miércoles, 15 de abril de 2015

Carta de denuncia a la señora canciller María A. Holguín, por hostigamiento de la embajada de los Estados Unidos a dirigentes del PCC


Carta como derecho de petición enviado a la señora canciller María Ángela Holguín con motivo del incidente de inmigración a México, que afecto a la ex senadora Gloria Inés Ramírez, miembro del Comité Ejecutivo y Jaime Caycedo, Secretario General del PCC.


La carta denuncia el hostigamiento por razones políticas y la intervención de la embajada de los Estados Unidos en el señalamiento contra dirigentes comunistas colombianos, lo que revive viejos e ilegales procedimientos de la "guerra fría".


Esperamos la respuesta del ministerio y reclamamos que tales hechos no vuelvan a repetirse.



Bogotá, marzo 31 de 2015


Señora
María Ángela Holguín
Canciller de la República de Colombia
Ministerio de Relaciones Exteriores
Bogotá, D.C.


Señora Canciller:


Por la presente denunciamos ante usted los siguientes hechos:


El miércoles 11 de marzo del año en curso, al arribar al aeropuerto Benito Juárez de Ciudad de México procedentes de Bogotá, la ex Senadora Gloria Inés Ramírez y Jaime Caicedo Turriago, Secretario General del Partido Comunista Colombiano, quienes viajamos como delegados del Partido Comunista Colombiano al Seminario Los Partido Políticos y una Nueva Sociedad, los días 12 a 14 de marzo, por invitación del Partido del Trabajo de México, fuimos retenidos por cuatro (4) horas en dicho terminal aéreo para ser investigados por funcionarios de inmigración de ese país. La invitación cubría asimismo nuestra participación en la reunión del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo de los partidos de izquierda latinoamericanos, el día 15 de marzo.


De nada valieron las explicaciones del propósito absolutamente legítimo de nuestro viaje, de la invitación por organizaciones y parlamentarios del Poder Legislativo mexicano y de nuestra salida de Colombia sin sombra de requerimiento judicial alguno. Ante nuestros reclamos los funcionarios amenazaron con deportarnos y no permitir nuestro ingreso a México. Para nuestra sorpresa, la razón que finalmente confesaron es que habrían recibido una notificación sobre nuestro viaje por parte de la embajada de los Estados Unidos de Norteamérica en Bogotá, a lo que respondimos que somos ciudadanos de un país independiente y soberano, que no pretendíamos ingresar a USA sino a México y que entre Colombia y este país ya no es un requisito la obtención de visado. Nos identificamos plenamente como dirigentes comunistas colombianos a lo que respondieron que “es que es muy malo eso de ser de izquierda”, con lo que comprendimos que se trataba de una retención ilegal, por razones ideológicas y políticas contra nacionales colombianos promovida arbitrariamente por entidades oficiales de un tercer país. Luego de cuatro (4) horas de esta situación nos hicieron llenar formatos y suscribir un informe policial sobre nosotros. Al salir a recuperar nuestros equipajes, ya almacenados en bodegas de la empresa aérea, pudimos comprobar que habían sido violentados y abiertos, sin nuestra autorización y sin un llamado a presenciar un procedimiento formal.


Queremos sentar, señora Canciller, nuestra protesta por el tratamiento discriminatorio que nos fue impuesto como dirigentes políticos colombianos en el aeropuerto internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, las razones ideológicas alegadas para justificarlo, los perjuicios ocasionados por la injusta retención por media jornada en la madrugada del 11 de marzo y la violación desconsiderada de nuestras pertenencias. Además, nos parece insólito que la embajada de los Estados Unidos intervenga con medidas de hostigamiento hacia opositores políticos colombianos de izquierda, decididamente comprometidos en la búsqueda de la paz con justicia social para Colombia. Pudimos ver un facsímil con la foto y reseña enviado por la embajada de Estados Unidos. Pedimos a la Cancillería solicitar qué tiene la embajada contra  nosotros. No es la primera vez ni somos los únicos que nos vemos sujetos a semejante arbitrariedad y persecución, como en las oscuras épocas de la “guerra fría” anticomunista por parte de autoridades estadounidenses que actúan extraterritorial e ilegalmente y tenemos el derecho a reclamar de la Cancillería de nuestro país tome las medidas pertinentes para que en lo sucesivo hechos tan bochornosos no vuelvan a presentarse. En ese propósito, dirigimos a usted esta comunicación como un derecho de petición.


Cordialmente,


Fdo. GLORIA INÉS RAMÍREZ RIOS

Miembro del Comité Ejecutivo del Partido Comunista Colombiano



Fdo. JAIME CAYCEDO TURRIAGO

Secretario General del Partido Comunista Colombiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario