viernes, 5 de junio de 2015

Organizan gran jornada por la paz en Colombia

El secretario general del Partido Comunista Colombiano, Jaime Caycedo, anunció hoy que organizaciones sociales y políticas preparan una movilización nacional a favor de la paz y en demanda del cese el fuego bilateral.




Prevista para finales de julio, la manifestación pedirá una tregua en los enfrentamientos para disminuir la intensidad del conflicto interno y generar un clima de confianza en torno a los diálogos pacificadores, con sede permanente en La Habana.


Además de respaldar tales conversaciones entre el Gobierno y las FARC-EP exigimos medidas urgentes a lo interno del país con el objetivo de aliviar a la población civil y avanzar hacia el término de la guerra, la cual dura más de medio siglo, insistió el dirigente.


Caycedo explicó que en Bogotá continúan los plantones semanales, ahora en el Parque Nacional, actos en los que se reitera el llamado al fin de la confrontación.


Tales demostraciones de apoyo al proceso de distensión fueron reanudadas recientemente a raíz de la reactivación de los bombardeos castrenses contra los campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Ejército del Pueblo (FARC-EP), acciones en las que han muerto al menos 40 guerrilleros.


Esos sucesos de las últimas semanas motivaron que el movimiento insurgente decidiera abandonar la pausa combativa decretada desde el 20 de diciembre por considerarla insostenible en las condiciones actuales, cuando aumentan los operativos militares en su contra.


Confiamos en la solidaridad de amigos y asociaciones de otros países para realizar una gran movilización con ecos en distintas regiones del continente, añadió Caycedo.


En su opinión tal estrategia de arreciar las ofensivas bélicas en el transcurso de los diálogos persigue presionar a la insurgencia para conseguir su sometimiento y rendición.


El líder del PCC consideró imprescindible la erradicación del flagelo del paramilitarismo como garantía para una paz duradera, así como el reconocimiento de la existencia de presos políticos en la nación andina.


Equipos gubernamentales y de las FARC-EP platican en la capital cubana desde 2012 para encontrar una solución concertada al conflicto, el cual ha causado la muerte a más de 230 mil ciudadanos.


Esas conversaciones llegaron a su ciclo 37 en medio de discusiones sobre la reparación a las víctimas de la contienda, que rondan los 6.8 millones.

Paralelamente el Ejecutivo proyecta iniciar encuentros formales con el Ejército de Liberación Nacional, otra de las fuerzas involucradas en la conflagración.


No hay comentarios:

Publicar un comentario