jueves, 6 de febrero de 2014

"Vivimos la antidemocracia": Jaime Caycedo

Jaime Caycedo cabeza de lista de la Unión Patriótica a la Cámara de Representantes de Bogotá. Foto: Juan José Horta Soto - PUBLIMETRO
El cabeza de lista de la Unión Patriótica a la Cámara de Representantes de Bogotá habló con PUBLIMETRO sobre las amenazas al partido, su candidatura y los cambios que espera promover en la ciudad.



¿Cuáles son los programas que quiere promover desde la Cámara de Representantes?


Principalmente nosotros tenemos un compromiso con el tema de la paz, debe ser una paz que implique democratizar el país, hacer posible la intervención colectiva en la construcción de la misma y no simplemente firmar un acuerdo.


Es claro que el compromiso es la paz, pero ¿cuáles son los proyectos puntuales en otros aspectos?


Primero tenemos un compromiso con la erradicación del hambre, la aprobación de la reforma agraria integral que democratice la tierra y el uso del suelo y del territorio. Asimismo queremos velar por la defensa de los campesinos.


En ese sentido, ¿cuál es la perspectiva que tiene de los campesinos actualmente?


El campesino está golpeado y desarticulado en Colombia, está muy diferenciado socialmente, hay mucho obrero agrícola y hay muchos desplazados por la guerra. Por eso la reforma agraria debe organizar el campesinado, reagrupar y reorganizar para darles capacidad de decisión sobre el uso del suelo. El Estado tiene entonces que colocarse del lado de los campesinos y no del gran capital transnacional.


Y en el caso de Bogotá...


Es importante desarrollar, en el tema urbano, la idea de una ciudad democrática; es decir, un modelo de ciudad que permita la mayor equidad, vencer la desigualdad que se vive a diario. El norte y el sur en Bogotá, por ejemplo, son dos mundos diferentes. El suelo urbano no puede estar controlado por terratenientes urbanos.


En estos momentos están recibiendo constantes amenazas, ¿cómo piensan responder?


Creemos que el riesgo principal está en las características del Estado colombiano, que no otorga garantías a las otras alternativas, al movimiento social. Lo que necesitamos entonces son garantías de que podemos gobernar sin que nos asesinen. Colombia realmente es una democracia antidemocrática y necesitamos cambiar radicalmente ese criterio.


Usted fue víctima de la persecución que tuvo la Unión Patriótica, ¿por qué entonces regresar a la política?


Esa es la realidad del país, la justicia reconoció que la UP fue víctima de un exterminio y que el Estado tuvo responsabilidad en ello. Pero ahora estamos en otro contexto, hay un dialogo de paz en La Habana, estamos luchando por que salga de allí una opción nueva, por la vía política y no solo de la guerra. Entonces a todo riesgo estamos asumiendo batalla.


¿Ha comprado películas pirata?


Sí, en la Universidad Nacional (de donde soy egresado) se consigue lo que quiera. Realmente he conseguido cosas que no se encuentran normalmente en las tiendas legales.


¿Qué le ha quedado grande?


Quisiéramos cambiar este país y la cosa no ha sido tan fácil, vamos a tener que dejarles a nuestros hijos y a nuestros nietos una tarea bien grande y seria, pero mientras tengamos vida estaremos luchando por el cambio.


¿Le parece mucho, poco o apenas el sueldo de los congresistas?


Creo que no tendría que ser tanto. En Suiza, el secretario general del Trabajo era un obrero que conducía un bus, salía de las sesiones y manejaba su bus después del trabajo. No debería haber diferencias entre el salario del conductor y el diputado. Es una filosofía nuestra como marxistas, no tiene que haber diferencias entre ciudadanos. Todos debemos ser iguales.


¿Qué piensa del alcalde Gustavo Petro?


Ha sido contradictorio. Fue elegido por una mayoría, pero en el curso de su administración alrededor del tema de las basuras hubo improvisación y falta de habilidad para conjugar el cambio, pero creo que el alcalde hizo lo que podía hacer y convertir eso en un delito me parece atropellado.


¿Por qué los bogotanos deben votar por usted y no por otro candidato?


Porque representamos una idea de cambio, queremos ser la voz. Podemos batallar mediante la rebeldía para exigir esos derechos que nos han negado.


Foto: Juan José Horta Soto/PUBLIMETRO






No hay comentarios:

Publicar un comentario