jueves, 27 de febrero de 2014

Deplorable situación de los presos encontraron Gloria Inés Ramírez y Jaime Caycedo

De izquierda a derecha Miguel A. Caro, Jaime Caycedo, Gloria Ramírez y Teresa Martínez a la salida de La Picota.
Por Camilo Raigozo. Notimundo

Este 26 de febrero la senadora Gloria Inés Ramírez en compañía del candidato de la Unión Patriótica a la Cámara de Representantes, Jaime Caycedo, así como de Teresa Martínez y Miguel Antonio Caro, visitó el interior de la cárcel Eron Picota en Bogotá y lo que encontró fue “deplorable y aterrador”.


“Constatamos que a pesar de las reformas al Inpec el hacinamiento continúa con cifras asombrosas. Por ejemplo en el pabellón 1 de La Picota, el cual tiene una capacidad máxima para 887 presos, hoy hay allí 4.506 personas privadas de la libertad.


“Es decir que hay un hacinamiento superior al 419 por ciento. Y así otros pabellones. Algo absolutamente inhumano que viola astronómicamente los más elementales derechos humanos”, expresó la senadora con visible indignación.


Ramírez denunció que encontraron a varios prisioneros con enfermedades terminales, quienes a pesar de que poseen desde hace un buen tiempo el concepto de Medicina Legal para ser beneficiados con cárcel domiciliaria, este beneficio todavía no se ejecuta por la lentitud de los jueces.


“Comprobamos una vez más la negligencia suprema de la EPS Caprecom. Hay muchos internos en condiciones graves de salud que desde hace uno o dos años tienen órdenes de tratamiento médico urgente sin que hasta el momento hayan sido atendidos”, dijo Ramírez Ríos.


La legisladora también expresó que para esta visita le había solicitado a Caprecom la lista de los enfermos terminales, pero no fue posible obtenerla porque no la tenían, lo cual es muy grave porque se demuestra que no hay el mínimo control de la salubridad en las cárceles.


“Lo que hace Caprecom es mandar un equipo de médicos y personal cuando hay una inspección de control ocular, para mostrar que si están atendiendo, pero tan pronto termina la inspección, también termina la visita médica a las cárceles por parte de la EPS”.


Igualmente hay prisioneros con enfermedades como la diabetes y otras que requieren una dieta alimenticia especial, pero llevan esperando varios años para ser remitidos al nutricionista.


La congresista citó otro ejemplo de la saña y la venganza del régimen y del Inpec, quienes infringen gravemente con estos hechos el Derecho Internacional Humanitario, contra los prisioneros de guerra y políticos.


Es el caso de Wilson Jerez, de 20 años de edad, quién está cuadrapléjico. A pesar de que dese hace tiempo Jerez tiene concepto favorable de Medicina Legal para ser beneficiario con cárcel domiciliaria, el Inpec le ha negado sistemáticamente ese derecho por ser un prisionero de guerra de la subversión.


“Este caso es una infamia y una gran tragedia porque no existe la menor sensibilidad de parte de los jueces para cumplir la nueva ley de reforma al sistema carcelario y penitenciario del país”, dijo la legisladora


Otro de los graves problemas que aquejan a los prisioneros es la falta de abogados defensores. No tienen juristas para que los defienda de las arbitrariedades del régimen en cabeza del Inpec.


Hay por ejemplo más de 300 casos de peticiones de libertad porque tienen ese derecho, pero no tienen abogados que las tramiten. Solo hay cuatro abogados para tantos casos en los que se necesitan por lo menos otros 15 juristas.


Los cuatro visitantes en cabeza de Gloria Inés Ramírez se reunieron con David Ravelo, Huber Ballesteros y Francisco Toloza, prisioneros políticos víctimas de la persecución del régimen criminal y violento que padece Colombia.


Encontraron que el dirigente campesino Huber Ballesteros tiene problemas graves de diabetes pero no ha sido posible que el Inpec y mucho menos por Caprecom le presten atención médica adecuada, por lo que el Estado es responsable de lo que pueda pasar con la salud de la víctima.


Los prisioneros   de las cárceles piden urgentemente que se trabaje por el Movimiento Amplio Carcelario y la Mesa de Diálogo de las Cárceles para que su voz sea escuchada y por la defensa de los derechos la población carcelaria.







No hay comentarios:

Publicar un comentario