domingo, 16 de agosto de 2015

“No le tememos a la paz”: Jaime Caycedo


 
Acto de conmemoración del asesinato de Manuel Cepeda, en el Cementerio Central. Foto J.C.H.


Juan Carlos Hurtado Fonseca

21 años sin Manuel Cepeda.- Más de cien amigos de la Unión Patriótica, UP, se concentraron alrededor de la tumba de Manuel Cepeda Vargas, en el Cementerio Central de Bogotá, para conmemorar 21 años de su asesinato, el pasado 9 de agosto.



Dirigentes políticos del Polo Democrático como el representante a la Cámara por Bogotá, Alirio Uribe; dirigentes nacionales del Partido Comunista, PCC, como Jaime Caycedo; de la UP como Gabriel Becerra; y de la Juventud Comunista, asistieron a una reunión en la que hubo música, poesía y palabras de recordación y esperanza.


Según Gabriel Becerra, la lucha de Manuel Cepeda se refleja en la lucha de sus hijos Iván y María, y en las nuevas generaciones que reconstruyen orgánicamente a esa colectividad política y levantan sus banderas en la búsqueda de una verdadera democracia.


A su turno el senador Iván Cepeda, hijo del inmolado dirigente comunista, recordó cómo hace 21 años el aparato estatal se volcó a justificar esa clase de hechos y a tratar de desviar las investigaciones que se iniciaban por el genocidio. Comentó que el mismo día del sepelio, de manera descarada, el cementerio estaba lleno de sicarios quienes perseguían a Aída Avella y a Hernán Motta.


Dijo que su padre estaría orgulloso de ver los avances en cuanto a la organización de las víctimas, la reconstrucción de la memoria y el resurgir organizativo de la Unión Patriótica. Asimismo, sería un luchador de primera línea en la defensa del proceso de paz que se adelanta en La Habana entre los insurgentes de las Farc y el Estado. “Estaría orgulloso de ver procesos como el de Marcha Patriótica, el Congreso de los Pueblos”, por ser muestras de organización popular en zonas golpeadas por el conflicto armado y porque junto a otros señalan los caminos por los que pronto irá el país: los de la paz y la construcción de una democracia real.


Aída Avella ofrendó rosas blancas y rojas en el sepulcro y rememoró los días álgidos del exterminio. “Sabíamos quienes nos mataban. En las brigadas militares había listas blancas, grises y negras”.


Pero para mostrar cómo se superan las adversidades, habló sobre experiencias regionales donde toda la izquierda se ha unido para participar en las próximas elecciones y anotó que hacen parte de uno de los sueños de Manuel Cepeda. Exigió explicaciones al Gobierno Nacional por estar duplicando el número de efectivos del Ejército en zonas de conflicto, en momentos de cese unilateral de fuego.



Intervención del secretario general PCC , Jaime Caycedo Foto Pacocol


En su intervención, Jaime Caycedo resaltó el momento de cambios que se viven en América Latina y en Colombia, país en el que el proceso de paz es fundamental para la construcción de un nuevo camino hacia una sociedad distinta, como lo enseñó Manuel Cepeda.


Al invitar a pensar en el futuro, en lo que hay que construir, destacó que la izquierda no le tiene miedo a la paz porque esta debe ser con tolerancia, libertad política y justicia social.


Mientras los asistentes regresaron a sus barrios, colegios, universidades, empresas a continuar con el trabajo de la Unión Patriótica, el sepulcro quedó adornado con flores, globos y banderas de colores verde, blanco, rojo y amarillo, como símbolo de la unidad de unidades que la UP llama a construir. Así, como lo enseñó Manuel.


Juan Carlos Hurtado Fonseca


@aurelianolatino


Semanario Voz







No hay comentarios:

Publicar un comentario