lunes, 27 de enero de 2014

Partido Comunista denuncia agresión contra sus miembros


El celador de la sede del Partido Comunista en Bogotá fue torturado durante varias horas en una estación de policía. Los agentes, según dijeron, lo golpearon por razones políticas. La policía está investigando no sólo a los agentes denunciados por anticomunistas, sino un lugar conocido como el pulguero, que parece estar dedicado a torturas dentro de la estación policial de Puente Aranda.


“Me da un puño uno en el estómago y en los testículos. Quedo prácticamente privado de esos golpes”. Así, Omar Bustos, el celador de la sede del Partido Comunista en Bogotá, contó como miembros de la policía lo torturaron física y psicológicamente en las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata -Uri- de Puente Aranda.


El pasado lunes, como lo muestra el video de seguridad, tres policías -entre ellos una mujer- detuvieron al celador en horas de la madrugada porque al parecer portaba un arma sin salvoconducto.


Bustos, quien pertenece a la Unión Patriótica, dijo que los policías que lo detuvieron lo llevaron a la URI y que allí lo entregaron a otros policías que lo metieron a un cuarto que llamaban “el pulguero”, donde lo golpearon e insultaron por su militancia política.


Pero las agresiones no pararon ahí. Según Bustos, fue torturado por segunda vez en la misma URI y por otros policías, cuando sus abogados lograron la boleta de libertad.


La Policía de Bogotá aseguró que ya conoce el caso.


El Partido Comunista dijo que no se trató de un hecho aislado, y que no ven “garantías en esta campaña electoral”


El Partido asegura además que demandó a la policía por allanamiento ilegal a las instalaciones de la sede, pero las autoridades dicen que entraron con permiso del celador, al que después habían golpeado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario