jueves, 8 de septiembre de 2016

Resolución sobre la solución política de paz en Colombia

Por Jaime Caycedo


El Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Revolucionarios de América Latina y el Caribe, reunido en Lima del 26 al 28 de agosto de 2016 saluda la conclusión de los acuerdos en la Mesa de diálogo de La Habana entre las Farc-Ep y el gobierno colombiano.



Se trata de un logro trascendental del pueblo de Colombia y de un momento histórico que refleja las luchas, las resistencias y las expectativas de cambio que siguen batallando en el continente.  Es el triunfo de la solución política para poner punto final al modelo de contrainsurgencia, de persecución política y de exterminio anticomunista impuestos por el imperialismo. En anteriores intentos de alcanzar la paz, frustrados por la intransigencia de la derecha militarista miles de comunistas y de luchadores/as de la Unión Patriótica y de otras agrupaciones de la izquierda perecieron en el exterminio. Hoy la sociedad entera debe mirar con sensatez, fortaleza y optimismo la opción de cerrar el largo capítulo de la guerra con un compromiso de No Repetición.


La búsqueda de la paz como un proceso integral exige la iniciación efectiva de la mesa de diálogo con el ELN y el establecimiento de garantías para las conversaciones con el EPL.


El cese al fuego bilateral, la implementación de los acuerdos y la realización del plebiscito refrendatorio previsto para el 2 de octubre del año en curso    da inicio ahora a la parte más difícil que concierne al conjunto del pueblo y compromete a toda la sociedad como es la ejecución de lo acordado en los seis temas de la Agenda y el cumplimiento cuidadoso de las secuencias convenidas. Los comunistas colombianos y el Frente Amplio por la paz con justicia social llaman a la movilización patriótica y ciudadana para respaldar con el SI los acuerdos logrados que despejan horizontes al cambio democrático, a las reformas sociales y a la intervención del constituyente primario para construir un nuevo rumbo del país.


Este paso adelante es también una conquista de la solidaridad internacionalista en la que cupo destacado papel al presidente Hugo Chávez y a la revolución bolivariana, al generoso aporte de Cuba socialista, al reino de Noruega, al acompañamiento de Chile, al papel comprometido de Unasur y de la CELAC como parte de la nueva arquitectura de la integración latinoamericana y caribeña. Un reconocimiento especial merece el Foro de Sao Paulo de los partidos de la izquierda.


El desenvolvimiento exitoso de los acontecimientos en Colombia es un poderoso estímulo a la lucha de los pueblos y a los procesos avanzados en el continente. Su condición fundamental es la unidad de las fuerzas democráticas y revolucionarias en una perspectiva de poder para consolidar el proceso de reconciliación, la apertura democrática y abrir una perspectiva al socialismo.


El Encuentro de Lima de los Partidos Comunistas y Revolucionarios hace un fervoroso llamado a unir todas las fuerzas en respaldo y en acompañamiento solidario al pueblo colombiano en el nuevo momento de su historia.


ENCUENTRO DE LOS PARTIDOS COMUNISTAS Y REVOLUCIONARIOS


Lima, agosto 28 de 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario