domingo, 27 de octubre de 2013

Dirigente de toda una vida

Jaime Caycedo Turriago candidato a la Cámara de Re­pre­sentantes por el Partido Comunista Colombiano
Redacción Bogotá

Jaime Caycedo Turriago candidato a la Cámara de Re­pre­sentantes por el Partido Comunista Colombiano en la actual coyuntura, acompaña la tarea de buscar los acuerdos unitarios para lograr un espacio en el Senado para la candidatura de Carlos Lozano Guillén. VOZ habló con él, indagando sobre su vida desde que era muy joven en la Juventud Comunista:



Nació en Cali, ciudad de origen de familia paterna. Sus padres se conocieron siendo estudiantes de arquitectura, en la joven y reestructurada Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional en Bogotá. Ambos fallecieron recientemente.


“Siempre me acompañaron en mis ideas y mi lucha. Ingresé a la Juventud Comunista de Colombia, en Cali, a los 14 años. Terminé mis estudios secundarios en Toulouse, en Francia. Milité en la Juventud Comunista francesa y en el Partido Comunista Francés, el aprendizaje del internacionalismo no conoce de dobles militancias. A mi regreso, ingresé a estudiar economía en la Universidad Nacional aunque buscaba algo distinto y lo hallé al crearse la carrera de Antropología en la Nacional de la que soy uno de sus cuatro primeros egresados. Me considero antropólogo de vocación y formación como un compromiso con el estudio y la comprensión del país y la sociedad complejos que nos ha tocado vivir.”, señala Caycedo Turriago.


Fue activista estudiantil desde la extinta Federación Universitaria Nacional, en donde tuvo como compañero y amigo a Camilo Torres. Siempre asimiló la academia al sentido crítico y a la necesidad de estudiar y conocer para actuar y luchar, como el pan de cada día.


“Agradezco a mis maestros y a mis estudiantes el haber encontrado interlocución y luces, como también muchos compañeros y amigos con el valor suficiente para pensar con cabeza propia y arriesgar todos los esfuerzos para actuar en la perspectiva de contribuir a transformar nuestra sociedad”, agrega el antropólogo.


Como profesor sindicalizado en la Asociación Sindical de Profesores Universitarios, ha participado en todas las acciones por la educación pública, en rechazo a su privatización, por la autonomía universitaria, el cogobierno democrático, la gratuidad de la enseñanza, la libertad de cátedra el libre pensamiento. Por eso para Jaime Caycedo la militancia ha sido un asunto de múltiples compromisos, como corresponde según sus propias palabras “a quien quiere cumplir algún papel en el cambio democrático y revolucionario, en favor del pueblo”.


El actual secretario del Partido Comunista Colombiano recuerda que en la época en que era integrante de la Juventud Comunista le correspondió vivir, apoyar y contribuir a la solidaridad con el proceso de la Unidad Popular de Chile. Proceso frustrado por el gran capital transnacional y el fascismo.


“La marcha organizada por la JUCO desde Ibagué culminó el 18 de septiembre de 1974, un año después del derrocamiento del presidente Allende, con una de las más espectaculares manifestaciones en la Plaza de Bolívar”, recuerda con alegría el dirigente comunista.


En 1985 fue designado por la dirección del PCC para integrar la naciente Unión Patriótica. Como integrante de ésta sobrevivió a un grave atentado en agosto de ese mismo año. Sufrió amenazas que le obligaron a refugiarse varios meses en Ecuador. En 1996 fue designado Secretario General del Partido Comunista Colombiano. En 1998, sufrió otro atentado contra su vivienda lo que determinó su salida temporal a México.


Entrado el nuevo milenio, el empeño del Partido por la unidad le lleva a la dirección del Frente Social y Político. En 2004 defiende su doctorado en Ciencias Filosóficas ante el Tribunal de Estado en la Universidad de La Habana. Diez años antes había culminado una Maestría en Análisis Político y Económico y Relaciones Internacionales en la Universidad Externado de Colombia. Pensaba que, terminado el campo socialista y la posibilidad de la cooperación para la formación ideológica tenía la obligación de asumir nuevos compromisos para la educación política en el Partido y en el movimiento popular.


Su experiencia como concejal


Jaime Caycedo es un dirigente que lleva casi toda su vida liderando cientos de luchas sociales y por ello conoce muy bien la situación del país. Como concejal (2008 – 2011) fue testigo de los principales problemas que aquejan a la capital de la República, en este marco fue gestor y promotor del Acuerdo 465 del 10 de febrero de 2011, por el cual se fomentó la participación de las organizaciones campesinas en el impulso de zonas de reserva campesinas y de otras formas de gestión social y ambiental del territorio rural en el Distrito Capital. “En 2007 fui elegido concejal de Bogotá. Fue una experiencia muy útil en la tarea de ahondar una política comunista para la ciudad, tema que veníamos buscando desarrollar desde mediados de la década anterior. Logramos debates importantes en defensa del carácter público de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá en contra de su mayor privatización; hicimos una denuncia pública del crimen de Estado en la persona del compañero Guillermo Rivera Fúquene, entre otros avances”.


Alegre, amante de la música, intérprete de la guitarra, tranquilo en su hablar, respetuoso en sus debates, admirado por los jóvenes del Partido y querido por la Academia, entre otras cosas más, es Jaime Caycedo, candidato a la Cámara de Representantes por el PCC.


Fue hasta 2013 profesor asociado en el Departamento de Antropología, (Facultad de Ciencias Humanas) de la Universidad Nacional de Colombia. Tuvo además la dirección de la Cátedra Jorge Eliécer Gaitán del mismo claustro universitario. Fue coordinador del Observatorio Socio-Cultural de la Mundialización, y hasta hace tres años integrante del Grupo de CLACSO: “Hegemonías y Emancipaciones”.


En la actualidad es miembro del Consejo Científico de la Fondation Gabriel Péri de Francia, integrante del Centro de Estudios e Investigaciones Sociales, CEIS. Integrante del grupo Marx Vive y del Consejo de Redacción de la revista Contexto Latinoamericano.


Ha sido arduo colaborador en las revistas Maguaré, del Departamento de Antropología de la Universidad Nacional, América Libre de Buenos Aires (Argentina), Debates Americanos, de La Habana, en Cuba, Principios de Sao Paulo en Brasil y Revue Nouvelles Fondations en París, Francia.


Caycedo también ha escrito obras como “Paz Democrática y Emancipación: Colombia en la Hora Latinoamericana, “Camilo Torres Restrepo: el compromiso revolucionario, y “Plan Colombia y ALCA: Un Mismo Modelo”, solo por mencionar algunos.


“Nuestra batalla es por la paz con justicia social, por el programa de la movilización social agraria, por la apertura democrática, el derecho a la vida y el derecho de la izquierda a ser gobierno, por un gobierno popular comprometido con las reformas sociales y por la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente. Desde Bogotá reivindicamos la bandera de una ciudad democrática y humanizada en correspondencia con el mandato popular que ponga freno al monopolio del poder por el gran capital inmobiliario y financiero”, concluye el candidato a la Cámara del Partido Comunista.




No hay comentarios:

Publicar un comentario