jueves, 20 de noviembre de 2014

Manifestación popular en Bogotá clama por la paz

Jaime Caycedo interviene en la concentración por la paz
Con una manifestación en la plaza bogotana San Martín centenares de colombianos clamaron  por la paz y la reanudación de los diálogos entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).




No permitiremos que nos arrebaten la oportunidad de finalizar el conflicto armado, vamos con todo a las calles, en movilización permanente hasta que se restablezcan los diálogos y se logren los acuerdos finales en la mesa de conversaciones, pidió el senador Iván Cepeda, uno de los oradores del acto.


Desde hace dos años sentimos la esperanza de que se va a acabar la guerra en Colombia, nos duelen los soldados y policías que están en el campo de batalla, los guerrilleros, las madres que tienen que recibir la fatal noticia de la desaparición forzada de sus hijos, las mujeres que han sido violadas, los niños y las niñas, añadió el congresista.


Por eso -dijo- vamos a defender este proceso pacificador, vamos a ir a donde sea necesario a fin de impedir que las fuerzas de la guerra se impongan.


En representación de los jóvenes Sebastián Caballero demandó igualmente el pronto restablecimiento de las pláticas entre los equipos gubernamentales y de las FARC-EP.


Nosotros no inventamos los enfrentamientos pero tenemos que padecerlos a diario, exigimos responsabilidad y compromiso para poner punto final a los derramamientos de sangre, enfatizó.


El país no aguanta más muertos, ni más desaparecidos, tampoco la zozobra de amenazas constantes, subrayó en la concentración a la que asistieron representantes de distintas localidades capitalinas, integrantes del movimiento Marcha Patriótica, Congreso de los Pueblos y líderes de Bogotá Humana.


En el "plantón" participaron además miembros del Partido Comunista de Colombia y de Unión Patriótica, religiosos, maestros, estudiantes y otros ciudadanos, quienes decidieron unir sus voces para decir "tregua ya, la paz es ahora".


Finalmente la abogada Piedad Córdoba, afirmó que el proceso iniciado en 2012 entre el gobierno y las FARC-EP no tiene marcha atrás.


Ninguna fuerza por maléfica que sea va a impedir las pláticas y su feliz término, insistió la exsenadora.


El presidente Juan Manuel Santos suspendió el viaje de los negociadores gubernamentales a La Habana, tras la desaparición del general Rubén Darío Alzate, quien viajó de civil y sin escolta hasta Las Mercedes, departamento de Chocó, donde fue visto por última vez.


Luego de cuestionar la presencia en esa zona del Comandante de la fuerza de tarea Titán el mandatario responsabilizó a las FARC-EP con lo que llamó el secuestro de un alto militar.


La víspera el movimiento insurgente reivindicó la retención del general y dos acompañantes.


Desde Cuba sus representantes en la mesa de encuentro expresaron disposición para resolver esa situación y proseguir con celeridad los diálogos.


Hasta la fecha los equipos negociadores alcanzaron consensos en tres puntos de la agenda: reforma rural integral, participación política y drogas ilícitas.


Según cifras oficiales la confrontación interna dejó más de seis millones de víctimas, entre ellos unos 230 mil muertos.

Prensa Latina

No hay comentarios:

Publicar un comentario