuario, incluidos los grandes industriales a través de un cargo de la tarifa llamado restricciones del sistema (Rm)

Conclusiones


1.    Tenemos un sistema de suministro de energía eléctrica completamente en manos del capital privado y regido por las leyes del mercado y la especulación

2.    Hay unos Agentes de este mercado que se han lucrado de él durante años, con la anuencia del Gobierno y su ministerio de minas. Hoy cuando el mercado le pide a estos agentes que respondan salen a decir que no tienen con que y que requieren ayuda del Gobierno.


3.    El Gobierno Nacional es responsable de la crisis, permitió al capital lucrarse sabiendo que este no podría cumplir sus obligaciones.


4.    Esta crisis subirá las tarifas de energía eléctrica de los sectores mas vulnerables de la población, pues este modelo neoliberal permite que se especule con sus tarifas, con Gerentes de las Comercializadoras sin control y sin responsabilidades.

5.    Esta crisis afectara por igual a los comerciantes, pequeños y medianos industriales y paradójicamente a la gran industria nacional que tiene la energía eléctrica como un insumo en sus procesos.


6.    Se debe revisar este modelo por perverso y establecer uno que garantice a los sectores más vulnerables de la población de un mínimo vital de kW/h de energía eléctrica.


7.    Mientras se deroga el modelo se debe desde las organizaciones sociales ejercer presión para que estas electrificadoras locales rindan cuentas a las veedurías ciudadanas por sus estrategias de comparas de energía, que desde los Concejos Municipales y las Asambleas Departamentales se ejerza el control político.



Centro de Estudios e Investigaciones Sociales CEIS capitulo Cauca



Octubre de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario