viernes, 17 de octubre de 2014

La batalla de ideas es por la paz

Redacción Política

Un debate cualificado acompañó el encuentro ideólogo de los comunistas. Los temas centrales fueron la paz y la unidad de la izquierda para no ser inferiores al nuevo momento político.



La III Conferencia Nacional Ideológica del Partido Comunista Colombiano (PCC) cumplió el objetivo convocado: ponderar el momento político del país, sus cambios, las perspectivas y trazar el camino estratégico por el cual el Partido transitará. Como un éxito fue catalogada la reunión de un centenar de delegados comunistas en Bogotá los días 10, 11 y 12 de octubre. La paz y la unidad fueron los temas centrales del debate.

Solamente la primera jornada tuvo contratiempos por cortes de energía que no permitieron la instalación de la Conferencia, como se tenía planeado, en la Universidad Autónoma. Ante el evento inesperado, que despertó toda clase de suspicacias, la dirección del PCC y los invitados se apostaron en el Instituto Cultural León Tolstoi, quienes de manera atenta abrieron las puertas de su sala de eventos culturales y allí, finalmente, se dio inicio a la instalación del encuentro de la mano de las organizaciones sociales y política más representativas de la izquierda colombiana.


La izquierda colombiana


Los saludos de David Flórez, vocero de Marcha Patriótica; Cla­ra López Obregón, presidenta del Polo Democrático Alternativo; Luis Sandoval, de Redepaz; Ómar Fernández, de Comosocol; Luis Guillermo Pérez, en representación de Clamor por la Paz; el sacerdote Henry Martínez, de la Mesa Ecuménica por la Paz; Tarsicio Rivera, dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores; Víctor Matiz, del ejecutivo de la Unión Patriótica; y el secretario general del Partido Comunista Jaime Caycedo fueron la cuota inicial del debate en cuyo eje central se ubicó la imperiosa necesidad de hacer de la unidad una hoja de ruta para la movilización política por la paz y los cambios, y la conformación de una alternativa de gobierno para el futuro inmediato.


“Cuando nadie en el mundo apostaba por construir un orden político democrático para todos los hombres y mujeres, los comunistas colombianos siguen enarbolando las tesis de Marx y Lenin y otros ideólogos de quienes nos asumimos como proletarios. Pero reconocemos la labor ideológica de la propuesta de unidad para la izquierda colombiana con principios, una unidad sin caer en el vulgar pragmatismo, y una unidad que no es sectarismo y con la firmeza en sus postulados de cambio para el país”, subrayó David Flórez.


Agregó que estamos pasando por una difícil batalla ideológica, pues el Establecimiento sigue vendiendo una paz ligera sin transformaciones democráticas con derechos a salud, educación, es decir paz sin justicia social: “En esa medida valoramos la participación del Partido Comunista al interior de Marcha Patriótica y lo consideramos un baluarte con la labor de construcción de teoría de vanguardia para avanzar en la lucha para la paz con cambios reales y el poder”.


El Polo Democrático Alternativo


A juicio de Clara López, al PCC hay que reconocerlo como víctima del sistemático genocidio que acabó con la vida de más de cinco mil militantes por llevar la antorcha de los cambios. “Esa también es una de las muchas razones por las cuales no se da la unidad de la izquierda. Debemos aprender del pasado”, comentó. “Y esa lección es la de saber cómo nos agrupamos para lo que se viene. Hay un proceso de reacción demasiado virulento contra el proceso de paz, que es una reacción anticipada a las fuerzas de cambio que se van a dar cuando se firmen los acuerdos de La Habana. Esos acuerdos y esas firmas no deben agarrar a la izquierda colombiana desunida”, afirmó la excandidata presidencial de la izquierda.


Clara López destacó la alianza Polo-UP para la candidatura presidencial pasada y señaló lo importante en términos políticos que generó y la movilización de las regiones en torno al voto de las dos mujeres de la izquierda. “Y con esa experiencia vamos a conformar la nueva mayoría e imponer en Colombia la democracia, la paz y los profundos cambios que hagan sostenible la reconciliación entre todos”, dijo.


Clamor por la paz


Por su parte, el defensor de derechos humanos y delegado del movimiento Clamor Por la Paz, Luis Guillermo Pérez, saludó la Conferencia Nacional y acentuó la importancia del PCC en la lucha política del país. “Desde hace más de un año venimos impulsando el Clamor Social por la Paz, con un esfuerzo de unidad y de superar las diferencias para empoderar a la ciudadanía de la paz, de agrupar al pueblo colombiano en los acuerdos de La Habana y respaldar los diálogos con la guerrilla del ELN y el EPL”. Pérez dijo que para llegar a esos acuerdos se debe mantener el diálogo bajo el marco del cese de fuego bilateral “porque es muy fácil hablar de la guerra cuando no son sus hijos los que derraman la sangre”.


La Coalición de Organizaciones Sociales de Colombia (Comosoc) hizo parte de los saludos iniciales. Ómar Fernández fue su vocero en el debate comunista indicando que la paz y la unidad de la izquierda es fundamental, pero también la importancia de leer las realidades y entender cómo el cambiante capitalismo no es el mismo de hace décadas, pero cómo el campo popular y la resistencia tampoco, y que van haciendo historia, desafiando cada momento de la política nacional como lo fue hace meses el paro agrario.


“Hay que encontrar lo caminos de hoy en la política y esos caminos no están recorridos y requieren de flexibilidad y de generosidad. Los invito a llenarse de generosidad para extender puentes de unidad con muchos sectores sociales que, como ustedes, quieren erigir un cambio profundo en el país”.


Mesa Ecuménica


La mesa ecuménica por la paz es un escenario de distintas expresiones religiosas, entre ellas las católicas y las evangélicas que se convocan a la causa de los pobres y por la construcción de poder. Henry Ramírez fue su representante en la Conferencia comunista y evocó el significado del trabajo mancomunado en los territorios por la paz, por la defensa de la tierra y por el buen vivir de las comunidades en todas las regiones de Colombia:


“La unión que hacemos en los pueblos, en las cañadas, en las barriadas lejanas del país entre los comunistas y la Iglesia y las organizaciones sociales es la unidad que necesitamos rescatar aquí”, afirmó el sacerdote, quien agregó: “Hoy tenemos que dejar de lado los protagonistas y dejar camisetas y las banderas que hoy nos divide; no nos permite sentarnos a construir una plataforma política agraria y popular que permita encontrarnos a todos sin diferencia de sectores religiosos o políticos”.


El sindicalismo


El dirigente sindical Tarsicio Rivera manifestó el compromiso de buscar ganar muchas batallas de la lucha política por el poder con los trabajadores, pero con una herramienta fundamental: la unidad. “Creemos que las banderas de la paz con justicia social, la defensa de la soberanía nacional, pero también la soberanía popular son elementos clave para ese proceso de unidad. Después de conocer la naturaleza del actual Congreso de la República y de la reelección de Juan Manuel Santos, nos corresponde, desde el campo popular, reactivar la movilización. Ejemplo de ello es la Cumbre Agraria, la MANE y el movimiento por la defensa de los derechos de la salud, las luchas barriales y el modesto aporte sindical, demuestran que hay un momento de ascenso en la movilización”.


Tarsicio enalteció la presencia del secretario general del PCC, Jaime Caycedo, en el reciente congreso de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), realizado en Santa Marta, pues allí impulsó un espíritu unitario para el sindicalismo y alentó a los delegados de esa central sindical, la más grande del país, asumir la lucha por la paz, los cambios y la convergencia política con el protagonismo de los trabajadores.


Por su parte, el dirigente Víctor Matiz, miembro de la dirección ejecutiva de la Unión Patriótica, señaló el propició ambiente en el que transcurrió la Conferencia Ideológica y resaltó la importante presencia de todas las fuerzas políticas agrupadas en la izquierda saludando el debate comunista. Para el dirigente upeísta, el panorama es cada vez más claro para agrupar la unidad como el camino a transitar.


Redepaz


Redepaz, la red de iniciativas por la paz, se hizo presente con la intervención de uno de los académicos más destacados en estos temas: Luis Sandoval. Para él, los comunistas son leales al pueblo colombiano y su lucha por hacer un país diferente. Y eso anima, dice, a que en esta coyuntura sea el momento de darle un giro a la paz que ofrece Juan Manuel Santos, “y ensayar de nuevo, insistir otra vez, para acertar en la conformación de un gran frente social y político nuevo que agrupe toda la fuerza necesaria para construir el escenario posterior a la firma de los acuerdos y el contenido de la paz”.


Con las palabras del secretario general Jaime Caycedo se dio por instalada oficialmente la Conferencia, como un escenario de debate ideológico para toda la izquierda: “Debemos pensar en los cambios que se avecinan en la política nacional, pues esos cambios son para todas las fuerzas políticas”, dijo Caycedo, reafirmando las tesis que sustentaron la discusión del XXI Congreso del Partido Comunista en el año 2012.


La segunda jornada


La segunda jornada fue encabezada por un saludo de la excandidata presidencial por la Unión Patriótica Aída Avella, quien acompañó buena parte de las discusiones y reiteró la importancia de trazar la línea política de los comunistas en un momento de agitación y perturbación al proceso de paz de La Habana que resulta ser estratégico para los intereses de cambio del pueblo colombiano. “Con la unidad se pueden hacer cosas más importantes de aquellas que se han podido hacer hasta ahora”, subrayó Aída Avella.


Antes de iniciar las comisiones de discusión, se presentó un saludo de la Delegación de las FARC-EP a la Conferencia, entregando un balance de los puntos acordados por esa guerrilla en la mesa de diálogo y los temas que aún se encuentran en el congelador pendientes por discutir.


En las cinco mesas de discusión se presentaron ponencias y se debatieron las líneas de trabajo del PCC en lo inmediato y en el largo plazo. La crisis del capitalismo, la formación socioeconómica y el poder constituyente, los retos de la izquierda colombiana y el Partido en el movimiento de masas fueron los temas auscultados por los comunistas que dieron un debate de altura ante el diagnóstico político.


Semanario Voz

No hay comentarios:

Publicar un comentario