martes, 20 de agosto de 2013

Situación en Egipto




SITUACIÓN EN EGIPTO


 Consolidado de análisis y noticias desde la izquierda árabe y partidos amigos.



(Resumen de la red Nicaragua_Socialista)












­­

Contenido:

-   PC de Egipto : Entrevista con el camarada Salah Adli, Secretario General del Partido Comunista Egipto por "Nameh Mardom", órgano central del Partido Tudeh de Iran. P. 3
-   Red Voltaire  - Thierry Meyssan : Egipto: ¿apoya usted un golpe militar?. P. 18
-   Red Voltaire  - Thierry Meyssan: ¿La caída de Morsi anuncia el ocaso de la Hermandad Musulmana? . P. 23
-   sin tregua : ¿De que lado estas QUERIDA TELESUR? . P. 27
-   DE TRIBUNA POPULAR - PCV Entrevista a dirigente del Movimiento Nasserista de Egipto - EGIPTO:  Las fuerzas antimperialistas, revolucionarias y obreras en el derrocamiento del fascista Morsi. P. 31
-   PC de Egipto : The Egyptian Communist Party - Morsi's Speech hammers the last Nail in the Coffin of his Regime and his Group. P. 30
-   PC de Egipto : The Egyptian Communist Party - Triumph of the Revolution of the great Egyptian People. P. 34
-   PC de Turquía : CP of Turkey, TKP - The People of Egypt will defeat both the US imperialism and Egyptian capitalists. P. 36
-   Parti Communiste libanais - D. Khaled HADADAH - Secrétaire Général. P. 38
-   PC de Grecia, Comentario de la Oficina de Prensa sobre los acontecimientos en Egipto [Sp., En., Ar.] . P. 39
-   Red Voltaire - Thierry Meyssan : - El mundo sin Qatar. P. 42
-   Tribuna Popular -PCV -Safwan Qods, secretario general del Partido de la Unión Socialista Árabe: Los nasseristas sirios se reorganizan militarmente. P. 45
-   TRIBUNA POPULAR - Por Pierre Khalaf - Fuente
New Orient News (Líbano) : Sublevación árabe contra la Hermandad Musulmana P. 47
Macintosh HD:Users:n:Desktop:Images:PC de Egipto:268.jpg
10 de Julio del 2013

Entrevista con el camarada Salah Adli, Secretario General del Partido Comunista Egipto por "Nameh Mardom", órgano central del Partido Tudeh de Iran

:PC Egypt.jpg
Entrevista con el camarada Salah Adli, Secretario General del Partido comunista de Egipto por "Nameh Mardom", órgano central del Comité Central del Partido Tudeh (comunista) de Irán

06 de julio 2013

Quisiera en primer lugar expresar mi saludo al Partido Tudeh de Irán y mis deseos de éxito en su lucha. También me gustaría saludar el periódico "Nameh Mardom" por la oportunidad de aclarar los grandes acontecimientos históricos que tienen lugar en Egipto.

Q1 - En las recientes declaraciones del Partido comunista de Egipto (03 de julio) Ustedes se han referido al hecho de que el movimiento de protesta de masas se compone de diversas clases y estratos sociales. ¿Cuales eran las clases y las capas sociales de la sociedad egipcia que se movilizaron en la segunda ola de la Revolución del 30 de junio?

Salah Adly: Desde el estallido de la revolución del 25 de enero del 2011, el movimiento de protestacion no se habia disminuido. Las manifestaciones de miliones de personas no se han detenido, el estado revolucionario de las masas estaba siempre allí, bajando de intensidad a veces y estallando en otras ocasiones. Las protestas obreras y las huelgas también se intensificaron. Tras el éxito de Morsi los Hermanos Musulmanes llegaron al poder. Las masas descubrieron su naturaleza autoritaria, su caracter fascista, su preferencia a los intereses de los sectores más reaccionarios y parasitarios del capitalismo, y su incapacidad para dirigir un estado de la envergadura de Egipto. Mas todavia, su traición a los intereses de la patria y su voluntad de actuar como el principal agente para mantener los intereses de Estados Unidos e Israel en la región fueron revelados. Lograron la confianza hacia Gaza y dieron a Estados Unidos e Israel lo que el cliente Mubarak no les había dado. Su proyecto sectario y oscurantista que es hostil a la democracia, a la ciencia, la cultura y la tolerancia, se hizo muy evidente. Más importante aún, las masas descubrieron la mentira de su uso de consignas religiosas para disfrazar sus planes al servicio del proyecto del Gran Medio Oriente y del "caos creativo".

Es por eso, que el número de protestas sociales (huelgas, ocupaciones, manifestaciones y piquetes de huelgas) alcanzó la cifra de 7.400 - según admite el propio Mohamed Morsi – durante el año pasado. La tasa de desempleo alcanzó el 32%, con el record de desempleados en las cualificaciones altas y medias. La deuda externa pasó de 34 billones US$ a 45 billones US$. La deuda interna se incrementó en 365 mil millones de Libras Egipcias durante el reinado de Morsi el año pasado. La proporción de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza aumentó a más del 50% de la población. En resumen, la mayoria de las clases y de los sectores sociales de la sociedad - sus fuerzas politicas liberales, nacionalistas y de izquierda, así como los movimientos de jóvenes, en su mayoría orientados por los nacionalistas y la izquierda, ademas de las principales instituciones del Estado, especialmente el ejército, el poder judicial, los medios de comunicación y la policia - sentían como un grave peligro el mantenimiento en el poder de los Hermanos Musulmanes debido a su intensa búsqueda de monopolizar el poder y excluir cualquiera que no está con ellos, salvo sus aliados entre los grupos terroristas que manipulan la religion como una cubierta.

Incluso amplios sectores de la mediana y grande burguesía Egipcia en los sectores del turismo, la industria, el comercio, la agricultura y de la construccion, se sintieron muy asustados por sus intereses como resultado de la continuidad del reino de los Hermanos Musulmanes quienes crearon una atmosfera de caos, de inseguridad e inestabilidad.

El Movimiento "Tamarrud" (Rebelión) logró recoger mas de 22 millones de firmas para la retirada de la confianza en Morsi y en apoyo de la convocatoria a elecciones presidenciales anticipadas. Todos los partidos, los sindicatos y las organizaciones han participaron en la recogida de firmas, y la campaña se extendió en las calles de las ciudades, en los centros de trabajo, escuelas y universidades, y en las aldeas de todas las provincias de Egipto. La gran importancia de esta campaña es que fue capaz de implicar activamente los ciudadanos Egipcios en el movimiento revolucionario para derrotar el reino de los Hermanos Musulmanes. Tambien restauró el carácter pacifico y democratico de la acción revolucionaria, y ha creado las bases para la negacion y el retiro de la supuesta cobertura sagrada en la legitimidad erronea del sufragio electoral como supuesto único criterio para la legitimidad del sistema democrático. La convocatoria para la recogida de firmas fue acompañada por el llamado a las manifestaciones en todas las plazas principales de Egipto el 30 de junio como prueba principal de la credibilidad de esta campaña y bases fundamentales para la legitimidad revolucionaria de las masas para derrocar a este régimen fascista y contrarestar el proyecto de un estado teocratico.

La respuesta de las masas populares Egipcias era enorme, las mas grandes manifestaciones de la historia de Egipto, e incluso en la historia del mundo, aparecieron. Esto fue comprobado por el índice de "Google Earth". Más de 27 miliones de manifestantes salieron al mismo tiempo en todas las provincias de Egipto, en representación de diversas clases y capas de la sociedad Egipcia. Frente a las protestas que no excedan de 200 mil manifestantes de los Hermanos Musulmanes y sus aliados en una pequeña plaza del Cairo . Por lo tanto, los Egipcios estaban de un lado,  y por el otro lado los Hermanos Musulmanes y sus aliados que estaban aislados. Es la realidad del escenario. Es la realidad sobre la cual toda evaluación de la situación o todo analisis politico cientifico debe estar basado.

Creemos que lo que pasó el 30 de junio es una segunda ola de la revolución Egipcia que es mas potente y más profunda que la primera ola de 2011. Se ha llevado a cabo para corregir la trayectoria de la revolucion y alejarla de las fuerzas de la extrema derecha religiosa quien ha conspirado para acapararse de la revolución y conducir su ola para servir a sus objetivos fascistas y reaccionarios y los complotes del imperialismo mundial.

Q2 – ¿Cual es el nivel de participación de las clases trabajadoras y obreras en estas protestas? ¿Por qué los obreros participan en la batalla con el Islam politico para los derechos democraticos?

Salah Adly: Las consignas básicas de la revolucion de enero eran: pan - libertad - justicia social – dignidad humana. Es una orientación esencial de la revolución nacional democrática. Es producto de un largo periodo historico que se había iniciado a mediados de los años setenta del siglo pasado, con el reino del gran capitalismo dependiente y un ciclo completo de regresión, de atraso y de tiranía. Durante ese período, las fuerzas reaccionarias, en alianza con el imperialismo mundial y la reacción árabe, han actuado para fortalecer un ambiante que permitia el actual Islam político - en especial los Hermanos Musulmanes - para su extensión y asenso. Las fuerzas de la izquierda estaban debilitadas, los obreros estaban desplazados y las grandes empresas industriales eran liquidadas con el fin de asestar un golpe a todas las posibilidades para lograr un desarrollo completo.

De hecho, los trabajadores son participes en la mayoría de las protestas que tomaron envergadura desde el 2006 y participan en todas las manifestaciones populares como una parte del pueblo y no en forma organizada sobre una base de clase. Esto se debe a la ausencia de organizaciones, federaciones y organizaciones sindicales fuertes por causa de un largo legado de la tirania y de la represion del gobierno para controlar las federaciones y las organizaciones sindicales. Es también debido a los grandes cambios en el mapa de clase y a la naturaleza de la composicion de la clase obrera quien se ha constituido en los distintos sectores durante el periodo pasado. Empresas pequeñas y medianas controladas que dependian del sector privado, donde los trabajadores no tenian derecho de formar sindicatos. La clase obrera no surgio de una manera clara como clase en la revolución. Como resultado de la falta de unidad efectiva dentro de las fuerzas de izquierda y su debilidad durante el periodo pasado por muchas razones, que no hay espacio aquí para detallarlo, el movimiento obrero no aparecio de manera eficaz e influyente proporcionalmente al tamaño de su participación y de los grandes sacrificios en la revolución.

Es importante aclararlo, los trabajadores del sector público se dieron cuenta que las prácticas y actitudes de los Hermanos Musulmanes no se diferenciaban de las orientaciones del régimen de Mubarak. Eran mas bien peores. Los Hermanos Musulmanes aplicaron las mismas orientaciones sobre la continuación del programa de privatización y liberalizacion de los precios. No aumentaron el salario mínimo a pesar de que era una de las primeras demandas de la revolución. Se redujeron los impuestos a los especuladores, siguieron con la privatización de los servicios y se negaron a implementar el programa social de la salud. Insistieron en la venta e hipoteca de los bienes de Egipto y de sus instituciones a través del proyecto de "obligaciones islámicas", que se apresuraron a aprobar en el Consejo de la Shura (la cámara alta del parlamento) la cual es controlada por los Hermanos Musulmanes. La situación más peligrosa fue su negativa a aprobar la ley para garantizar la libertad de formar sindicatos, que habían acordado con todas las fuerzas politicas y los sindicatos antes de la revolución. Pusieron nuevamente los hombres de Mubarak al lado de sus hombres en la Unión General de los Trabajadores Egipcios controlada por el gobierno. Esta es la base social y democrática para el bien de la clase obrera y a favor de la revolución contra el dominio de los Hermanos Musulmanes y de las fuerzas del Islam político, además de las otras razones que habiamos mencionado antes.

Cualquier persona que se imagina que los trabajadores se rebelan solamente por cuestiones que tienen un carácter sectario o razones economicas se equivoca. Los trabajadores son más vigilantes respecto a los peligros del proyecto de la ala religiosa de derecha y a sus prácticas de derecha y fascistas en todos los campos, democratico, político, económico, social y nacional.

Q3 - En su declaracion, el Partido comunista de Egipto caracteriza los desarrollos actuales como una revolución.. ¿Cuáles son la naturaleza, las tareas y la reivindicaciones de la revolución?

Salah Adly: Sí, lo que está sucediendo ahora es una revolucion. Para ser preciso, es la segunda gran ola de la revolución de enero 2011, ya que su primera ola fue abortada debido a que fue robada por los Hermanos Musulmanes a pesar del hecho que no participaron en ella, ni la habian pedido ni la hicieron. Es una revolución democrática con una orientación social y patriótica clara. Se continua, y amplios estratos sociales y diversas fuerzas políticas (liberales, nacionalistas y de izquierda) han participado en ella. Con la continuación del fervor revolucionarias, la verdad acerca de las distintas posiciones se ha vuelto más clara, y las intenciones de estas fuerzas y su voluntad de continuar por el camino de la revolucion se revelan.

Las primeras tareas democráticas de la revolución son la promulgación de una nueva constitución civil democratica que confirma los derechos humanos, los derechos de las mujeres y los derechos economicos y sociales de las clases laboriosas, y que nadie puede negar al pueblo el derecho de elegir su sistema político y económico en el futuro de acuerdo a la relacion de fuerzas. Por lo tanto, la tarea de derrocar la sectaria Constitución, reaccionaria y distorsionada, en lugar de su modificación, es una tarea fundamental para las fuerzas democraticas y progresistas por el momento.

Una de las tareas de la revolución democrática es también la libertad para formar organizaciones sindicales, partidos políticos y asociaciones sin injerencia del gobierno, el rechazo a la formación de partidos políticos sobre una base religiosa y sectaria, la plena igualdad entre los hombres y las mujeres en términos de derechos y deberes, la igualdad ante la ley y la criminalización de las formas de discriminación religiosas y otras.

Entre las tareas sociales está la elaboración de un plan de desarrollo social independiente y completo que se basa en el fomento de los sectores productivos, con la necesidad de una distribución equitativa del producto del desarrollo y de la riqueza en beneficio de los pobres y los sectores laboriosos, la satisfacción de las demandas sociales urgentes. Una primera prioridad entre estas demandas es la determinación de un salario mínimo y máximo y su vinculación a los precios, la cancelación de las deudas a los pequeños campesinos, la redistribución de las partidas presupuestarias para incrementar el gasto en salud y educación, la provisión de viviendas para personas de bajos ingresos, aumentar los impuestos a los ricos, recuperar la posesión de las empresas que fueron saqueadas del sector público y la lucha contra la corrupción.

Las tareas nacionales son: oponerse a la dependencia hacia los Estados Unidos, negándose a sucumbir a la hegemonía sionista, que modifica el acuerdo de Camp David, la restauración del papel de Egipto en el ambito árabe, africano, regional y international, y la profundización de las relaciones con los países y los pueblos del Tercer Mundo.

Q4 - ¿Acaso los acontecimientos actuales en Egipto significan el rechazo del Islam politico o sólamente el rechazo de los "Hermanos Musulmanes" por el pueblo Egipcio?

Salah Adly: Los Hermanos Musulmanes son la organización más eficaz e influyente dentro de las fuerzas del Islam politico. Todas las demas organizaciones, incluyendo los grupos Salafistas y Jihadistas, se han aliado a los Hermanos Musulmanes y han marchado con ellos en la última batalla para defender su régimen porque saben que su derrota significaría una derrota mayor para el proyecto islamista sectario quien esta apoyado por la administración norte americana como alternative a los regimenes autoritarios derrotados. Solo el Partido islamista Al-Nour ha sido excluido de la alianza en la ultima batalla debido a consideraciones relacionadas a su asociación con Arabia Saudita. Pero somos conscientes de que es un partido reaccionario y sectario que es hostil a los derechos humanos y a los derechos de las mujeres y las minorías, como otras sectas islámicas. Eso es evidente con su incitación al crimen con el asesinato de los Shiites arrastrando sus cuerpos en el horrible masacre que tuvo lugar en un pueblo el mes pasado.

Creemos que la batalla no ha terminado y que es necesario que sea una batalla política, social y cultural para aplastar su resistencia y cambiar el clima general que se ha expandido durante décadas.

Pero lo que queremos es llamar la atención sobre lo que se produjo en Egipto. No es ahora solamente una confrontación de los Hermanos Musulmanes, y sus aliados en las fuerzas de la derecha religiosa, con las instituciones de la seguridad del Estado. De hecho se han enfrentado a los Egipcios de todas las sectas y de todas las corrientes así como a todas las instituciones del Estado, incluida la del poder judicial, de los medios de comunicación y la cultura. En los barrios de la periferia y los pueblos, los Hermanos Musulmánes estan ahora enfrentados a las masas Egipcias, ya que sin duda han perdido el apoyo de grandes segmentos del pueblo durante los últimos dos años. Pero el Ejercito y la Seguridad tienen un papel importante en la confrontación contra sus milicias terroristas armadas.

En resumen, lo que ha ocurrido, lo hemos visto, es una gran derrota para el proyecto de la derecha religiosa en general, y no solamente para el proyecto de los Hermanos Musulmanes. Esto tendrá repercusiones mayores en la región y el periodo que viene.

Q5: ¿Cuál es su opinión sobre los argumentos que dicen que el derrocamiento de Morsi es antidemocrático porque fue elegido legalmente y que la nueva Constitución fue ratificada en referéndum. ¿Acaso Morsi fue derrocado por el ejército Egipcio?

Salah Adly: Los que han derrocado Morsi son los mas de  22 millones de ciudadanos de Egipcios que firmaron un documento conteniendo sus nombres y firmas, número de identificación (Cedula Nacional de Identificacion) y el nombre de su provincia, escrito a mano, en lugar de a través de Internet. Es un referendum sin precedente que se culminó en las "grandes concentraciones" en las principales plazas con mas de 27 millones de manifestantes el 30 de junio, continuando por cuatro dias consecutivos. Es Morsi quien derrocó la legitimidad cuando emitió su declaración constitucional dictatorial en noviembre del 2011. Es Morsi quien liquido los derechos humanos cuando sus partidarios terroristas habian sitiado la Corte Constitucional, cuando sus milicias torturaron los manifestantes delante del Palacio al-Ittihadyah (el palacio presidencial) como se muestró por las investigaciones llevadas a cabo por la oficina del procurador publico, y cuando sus hombres mataron a manifestantes frente a la sede del Partido de la Justicia (el brazo político de los Hermanos Musulmanes), de conformidad con las órdenes explícitas del líder del grupo y su diputado, a como lo confesaron los mismos matones ante el fiscal publico. Es Morsi quien renegó las promesas que había anunciado el día en que logró a modificar la Constitucion y formar un gobierno de coalición. Él y su grupo habian apoyado la sumision a las condiciones del Fondo Monetario Internacional. Fue él quien declaró también la Jihad contra Syria en la Conferencia de las fuerzas terroristas yihadistas sin consultar previamente con el ejército y con el Consejo de la Defensa Nacional.

Es por eso, que todos los partidos políticos y todas las fuerzas, e incluso el Partido Salafista Al-Nour, quienes se agarraron del barco antes de que se hundiera, han apoyado las elecciones presidenciales anticipadas. Este llamado no es un golpe contra la democracia, surge mas bien del corazón de la democracia popular cuando cualquier presidente traiciona sus promesas al pueblo y su programa de base sobre lo cual el pueblo lo había elegido.

Limitar la causa de la democracia solamente al "escrutinio electoral" es un saqueo completo de la esencia de la democracia y un rechazo explicito del derecho de los pueblos a rebelarse contra sus dirigentes autoritarios y los regimenes fascistas que utilizan la religión para ocultar su naturaleza reaccionaria y su orientación de la ala derecha capitalista.

La defensa de Morsi por los Estados Unidos y los Estados capitalistas occidentales y la interpretación de la cuestion de solamente como un “golpe de Estado militar” contra la "legitimidad constitucional" es una posición formal que esconde el hecho de que el mundo del imperialismo está aterrorizada por las revoluciones populares y su capacidad de transcender los limites estrechos de la democracia burguesía que representa, en esencia, la forma óptima para satisfacer los intereses de los grandes empresarios y de los monopolios y sus agentes locales con el afán de controlar el porvenir de los pueblos de los países del Tercer-Mundo.

Lo que ha sucedido no es, en ningun caso, un golpe de Estado militar, sino mas bien un golpe revolucionario del pueblo Egipcio para liberarse del reino fascista. Lo que el Ejército ha hecho responde a la voluntad de los pobladores para protegerlos de los complotes de los Hermanos Musulmanes y de sus aliados terroristas armados que quieren encender conflictos sectarios y guerras civiles, dividir el ejército Egipcio y destruir las instituciones del Estado Egipcio para servir los intereses del imperialismo y del sionismo en la región.

¿Qué tipo de golpe de Estado militar es cuando decenas de millones de personas estan en las calles?!
¿Qué tipo de golpe de Estado es cuando el dirigente de la Corte Constitucional ya asumió el poder, que es lo que fue solicitado por el Frente de Salvación Nacional, que incluye a todas las fuerzas de oposición con sus diversas orientaciones y el movimiento juvenil "Tamarrud" (Rebelión), respaldado por las masas Egipcias ??!!
¿Qué tipo de golpe de Estado militar es cuando un gobierno integrado por civiles nacionales calificados por el pueblo sera formado y que tendrá los plenos poderes durante un periodo de transición no superior a un año y que concluira con la promulgación de una constitución civil democratica, elecciones presidenciales y parlamentarias que cada uno espera con entusiasmo??
¿Qué tipo de golpe de Estado militar es cuando se permite el derecho a las protestas pacificas incluso de sus oponentes y no imponer el Estado de emergencia??
La declaración de Al-Sisi, el Jefe del ejército Egipcio, quien presentaba la hoja de ruta para la etapa de transición, fue anunciada solamente después de un diálogo y el consenso de los representantes del pueblo Egipcio, incluyendo el movimiento de los jóvenes de la "Tamarrud" (Rebelión), el Representante del Frente de Salvación, el Jeque del Al-Azhar, el Pope Copto y una representante de las mujeres. El pueblo Egipcio ha celebrado en las plazas principales, en los barrios y las aldeas esta grande victoria para los Egipcios y con el Ejército Nacional quien les aprobaba.

Deberiamos, como lo enseña el Marxismo, proceder a partir de la realidad concreta y no encerrarnos en nuestra vision de ideas predeterminadas y formulas todas listas. ¿Acaso no es notable que los medios de comunicación occidentales se hacen la vista gorda a todo esto, se niegan a ver la realidad e insisten que era un golpe de Estado militar???!!!

Sin embargo, nos apegamos mucho a la necesidad de estar en alerta y estar atentos al curso de la próxima fase para garantizar que el papel militar en esta etapa sea limitado a la protección del pueblo y la Seguridad nacional de Egipto y que este apegado a las promesas de no interferir directamente en los asuntos políticos, y la necesidad para el pueblo a permanecer en las plazas para garantizar el  cumplimiento de sus reivindicaciones en la fase de transición.

Q6 - ¿Cuál es su evaluación de la posición de los Estados Unidos en relacion a los desarrollos en Egipto?

Salah Adly : EE.UU. fue tomado de sorpresa por la revolucion de enero de 2011, pero se había estado preparando para los escenarios de cambio en Egipto desde antes que cuando sienten que el régimen de Mubarak había envejecido. Así que intervinieron inmediatamente después que fue derrocado para crear una alianza entre el antiguo Consejo Militar y los Hermanos Musulmanes para asentar el camino hacia la toma del poder por los Hermanos Musulmanes después de que se comprometieron a velar por los intereses de los Estados Unidos, garantizando la seguridad de Israel y continuando la política económica neoliberal que está en contra de los intereses de las masas populares.

Pero los Estados Unidos descubrieron después de un momento la amplitud de la incapacidad de los Hermanos Musulmanes para ejecutar los asuntos de gobierno, su falta de competencia hacia el pueblo y su insistencia por una alianza con los grupos yihadistas en lugar de una alianza con las fuerzas liberales y la unificación de los diversos sectores de la clase de los grandes capitalistas en un sistema estable basado sobre una transferencia de poder que gira en la órbita de esta clase y que asegura los intereses de los norte americanos. Estados Unidos, estaban al mismo tiempo también, atentos en asegurar los intereses y los privilegios de la institución militar con el objetivo de garantizar su lealtad.

Pero Estados Unidos fueron asustados por la continuación de la situación revolucionaria en Egipto, la progresión de la escala de las protestas y la escalada del rechazo popular hacia el reino de los Hermanos Musulmanes. Es por esa razón que ejercieron una presión sobre los Hermanos Musulmanes para llevar a cabo reformas, y ejercieron tambien presión sobre las fuerzas de la oposición liberal, especialmente sobre aquellos que representan los intereses del gran capital en el Partido Wafd, del Partido de los Egipcios libres y del Partido de la Constitución para acelerar la ida a elecciones parlamentarias, poner fin a su alianza con las fuerzas de la izquierda y rechazar las orientaciones de izquierda de los movimientos de la juventud que creen que los objetivos de la revolución y el desarraigo del régimen de los Hermanos Musulmanes sólo pueden lograrse con una grande revolución popular contra ellos y el boycot de las elecciones.

Cuando el "Tamarrud" (Rebelión) y sus geniales ideas para retirar la legitimidad a Morsi tuvieron éxito, puso cada uno en un dilemna cuando los amplios sectores del pueblo y las fuerzas políticas respondieron a su llamado. Esto puso fin a la indecisión de todos los partidos y de todas las fuerzas. Se agruparon todos detrás de la opción popular para el derrocamiento de Morsi, lo que condujo a las elecciones presidenciales anticipadas. Esta demanda se intensificó para llamar al derrocamiento del régimen de los Hermanos Musulmanes, para cambiar la Constitución y corregir el curso de la revolución a través de una nueva legitimidad revolucionaria y una nueva fase de transición sobre una base correcta.

Los Hermanos Musulmanes, los estadounidenses, el Ejército, e incluso las fuerzas de la oposición politica no habian imaginado que la respuesta de la gente sea de esta potente envergadura que obligó cada uno a aplicar la voluntad del pueblo.

Sabemos que los Estados Unidos ejercieron presión de manera flagrante sobre los dirigentes del Ejército y las fuerzas politicas liberales no por derrocar a Morsi sino solamente para presentar grandes reformas. Pero ya era demasiado tarde y cada uno se dio cuenta de que la gente habia hablado y que la alternativa sería la escalada hacia la guerra civil, la escalada hacia el terrorismo y el conflicto sectario, y la puerta abierta a la intervención extranjera.

La llegada a este punto critico ha conducido al derrocamiento de Morsi y a la intervención del ejército de una manera que sirve los objetivos de la revolución en esta etapa. Lo que es admirable es que ese es la primera vez que el ejército Egipcio ha desobeido las órdenes de EE.UU porque se ha dado cuenta de la naturaleza de los grandes peligros que atormentaban a la patria, si se negaba a apoyar la revolución.

Las fuerzas nacionales y democráticas han comprendido que los dirigentes del Ejército tienen intereses y privilegios que quieren preservar, y ellos también quieren tener un papel en el poder sin injerencia política directa. Creemos que esto tiene que ser tomado en cuenta en esta etapa haciendo énfasis sobre la corrección de las cosas gradualmente en la proxima fase.

Estamos en la espera que los Estados Unidos, en el período crítico que sigue, fomentarán los complotes para iniciar la sedición y el conflicto y para alentar a estos grupos para atizar el caos con el fin de lograr los esquemas del "cao creativo", esquemas para transformar a Egipto en otro Irak. Esto es lo que ha pasado y que fue revelado en el complote del viernes 5 de julio. Este complote ha sido llamado por la juventud "La tripartita, EE.UU. – Israêl – los Hermanos Musulmanes, Agresión" contra el pueblo de Egipto. El plan tenía como objetivo abortar la revolución, reinstalar Morsi, expandiendo el caos y el terror a traves de las manifestaciones que ocuparian las plazas liberadas  mediante el empleo de las armas y el terrorismo, el lanzamiento de una campaña de rumores y una guerra de disinformación que sería sin precedente en Egipto con el fin de crear divisiones entre el pueblo y el ejército y dentro de los militares mismos, y conspirar con los grupos jihadistas en el Sinaí para declararlo zona liberada en colusión con Israël y los grupos islámicos de Gaza.

Egipto vivió horas críticas después del discurso del terrorismo y de la intimidación pronunciado por el dirigente del grupo fascista, los Hermanos Musulmanes, a sus seguidores de la plaza Rabi'a al-Adawiyya en Nasr City, en El Cairo. Esa fue la señal para el arranque de esta grande conspiración con el fin de girarse contra la voluntad popular. CNN así como el servicio árabe de la BBC  de los canales de TV desempeñaron un papel peligroso en este complot. Pero el pueblo y el ejercito estaban a la altura para frustrar este complot y el papel vergonzoso de EE.UU y de los Hermanos Musulmanes para traicionar el pueblo y la patria fueron expuestos. Este fue un duro golpe para los planes de los Estados Unidos y el imperialismo en la región. El triunfo de la revolución y de la voluntad popular fueron reafirmados sobre las fuerzas de la contrarrevolución.

Q7 - ¿Cuál es vuestra evaluación sobre el nuevo presidente designado, Adly Mansour, y lo que debe hacer de inmediato?

Salah Adly : Él es un juez que es bien conocido por su integridad y competencia, que no había ejercido ningun cargo político o adoptado ciertos prejuicios. El discurso que pronunció después que prestó juramento y tomó posesión de su cargo como presidente para el período transitorio fue un discurso bueno y positivo. Subrayó en que era "solo el pueblo" quien lo había designado, y que los poderes que le han sido confiados son honoríficos, pero que la autoridad real reside en el primer ministro quien escogera por el consenso de las fuerzas nacionales y los jóvenes, y que será encargado de la implementación de las tareas aceptadas por las fuerzas nacionales, democráticas y sociales. Una prioridad mayor del gobierno sería de parar el hundimiento de la economíá, aplicar las demandas  urgentes de los sectores trabajadores y dar la seguridad.

Vemos la necesidad de continuar la presión popular en las plazas, que fue confirmada por la declaración presentada por Al-Sisi, de proteger el derecho a la manifestación pacifica. Esto para asegurar que el ejercito no intervendrá salvo en los limites aceptados para asegurar el éxito de esta etapa de transición difícil.

Q8 - ¿Cuáles son los principales retos de su partido, particularmente en relación a las otras fuerzas políticas y para la creación de una alianza unida?

Salah Adly: El principal reto es la necesidad de unir las fuerzas de la izquierda en primer lugar para enfrentar las enormes tareas a las cuales hacemos frente en esta etapa. Las más importantes son:

1) Asegurar el cumplimiento de los objetivos y las tareas de la fase de transición.

2) Cumplir con el consenso por un candidato unico de las fuerzas nacionales y democraticas en la batalla de las elecciones presidenciales.

3) Formar un frente de las fuerzas de izquierda, Nasseritas, movimientos juveniles y organizaciones sindicales ; preparar listas conjuntas para la batalla de las próximas elecciones parlamentarias y locales ; ejercer una presión para garantizar que no haya retroceso en la corrección de la marcha de la revolución en la fase de transición.

4) Tratar de completar y desarrollar la estructura del partido, a renovar el partido con sangre nueva, y a desarrollar su programa de manera en que podamos hacer frente a los grandes desafíos a los cuales estamos enfrentados.



https://www.facebook.com/notes/الحزب-الشيوعى-المصرى-communist-party-of-egypt/interview-with-comrade-salah-adli-general-secretary-of-the-egyptian-communist-pa/502665953138957



________________________
3 شارع البطل احمد عبد العزيز متفرع من صبرى ابو علم وسط البلد بجوار محطة مترو محمد نجيب
تليفون :23921315


===================
Egipto: ¿apoya usted un golpe militar?

por Thierry Meyssan

Thierry Meyssan responde a un grupo de lectores sorprendidos por su análisis sobre el golpe de Estado militar en Egipto. Para este analista francés, el golpe no puso fin a la democracia sino a la confiscación del poder por una secta de golpistas, la Hermandad Musulmana. Y por lo tanto es una acción legítima, respaldada incluso por todos los demás partidos políticos y los jefes religiosos antes de que fuese celebrada en las calles. El problema no reside en la intervención del ejército sino en su capacidad futura para seguir la hoja de ruta hacia la democracia que negoció previamente con los líderes políticos y religiosos.
RED VOLTAIRE | 8 DE JULIO DE 2013 


El general al-Sissi anuncia la destitución del presidente Morsi.
La publicación, ayer en la prensa escrita y hoy [lunes 8 de julio] en nuestro sitio de internet, de mi crónica de política internacional sobre la crisis egipcia [1] dejó a algunos de mis lectores con ganas de saber más. Algunos me han escrito preguntándome: «¿Cómo puede usted apoyar un golpe de Estado militar contra un presidente democráticamente electo?»
Pero, ¿dónde han visto que este presidente constitucional fue «democráticamente electo» ni que se haya comportado de «manera democrática»?
La elección presidencial realizada en Egipto los días 17 y 18 de junio de 2012 se caracterizó por un nivel record de abstención que se elevó al 65% de los electores registrados, teniendo en cuenta que los 2 millones de egipcios que se hallan en las filas del ejército no tienen derecho al voto. Eso quiere decir que Mohamed Morsi obtuvo menos de 12 millones de votos, cuando la población egipcia en edad de votar se eleva a 70 millones de personas (incluyendo a los militares), o sea un 17% de los egipcios adultos. Luego de 80 años de intentonas golpistas y de actos de terrorismo perpetrados –en Egipto y en otros países– por la Hermandad Musulmana, era la primera vez que un miembro de esa secta llegaba legalmente al poder.
Cierto es que la Constitución no establece un mínimo de participación que determine la validez de la elección, lo cual explica el hecho que esa consulta no haya sido cuestionada de inmediato. Pero no es menos cierto que para ser «democrático» el presidente tiene que mostrar mucho más talento para consultar y unir a la ciudadanía. El hecho es que tenía que haber convencido a sus conciudadanos de era el presidente de todos los egipcios y no el presidente de los 12 millones que votaron por él.
Pero lo que sucedió fue exactamente lo contrario. Mohamed Morsi, simple correa de transmisión de la Hermandad Musulmana, se apresuró a introducir miembros de la cofradía en todos los sectores de la administración, llegando incluso a nombrar gobernador de Luxor al jefe del comando que masacró allí a más de 60 personas en 1997. Y emprendió también una oleada de privatizaciones que incluía la venta del Canal de Suez, símbolo de la independencia nacional desde la victoria de Gamal Abdel Nasser sobre la coalición imperialista franco-anglo-israelí. Ante la oposición de la ciudadanía, el presidente Morsi toleró el desarrollo de un ficticio movimiento de independencia del Canal, movimiento enteramente financiado por Qatar, que era precisamente el «candidato con más posibilidades» para la compra del Canal.
En vez de buscar un compromiso con el ejército –que trataba de no caer bajo el control de los civiles– y con el Pueblo –que ya había boicoteado su elección–, el presidente Morsi se presentó como el representante de una secta al servicio de intereses extranjeros. En primer lugar, por supuesto, de los intereses de Qatar –que desembolsó en un solo año 8 000 millones de dólares para socorrerlo. Venían después los intereses de Turquía –que le garantizó la comunicación política. Y no podían faltar los intereses de los anglosajones, o sea los intereses de Estados Unidos, del Reino Unido y de Israel.
Si el Pueblo reaccionó ante el carácter sectario y antinacional de la Hermandad Musulmana, el ejército se pronunció por su parte sobre las consecuencias de esa política en el plano militar. Desde el 15 de junio de 2013, la Hermandad Musulmana había modificado su discurso para calificar de «infieles» tanto a los partidarios de Bachar al-Assad como a los egipcios chiitas o cristianos, o sea cerca del 15% de la población. Con esa actitud, la Hermandad Musulmana estaba llevando el país hacia la guerra civil.
En una conferencia de prensa organizada ese mismo día, el presidente Mohamed Morsi, cuyo cargo no le confería autoridad alguna sobre las fuerzas armadas, llamó a estas a emprender la «Yihad» contra «los infieles de Damasco».
Es importante recordar que Egipto y Siria se unieron, desde 1958 y hasta 1961, en un Estado único, la República Árabe Unida. Aunque ese intento de unión duró sólo 3 años, los lazos entre Egipto y Siria siguen siendo particularmente estrechos.
De inmediato, al día siguiente de ese llamado, el jefe del Estado Mayor Interarmas, general Abdel Fatah al-Sissi, opone a Morsi una rotunda negativa, recordándole que la función de las fuerzas armadas no es irse a librar una «guerra santa» en otros países musulmanes sino garantizar la defensa del país dentro de sus propias fronteras.
A partir de ese momento, el ejército permitió el desarrollo del movimiento Tamarod («La rebelión»), que en unos pocos días reunió 15 millones de firmas contra el presidente Morsi y preparó la destitución del presidente.
La proposición presidencial de entrar en guerra contra Siria debe ser interpretada como un intento de rellenar la brecha turca, ya que Ankara se ha retirado parcialmente del conflicto desde principios de mayo. La Hermandad Musulmana decidió entonces que el Hermano Morsi debía relevar al Hermano Erdogan.
Cuando las manifestaciones contra Morsi alcanzaron un punto crítico, muy superior al número de votos que Morsi había obtenido en las elecciones ya que se habla de 17 millones de manifestantes, se produjo la intervención del ejército para destituir al presidente. El general al-Sissi se entrevistó primero con el secretario de Defensa estadounidense, para asegurarse de que Estados Unidos no trataría de hacer algo para respaldar al presidente –no hay que olvidar que Morsi tiene la ciudadanía estadounidense, además de ser un agente del Pentágono (incluso dispone de una autorización de acceso a información militar clasificada).
El general al-Sissi parece haber recibido garantías de que la iniciativa anti-siria del presidente era cosa de la Hermandad Musulmana y no de Washington. Por prudencia, esperó hasta las 22 horas del 3 de julio (hora del Cairo) para anunciar la decisión del ejército. ¿Por qué? Porque a esa hora ya estaban cerradas las oficinas en Washington y el 4 de julio es el día [feriado] de la fiesta nacional estadounidense. El general al-Sissi hizo el anuncio ante las cámaras de televisión, rodeado de los principales líderes civiles y religiosos del país, exceptuando a los de la Hermandad Musulmana.
Quiero señalar con ello que no había otra manera de solucionar la crisis egipcia que no fuese la intervención del ejército, lo cual explica el hecho que 33 millones de egipcios se hayan lanzado a las calles para festejar el golpe de Estado. La disyuntiva no era entre una democracia y un golpe de Estado sino entre un golpe de Estado y la guerra civil.
Es en mi opinión deplorable que el ejército egipcio haya aceptado una paz separada con Israel a expensas del Pueblo palestino. No apoyo su golpe de Estado porque ese ejército se haya negado a sumarse a la guerra contra Siria sino porque está tratando de preservar la unidad de su propio país y su paz civil. Mi reacción es resultado de mi experiencia: yo he visto los crímenes perpetrados por la Hermandad Musulmana en Libia y en Siria.
Después de todo, el objetivo de este golpe no ha sido poner al ejército en el poder sino impedir la confiscación del poder por una secta de golpistas. Los jefes de los partidos políticos, el rector de la universidad Al-Azhar y el papa copto, reunidos todos alrededor del jefe del Estado Mayor militar en el momento del anuncio, habían aceptado previamente una «Hoja de ruta» común en la que se precisa el tipo de régimen a implementar y las etapas a seguir para lograrlo. Se trata de un acto más que lógico para un país donde todos los jefes de Estado, con excepción del propio Morsi, han sido militares… durante los últimos 4 000 años.
Todos se pusieron de acuerdo para reactivar, cuando se elimine la amenaza de guerra civil, el experimento democrático que la Hermandad Musulmana había interrumpido.
Y ese es, en efecto, el primer deber de un gobierno, ya sea civil o militar: evitar la guerra civil en vez de provocarla. Es por eso que el ejército organizó el arresto de 300 de los principales responsables de la Hermandad Musulmana, con excepción de su líder supremo.
Y después bloqueó las salidas de los túneles que conectan Egipto y Gaza. El objetivo es impedir que los combatientes del Hamas –que se han unido a la estrategia de la Hermandad Musulmana, movidos a ello por Khaled Mechaal y por el dinero de Qatar, y que están luchando en Siria bajo la dirección del Mossad y contra otros palestinos– vengan a socorrer a sus Hermanos egipcios. Pero el cierre de los túneles, además de mantener el Hamas a raya, también acentúa el sufrimiento del Pueblo palestino.
Por otro lado, el Consejo Militar designó e instaló un presidente civil interino, Adly Mansur, el francófilo presidente del Consejo Constitucional. De esa manera, bajo la presión de los acontecimientos, el ejército violó el orden constitucional poniendo el poder en manos de quien tenía la responsabilidad de garantizar ese mismo orden constitucional.
Al tratar de enfrentar lo urgente de la situación, el Consejo Militar creyó que podía designar como primer ministro a Mohamed ElBaradei, un hombre que dispone de la confianza de Washington. Así esperaba garantizar la continuación de las subvenciones estadounidenses, de 1 390 millones de dólares al año. Ante la oposición de los salafistas del partido Al-Nour, el ejército –fiel a la «Hoja de ruta»– suspendió esa nominación, mientras se procede a una nueva negociación.
El futuro dirá si el Consejo Militar es capaz de mantener la unidad nacional ante el peligro que constituye la Hermandad Musulmana. O si, impulsado por el estruendo de las armas, acaba imponiendo una nueva dictadura.





===================


«ANTE NUESTRA MIRADA» 

¿La caída de Morsi anuncia el ocaso de la Hermandad Musulmana?

por Thierry Meyssan

Aunque sorprendido por la rapidez de los acontecimientos, Thierry Meyssan celebra la destitución del gobierno de la Hermandad Musulmana, que anticipaba hace un año. Mientras la prensa atlantista respaldaba a Mohamed Morsi e injuriaba a Bachar al-Assad, Meyssan expresaba la opinión opuesta y denunciaba la «primavera árabe» como una manipulación. El pueblo egipcio acaba de dar su veredicto.
RED VOLTAIRE | 8 DE JULIO DE 2013 


De los 84 millones de egipcios, 33 millones salieron a las calles para festejar el golpe de Estado militar.
Al cabo de 5 días de manifestaciones multitudinarias que exigían la partida del presidente Morsi, el ejército egipcio destituyó al mandatario y designó al presidente de la Corte Constitucional para asumir la jefatura del Estado hasta la convocación de nuevas elecciones.
Para entender la importancia del acontecimiento se hace necesario resituarlo en su contexto.
Una ola de agitación política se extendió por una parte del continente africano, y posteriormente por el mundo árabe, a partir de la mitad de diciembre de 2010. Túnez y Egipto eran los países más sacudidos. El fenómeno se explica primeramente por causas de fondo: un cambio generacional y una crisis alimentaria. Si bien el aspecto demográfico escapa al control humano, el aspecto económico fue ampliamente provocado con pleno conocimiento de causa, primero en 2007-2008 y después en 2010.
En Túnez y Egipto, Estados Unidos había preparado el «cambio de guardia» con nuevos líderes listos a prestar servicio reemplazando a los ya devaluados. El Departamento de Estado había formado jóvenes «revolucionarios» como reemplazo del poder establecido. Así que cuando Washington comprobó que sus aliados se quedaban sin alternativas ante la calle, les ordenó dejar el lugar a la oposición ya prefabricada. No fue la calle sino Estados Unidos quien expulsó del poder a Ben Ali y al general Hosni Mubarak. Y fue también Estados Unidos quien los reemplazó por la Hermandad Musulmana. Esto último parece menos evidente en la medida en que se organizaron elecciones, tanto en Túnez como en Egipto. Pero la realización de elecciones no siempre es prueba de sinceridad y democracia. Un estudio minucioso demuestra que todo estaba arreglado.
No cabe duda de que Washington había previsto los acontecimientos y que incluso los guió, aunque algo parecido haya podido suceder en otros países, como en Senegal o Costa de Marfil.
Y precisamente se producen entonces disturbios en Costa de Marfil, en ocasión de la elección presidencial. Pero esos hechos nada tienen que ver en la imaginación colectiva con la llamada «primavera árabe» y se terminan con una intervención militar francesa bajo mandato de la ONU.
Ya instalada la inestabilidad en Túnez y Egipto, Francia y Reino Unido dieron inicio al movimiento de desestabilización contra Libia y Siria, conforme a lo previsto en el Tratado de Lancaster House. Aunque realmente se produjeron en esos últimos países algunas micro-manifestaciones en demanda de democracia, lo cierto es que los medios de prensa occidentales se encargaron de exagerar su envergadura mientras que fuerzas especiales occidentales se ocupaban de organizar disturbios con el respaldo de cabecillas takfiristas.
Recurriendo a constantes manipulaciones, la operación de Costa de Marfil fue excluida de la «primavera árabe» (no hay árabes en ese país, donde un tercio de la población es musulmana) mientras que Libia y Siria sí eran incluidas en ella (cuando en realidad se trata de operaciones de carácter colonial). Ese verdadero acto de prestidigitación se concretó de manera relativamente fácil en la medida en que también se registraban manifestaciones en Yemen y Bahréin, donde las condiciones estructurales son muy diferentes. Al principio, los comentaristas occidentales les encajaron la etiqueta de «primavera árabe», pero después se arreglaron para excluirlas de ella porque las situaciones son muy poco comparables.
En definitiva, lo que caracteriza a la «primavera árabe» (Túnez, Egipto, Libia y Siria) no es la inestabilidad ni la cultura sino la solución preconcebida por las potencias occidentales: el acceso de la Hermandad Musulmana al poder.
Esta organización secreta, supuestamente antiimperialista, siempre ha estado bajo el control político de Londres. Estaba representada en el equipo de Hillary Clinton a través de la señora Huma Abedin, la esposa del dimitente congresista sionista Anthony Weiner. La madre Huma Abedin –Saleha Abedin– dirige la rama femenina mundial de la Hermandad Musulmana. Por su parte, Qatar ha garantizado el financiamiento de las operaciones, ¡más de 15 000 millones de dólares al año!, y la cobertura mediática de la cofradía, de la que se ha hecho cargo el canal Al-Jazzera desde fines de 2005. Para terminar, Turquía ha puesto el know how político proporcionando una serie de consejeros en comunicación.
La Hermandad Musulmana es en el islam lo mismo que los trotskistas en Occidente: un grupo de golpistas que trabajan para intereses extranjeros en nombre de un ideal que siempre se pospone. Después de haberse embarcado en innumerables tentativas golpistas en la mayoría de los países árabes a lo largo de todo el siglo XX, la Hermandad Musulmana fue la primera sorprendida ante su propia «victoria» de 2011. El problema es que, fuera de las instrucciones de los anglosajones, la cofradía no disponía en realidad de ningún programa de gobierno. Y se aferró a las consignas islamistas: «La solución es el Corán», «No necesitamos constitución, tenemos la charia» y otras por el estilo.
En Egipto, al igual que en Túnez y Libia, el gobierno de la Hermandad Musulmana abrió la economía nacional al capitalismo liberal. Confirmó además su complicidad con Israel a costa de los palestinos. Y trató de imponer, en nombre del Corán, un orden moral que nunca ha existido en ese libro.
Las privatizaciones de la economía egipcia al mejor estilo de la señora Thatcher debían alcanzar su punto culminante con la venta del Canal de Suez, joya del país y esencial fuente de sus ingresos, que sería vendido a Qatar. Ante la resistencia de la sociedad egipcia, Doha financió un movimiento separatista en la región del Canal, siguiendo el modelo ya establecido por Estados Unidos en Centroamérica cuando fomentó en Colombia el movimiento separatista que dio lugar a la independencia de Panamá.
Pero la sociedad no soportó ese tratamiento sin anestesia. Como escribí hace 3 semanas en esta misma columna, los egipcios abrieron los ojos al ver la sublevación de los turcos contra el Hermano Erdogan. Y la sociedad egipcia se rebeló, lanzando incluso un ultimátum al presidente Morsi. Después de verificar telefónicamente, con el secretario estadounidense de Defensa Chuck Hagel, que Estados Unidos no tenía intenciones de tratar de salvar al agente Morsi, el general al-Sisi anunció su destitución.
Este último punto merece una explicación: En lo que fue su penúltimo discurso a la nación, Mohamed Morsi se presentó como un «sabio». El hombre es ingeniero espacial, hizo carrera en Estados Unidos, obtuvo la nacionalidad estadounidense, trabajó en la NASA y dispone de una acreditación estadounidense de acceso a información clasificada. Sin embargo, si bien el Pentágono abandonó a Morsi, el que sí lo respaldó –hasta el momento de su arresto– fue el Departamento de Estado, a través de la embajadora estadounidense en El Cairo, de los voceros Patrick Ventrell y Jan Psaki, e incluso del propio secretario de Estado John Kerry. Esta incoherencia ilustra la confusión que reina en Washington: por un lado, el sentido común implica que no es posible intervenir, mientras que por el otro lado sus vínculos con la Hermandad Musulmana son tan estrechos que dejan a Washington sin solución de repuesto.
La caída de Morsi marca el fin del predominio de la Hermandad Musulmana en el mundo árabe, sobre todo teniendo en cuenta que el ejército anunció su destitución rodeándose de las fuerzas vivas de la sociedad, incluyendo a los «sabios» de la universidad al-Azhar.
El fracaso de Morsi es un duro golpe para Occidente y sus aliados, Qatar y Turquía. Ahora podemos preguntarnos con toda lógica si no marca el fin de la «primavera árabe» y deja entrever además la posibilidad de nuevos virajes en Túnez, en Libia y, por supuesto, en Siria.


===================
¿De que lado estas QUERIDA TELESUR?



8 jul (hace 3 días)

Asi parece ser hermano, duele, pero parece que es la verdad. Por el momento, al menos en el caso de Egipto, oIr Telesur es exactamente como quien esta escuchando CNN o cualquiera de los canales del imperialismo. La matriz es "golpe de Estado", "matanza contre los seguidores de Morsi" (entiende los fascistas que formaron milicias paramilitares listas para exterminar los-as democratas y progresistas egipcios-as), exceso de imagenes de los fascistas mas que de las fuerzas populares, en el mejor de los casos poniendo las dos fuerzas al mismo nivel. Todo eso olvidando que la caída del jefe supremo de los fascistas (Morsi) fue mas que todo producto de la presión popular que llego a mas de veinte (20) miliones en las calles y las plazas de El Cairo y todo Egipto, y que el ejercito (sea cual sea su pasado) actuó a pedido de este pueblo luchador para defenderlo, resultado de la voluntad del pueblo y no de un golpe de Estado militar. Que Morsi y sus fuerzas fascistas que nunca tuvieron que ver con la revolución popular desde su inicio antes de Mubarak, ya puestos por las fuerzas imperialistas a su cabeza EE.UU, queriendo aprovechar los sacrificios del pueblo que sufre quien de nuevo los derrota como otro dictador, son hoy defendidos (Morsi y los HM que son lo mismo que Al Qaeda) por el criminal Obama, por la UE y la traidora Merkel, el fascista Erdoğan de Turquía, los oligarcas retrogradas de Qatar y del Golfo, la union europea reaccionaria, las agencias imperialistas de derechos humanos como Human Rights Watch (HRW). Y lo mas doloroso en toda esa cuenta, por Telesur.... ¿De que lado estas QUERIDA TELESUR?, sobre todo en estos momentos que Egipto y todo el mundo árabe, sus fuerzas patrióticas, antiimperialistas, progresistas y revolucionarias, te necesitan.



---------- Mensaje reenviado ----------
De: Esmil Quijada ‪<quijadaea@yahoo.es>
Fecha: 8 de julio de 2013 14:05



Los Fascistas lo que han usado para manipular a las fuerzas revolucionarias del Mundo, es usar las religiones (En este caso la Musulmana) como mampara para ocultar la verdad.
Al parecer la nueva CNN (TELESUR), ha estado manipulando con la verdad de lo que está sucediendo en Egipto. 


===================




EL CAIRO, 7 JUL. 2013, TRIBUNA POPULAR TP.- DOS FACTORES FUNDAMENTALES HAN DESENCADENADO LA CAÍDA DEL DICTADOR EGIPCIO MORSI, LLAMADO POR EL PUEBLO “MORSOLINI” POR SU TENDENCIA A SER UN NUEVO “MUSSOLINI” EN EL PAÍS DEL NILO: EL PRIMERO ES INDISCUTIBLEMENTE EL ROL DEL EJÉRCITO QUE HA PROCEDIDO CON CONTUNDENCIA CONTRA EL DICTADOR, SU BASE DE APOYO, LOS HERMANOS MUSULMANES, E INCLUSO CONTRA LA AGENCIA DE PROPAGANDA IMPERIALISTA AL JAZEERA; EL SEGUNDO ES UNA MOVILIZACIÓN POPULAR POCAS VECES CONOCIDA EN LA HISTORIA. SI PARA DERROCAR AL AGENTE DE WASHINGTON MUBARAK LA MOVILIZACIÓN FUE INMENSA HOY HA SIDO AMPLIAMENTE SUPERADA. SE CALCULA QUE SÓLO EN EL ALTO EGIPTO HAN SALIDO A LA CALLE 5 A 10 VECES MAS GENTES A PESAR DE LA AMENAZA DE MUERTE LANZADA POR LOS HERMANOS MUSULMANES QUE HABÍAN CREADO UNA MILICIA DE MATONES.

¿CUÁL ES EL ROL Y ORIENTACIÓN DEL ALTO MANDO MILITAR? NO CREEMOS QUE SON NASSERISTAS REVOLUCIONARIAS PERO SÍ NACIONALISTAS CON TENDENCIA A LA INDEPENDENCIA CON RESPECTO A LOS MILITARES NORTEAMERICANOS A PESAR DE QUE HAN ESTADO EN ESTRECHA RELACIÓN CON ELLOS. LA PROVOCADORA RECIENTE RUPTURA DE RELACIONES CON SIRIA DE MORSI HA EXASPERADO AL ALTO MANDO QUE NO QUIERE TENER NINGÚN CONFLICTO CON SUS HERMANOS ÁRABES. SE PUEDE DECIR QUE EL ODIO ANTIBASHAR Y ANTISIRIO DE MORSI Y SU COMPLICIDAD EN EL ATAQUE NORTEAMERICANO CONTRA SIRIA HA ADELANTADO SU CAÍDA. ESTO ES POSITIVO. ES DESEABLE QUE LOS OFICIALES DE RANGO MEDIO E INFERIOR RADICALICEN SUS POSICIONES Y GANEN CADA VEZ MAYOR INFLUENCIA. NASSER VINO DEL EJÉRCITO PERO TAMBIÉN LOS TRAIDORES SADAT Y MUBARAK DE MANERA QUE VARIOS ESCENARIOS SON POSIBLES.

CREEMOS QUE ES LA ENORME INFLUENCIA DE LAS MASAS LA QUE VA A DETERMINAR EL CURSO INMEDIATO. Y EL PROLETARIADO URBANO, INDUSTRIAL Y CAMPESINO SE HA MOVILIZADO EN MASA JUNTO A LAS CAPAS MEDIAS Y TODO EL PUEBLO. MÁS DE 20 MILLONES EN CAIRO, ALEJANDRÍA, PORT SAID, DAMIETTE, MAHALLA, SUEZ, LUXOR, MANSURA, SHARQIYA, MEMFIYA, KAFR EL SHEIKK Y TODAS LAS DEMÁS CIUDADES NO PUEDEN SER DESPRECIADOS. WASHINGTON HABÍA APOSTADO FUERTE POR LOS HERMANOS MUSULMANES Y ÉSTOS HAN CAIDO ESTREPITOSAMENTE. ES POR ESO QUE OBAMA SE MUESTRA DESOLADO Y EXIGE RABIOSO UN “GOBIERNO CIVIL”. PERO EL PUEBLO EGIPCIO NO ES SU COLONIA.

¿CUÁL ES EL ROL DE LOS REVOLUCIONARIOS MÁS A LA IZQUIERDA EN ESTE PROCESO? NO TENEMOS UNA EVALUACIÓN EXACTA. LOS COMUNISTAS DEL PCE HAN EXPRESADO SU EXALTADO APOYO A LOS MILITARES Y A LA REBELIÓN POPULAR. EN EL FRENTE DE SALVACIÓN NACIONAL (FSN) CRECE LA INFLUENCIA POLÍTICA DEL DIRIGENTE NASSERISTA HAMDEEN SABAHI QUE EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES OBTUVO NADA MENOS QUE UN 25 %. SERÍA UN BUEN PRESIDENTE CON EL APOYO DE LA CLASE OBRERA, EL PUEBLO Y EL EJÉRCITO.
MIENTRAS EL PUEBLO EGIPCIO SE LEVANTA Y TRIUNFA, LA SIRIA ANTIMPERIALISTA RESISTE HEROICAMENTE, HEZBOLLAH ENTRA EN ACCIÓN, EL EJÉRCITO LIBANÉS APLASTA LAS MILICIAS FASCISTAS, LAS MASAS TURCAS CREAN UN FRENTE AMPLIO CONTRA EL HERMANO GEMELO TURCO DE MORSI, ERDOGAN, CON UNA SIGNIFICATIVA PARTICIPACIÓN DE LOS COMUNISTAS. EL ANÁLISIS DE LA LUCHA EN EGIPTO NO SE PUEDE SEPARAR DE LA SITUACIÓN EN SIRIA, PALESTINA, LÍBANO, TURQUÍA,…

PERO EGIPTO TIENE UNA POSICIÓN ESTRATÉGICA: SI EL IMPERIALISMO PIERDE EL CONTROL DEL PAÍS AVANZARÁ MUCHO LA LUCHA EN LIBIA CONTRA EL OCUPANTE DE LA OTAN, EN TÚNEZ CONTRA LOS SALAFISTAS EN EL PODER, EN PALESTINA CONTRA ISRAEL, EN SIRIA CONTRA LA AGRESIÓN IMPERIALISTA, EN TURQUÍA CONTRA LA DICTADURA ISLAMO-FASCISTA, …

LOS PUEBLOS ÁRABE, TURCO, ARMENIO, KURDO, PERSA, TURCÓMANO, CAUCASIANO, ASIRIO-CALDEO, …QUE CONVIVEN DESDE HACE MILENIOS EN EL ORIENTE MEDIO CUNA DE LA CIVILIZACIÓN NO HAN DICHO SU ÚLTIMA PALABRA. SUS HÉROES DEL PASADO Y DE HOY SON LOS KURDOS SALADINO, OCALAN, KAYKAPAYA Y BAGDACHE, EL LIBANÉS SHIÍ NASRALÁ, LOS EGIPCIOS NASSER Y SABAHI, EL SIRIO BASHAR AL ASSAD, LOS PALESTINOS AHMAD SAADAT Y ARAFAT, LOS TURCOS MUSTAFÁ SUFI Y NAZIM HIKMET, EL ÁRABE TURCO SIRIO MIHRAC URAL,…BAJO SUS BANDERAS PINTADAS CON SANGRE SE LANZAN A LA LUCHA POR UN FUTURO DEMOCRÁTICO, SOCIALISTA, UNIDO, PROGRESISTA, INDEPENDIENTE, FRATERNAL.


FUENTE: CIVILIZACIÓN SOCIALISTA





+++++++++++++++


CP of Egypt, Morsi's Speech hammers the last Nail in the Coffin of his Regime and his Group [Ar., En.]

Wednesday, 03 July 2013 13:35 Communist Party of Egypt



The Egyptian Communist Party
Morsi's Speech hammers the last Nail in the Coffin of his Regime and his Group

The recent speech of (President) Morsi came shortly before the expiration of the forty-eight hours ultimatum indicating the size of disregard and lack of respect, if not hostility, of this man and his group towards all classes and sects of the Egyptian people who massively took to the streets in the thirtieth of June, unanimously in an unprecedented popular rising with unrivaled numbers. He set aside the Egyptians' hope for a peaceful and smooth transition of power as demanded by these masses in by far the biggest revolution of human history, as witnessed by all observers and analysts.
He refused to respond to any of the demands of these masses and decided to hold fast to power and even being ready to die for power.
Perhaps, the word much repeated in this inauspicious speech was "LEGITIMACY" (198 times), but no one knows which meaning of legitimacy he meant!!
Does it mean that his being free to destroy the country's economy, cracking down on its institutions, detracting its sovereignty and sabotaging its national unity?
Does it mean he stays roosting on the heart of the homeland, although he was completely rejected?
The source of legitimacy is the people; all institutions of the state derive their legitimacy from the will of this people. It was clear the size and extant of its strength. In addition, this popular will, which is the essence of democracy and source of any legitimacy, only asked for an absolutely true democratic constitutional demand, i.e., holding early presidential elections, a tradition well known in all democratic experiences.
This speech, in fact, was not directed to the Egyptian people, as they are no longer a concern of his. It was directed to his people and family of terrorists and their supporters to push them into more bloodshed of Egyptians, depending on what he thought of their numerical power and old terrorist expertise.
As for his being supported by the U.S. or any other foreign powers for his existence – stressing his betrayal and infidelity of his country – he was disappointed because no one could ever stand in the face of the people, no matter what strength he might have. This people would never accept a ruler who rejects them no matter who stood behind him and supported him. No one in the world can accept to deal with a ruler rejected by his own people, regardless of his importance.
We hold Morsi and his group responsible for any violence and any Egyptian blood shed or would be shed and reaffirm that they will pay dearly thereof. This blood shall increase Egyptians' insistence to continue revolution till they get rid of them.
Therefore, our party calls the hero masses of the Egyptian people to continue demonstrations in streets and squares, and immediately start comprehensive disobedience, besieging all centers of government including ministries, bureaus of governorates, councils of cities and municipalities etc. as this is the only way to eliminate all maneuvers and compromises that can empty the popular revolution of its content.
Long live the struggle of the Egyptian people!!!
Long live the Revolution!!!
Death to terrorists, enemies of the people, enemies of life!!!
The Egyptian Communist Party Wednesday morning, 03.07.2013



الحزب الشيوعى المصرى
خطاب مرسى يدق المسمار الأخير فى نعش نظامه وجماعته
جاء خطاب مرسى الأخير وقبل انقضاء مهلة الثماني والأربعين ساعة بقليل دالا على حجم الاستخفاف وعدم الاحترام, ان لم نقل العداء, الذى يكنه هذا الرجل وجماعته للشعب المصرى بكل فئاته وطوائفه, والذى خرج عن بكرة أبيه فى الثلاثين من يونيو الى الشوارع, فى إجماع شعبى غير مسبوق وبأعداد لا نظير لها. وليطيح بآمال المصريين فى انتقال سلمى وسلس للسلطة حسبما طالبت هذه الجماهير فى أكبر ثورات التاريخ البشرى قاطبة وبشهادة كل المراقبين والمحللين.
فلقد رفض الاستجابة الى أى من مطالب هذه الجماهير وقرر التمسك بالسلطة, بل والاستعداد للموت دونها.
ولعل أكثر كلمة تم ترديدها فى هذا الخطاب المشئوم هى "الشرعية", ولا يدرى أحد أى معنى للشرعية يقصد؟؟ فهل تعنى اطلاق يده فى تدمير اقتصاد البلاد والانقضاض على مؤسساتها والانتقاص من سيادتها وتخريب وحدتها الوطنية؟ وهل تعنى البقاء جاثما على قلب الوطن رغم الرفض العارم له؟
إن مصدر الشرعية هو الشعب, وتستمد كل مؤسسات الدولة شرعيتها من ارادة هذا الشعب, ولقد بدا جليا حجم هذه الارادة ومقدار قوتها. ثم ان هذه الارادة الشعبية التى هى جوهر الديمقراطية ومصدر كل شرعية انما طالبت بمطلب ديمقراطى ودستورى صحيح تماما, ألا وهو اجراء انتخابات رئاسية مبكرة وهو تقليد معروف فى كل التجارب الديمقراطية..
إن هذا الخطاب لم يكن موجها, فى الحقيقة, الى الشعب المصرى, فهو لم يعد يعنيه فى شيء, وانما كان موجها الى أهله وعشيرته من الارهابيين وداعميهم ليدفعهم الى اراقة المزيد من دماء المصريين, اعتمادا على ما يظنه من قوة عددية وخبرة ارهابية قديمة لديهم.
إما اذا كان يستقوى بالدعم الأمريكى أو أى قوى خارجية لوجوده – مؤكدا عمالته وخيانته لبلاده - فقد خاب سعيه لأن لا أحد يمكنه أن يقف فى وجه الشعب مهما أوتى من قوة ولن يقبل هذا الشعب حاكما يرفضه مهما كان من يقف وراءه ويسانده. كما أن أحدا فى العالم لا يمكنه أن يقبل التعامل مع حاكم مرفوض من شعبه مهما كانت أهميته.
ونحن هنا نحمل مرسى وجماعته مسئولية أى عنف وأى دماء أريقت أو ستتم اراقتها من الجسد المصرى الطاهر, ونؤكد أنهم سيدفعون ثمنها غاليا جدا. وستزيد هذه الدماء من اصرار المصريين على مواصلة الثورة حتى الخلاص النهائى منهم .
ولذا فان حزبنا يدعو جموع الشعب المصرى البطل الى استمرار التظاهر فى الشوارع والميادين, والبدء فى التطبيق الفورى للعصيان المدنى الشامل ومحاصرة جميع مراكز الحكم من وزارات ودواوين المحافظات ومجالس المدن والأحياء...الخ فهذا هو السبيل الوحيد لقطع الطريق على كل المناورات والمساومات التي يمكن ان تفرغ الثورة الشعبية من مضمونها.
عاش كفاح الشعب المصرى .. عاشت الثورة .. والموت للإرهابيين أعداء الشعب وأعداء الحياة.
الحزب الشيوعى المصرى              صبيحة الأربعاء 3/7/2013
===================

The Egyptian Communist Party
Triumph of the Revolution of the great Egyptian People
Our Party congratulates the masses of the heroic Egyptian People on its hilarious victory and great triumph over the forces of tyranny, sectarianism and underdevelopment, as our great people rolled up, today, an abhorrent page of their history, to restart their path towards achieving the objectives of their great revolution of real democracy, human dignity, social justice and a multitudinous open modern civil society. They deposed the president who did not meet his oath, reneged on his promise and wasted the interests of homeland and people. So the people enthroned their ongoing struggle and revolution continuing since the twenty fifth of January, 2011 to reaching a form more consistent with their aspirations, hopes and time-tested magnanimous civilized nature.
This victory would not have been completed without the consistent will, unrelenting insistence and unprecedented rallying of tens of millions of people for consecutive days, made by the masses of this rebellious people.
Our valiant armed forces reaffirmed their deep devotion, absolute loyalty to their people and their right to live a free dignified life, therefore, they responded to their demands, interacted with their revolutionary struggle, stood by them as a protector shield and a force to execute their demands and objectives.
The magnificent efforts of the Egyptian rebel youth who re-launched the revolution and – by their ambitious imagination, astute awareness, mature understanding – they made renaissance to the body of revolution, strained by plots of legions of darkness, and by signatures of "Tamrrad" "REBEL" campaign they inspired the masses of people, and so raised up their activity and enormous energy.
The announcement of the future roadmap program on which all political forces, revolution youth, the armed forces and heads of the main religious institutions in Egypt, Sheikh of Al-Azhar and the Pope of St. Mark Church, reflecting a national consensus not a stranger to the nature, traditions and identity of our civilized nation.
The future road map opened the door wide to correct the course of the revolution towards drafting a civil democratic constitution coping with the aspirations of our people, and the formation of a national technocrat government during the transitional phase. Our Party calls for having a top priority for immediate action moving towards achieving the demands of the working classes and their rights to live in dignity and safety.
Our party also demands urgent presentation of Morsi to justice together with the pillars of his Group and their allies of terrorists who were involved in bloodshed and terrorizing the Egyptian people.
The Communist Party calls upon the Egyptian masses of the people to remain in the squares and continue vigilance in order to ensure complete victory of the revolution and addressing all conspiracies of the enemies.
Long Live the Struggle of the Egyptian People!!
Long Live the glorious Revolution!!
July 3, 2013        
Egyptian Communist Party

Last Updated on Friday, 05 July 2013 14:22


=============================

CP of Turkey, TKP: The People of Egypt will defeat both the US imperialism and Egyptian capitalists [En., It.]
Friday, 05 July 2013 12:42 Communist Party of Turkey

TKP: The People of Egypt will defeat both the US imperialism and Egyptian capitalists

The Communist Party of Turkey issued a statement on the fall of Mohamed Morsi. The party emphasized that because the people could not create a real alternative, pro-American General Sisi has took the power. The TKP also claimed that the new-Ottoman dream of AKP has come to an end.

The statement made by the Central Committee of the Communist Party of Turkey (TKP) entitled“The people of Egypt, who have defeated the dictators, sooner or later willdefeatthe USA and the capitalists as well” is below:

“In Egypt the people shook the rule of pro-American Mubarek.

However, the people of Egypt could not create apopular alternative to the dictatorship of Mubarek. The USA and the conservative capitalists of Egypt, who considered that an Islamist government would serve their regional plans better, created their alternative. Thus, Mohamed Morsi, the leader of the Muslim Brotherhood and a close friend of Turkish Prime Minister Recep Tayyip Erdogan, took the power.

People did not accept the reactionary dictatorship of Morsi. They took over the streets again and shook also the rule of Morsi. But again people were not able to create a real alternative of their own.

The USArealized that there is no way to fit Egypt into the model of “moderate Islam”, which was applied by the Muslim Brotherhood.Then, in order to control the peoples’ movement and protect the Americanintereststhe USA encouraged the Egyptian army to intervene.

In the end, pro-American Morsi has left and been replaced by pro-American general Sisi (and his civilian friends).

The people of Egypt, who have been successful in overthrowing the dictators, could not open the way of real freedom.

In Egypt the looser is the Muslim Brotherhood, which is following the same line with that of Turkey’s Erdoğan. The people’s movement in Egypt has shown that this way is a dead-end. This is an important political gain. The fall of the dictatorship of Morsi is the fall of the pro-American moderate Islam and the Neo-Ottoman dreams of Erdoğan and Davutoğlu.

But for a real victory, the people of Egypt should unite around a true revolutionary program and get rid of their pro-American seculars, pro-American Islamists and pro-American liberals.

We know that the struggle of the people will not end here. The toiling masses will certainly build a free and equal order, thus the plans of the opportunist imperialists will fail.

The people of Turkey should learn from what happened in Egypt. The dictatorship of AKP will not last long. But this is not enough. People have to organize, and create an alternative to Erdoğan through a revolutionary program. They should not allow local Mubareks and Sisis to take power.”









Parti Communiste libanais
D. Khaled HADADAH
Secrétaire Général

Beyrouth, le 4 juillet 2013


Scan10637Communiqué

La victoire du peuple Egyptien constitue une défaite
Du projet impérialiste et de tous les projets confessionnels

Une fois de plus, le peuple égyptien se soulève pour défendre la révolution qu’il avait commencée, il y a plus d’un an, contre la dictature appuyée par l’étranger sous toutes ses formes, réussissant à faire tomber le complot de « Frérisation » ourdi contre son pays.
Une fois de plus, des dizaines de millions d’ouvriers, de jeunes et de femmes  ont occupé les rues et les places, créant un mouvement encore jamais vu dans le monde moderne et, ce, afin de défendre leurs aspirations au progrès social et à la démocratie et de redonner à l’Egypte sa place dans la direction du mouvement de libération contre l’impérialisme et le sionisme, surtout après que le gouvernement des « Frères musulmans » ait semé la corruption, la répression et la mort… sans oublier les concessions gratuites faites aux Etats-Unis et à Israël.
Le peuple égyptien, les classes laborieuses notamment,  a démontré qu’il est vivant. Il refuse qu’on lui vole ses rêves et que des bandes utilisent tantôt des moyens illégaux, tantôt la religion afin de réaliser leurs ambitions de mettre la main sur l’Egypte, de supprimer l’identité arabe, de liquider la cause palestinienne et d’en finir avec le conflit arabo-israélien. Ces mêmes bandes sont au service du projet impérialiste dit « le projet du Nouveau Moyen Orient » réalisé par l’impérialisme étasunien en accord avec le sionisme, la réaction arabe, surtout celle qui dirige les Etats du Golfe, et la Turquie ; ce projet vise à diviser le monde arabe en mini-Etats confessionnels qui se font la guerre tout en facilitant la mainmise sur les richesses que recèle ce monde.
D’où la nouvelle victoire enregistrée par les foules sur les places de l’Egypte mène à deux conclusions : la première réside dans  la défaite retentissante, non pas seulement du régime des « Frères musulmans », mais aussi de toutes les tentatives, de quel côté viennent-ils (saoudien ou iranien), et qui visent la division des peuples arabes sur des bases religieuses et confessionnelles. Quant à la seconde conclusion, elle réside dans l’ouverture de l’horizon du changement social radical devant tous les peuples de la région qui vont profiter de la nouvelle Révolution du 30 juillet afin d’accomplir les tâches qui leur incombent sur les deux plans de la poursuite de la libération de leurs pays et du progrès social.
Nous félicitons le grand peuple égyptien et avec lui les forces politiques démocratiques, en particulier « L’alliance démocratique révolutionnaire » et le mouvement « Tamarod », pour ce qui vient d’être réalisé et qui inaugurera, sans aucun doute, une nouvelle ère pour tous les peuples arabes.

Pour le Parti Communiste libanais
                                                               D. Khaled HADADAH
                                                              Secrétaire Général

                                                                   Beyrouth, le 4 juillet 2013







PC de Grecia, Comentario de la Oficina de Prensa sobre los acontecimientos en Egipto [Sp., En., Ar.]

Thursday, 04 July 2013 13:47 Communist Party of Greece



Comentario de la Oficina de Prensa sobre los acontecimientos en Egipto


Las movilizaciones del pueblo en Egipto demuestran que muy pronto las fuerzas políticas que predominar con la llamada Primavera Árabe le decepcionaron. Los intereses populares no pueden quedar satisfechos ni por el gobierno de Morsi y los Hermanos Musulmanes, que impusieron una política antiobrera apoyando los monopolios, ni por la parte de la burguesía que en este momento está apoyando el golpe de Estado militar.

La crisis del sistema político burgués de Egipto revela la agudización de las contradicciones entre los sectores de la burguesía sobre la gestión del poder, atrapando la indignación y el descontento del pueblo. Está conectada con los antagonismos de los centros imperialistas por adquirir los recursos naturales de la amplia región y por las rutas de energía.

La burguesía de Egipto tiene soluciones alternativas para garantizar sus intereses; el papel del ejercito y de los llamados movimientos religiosos son unas de ellas. Es necesario que la clase obrera, los sectores populares pobres no se limiten a la cuestión de que cambie el gobierno, no se atrapen en soluciones supuestamente transitorias que preparan el próximo gobierno antipopular.

Los acontecimientos demuestran que para que el pueblo imponga su fuerza e intereses no es suficiente llevar a cabo luchas populares de masas sino que estas luchas deben tener como meta derrocar el poder de los monopolios y llevar a cabo desarrollos a favor del pueblo.

Atenas 4/7/2013               La Oficina de Prensa del CC del KKE

=============================


Comment of the Press Office on the Developments in Egypt
The people’s mobilizations in Egypt very rapidly demonstrate that the political forces which prevailed in the so-called Arab Spring disappointed them. The people’s interests cannot be satisfied either by the Morsi government and the Muslim Brotherhood, which imposed an anti-worker political line to support the monopolies, or the section of the bourgeois class that at this moment is supporting the military coup.



The crisis in the bourgeois political system of Egypt reveals the sharpening of the contradictions amongst section of the bourgeois class regarding the management of power, trapping the people’s indignation and discontent. It is also connected to the competition of the imperialist centres over the safeguarding of the natural resources of the wider region and the energy routes.



Egypt’s bourgeois class possesses alternative solutions in order to secure its interests, the role of the army and the so-called religious movements are some of these solutions. The working class and poor popular strata must not restrict themselves only to the issue of whether one or the other government must leave, they must not be trapped in alleged transitional solutions which are preparing the next anti-people government.



The developments demonstrate that, in order for the people to impose their strength and interests, the mass popular struggles are not sufficient on their own, but they must aim at overthrowing the power of the monopolies in order for pro-people developments to be timetabled.



Athens 4/7/2012                           

  PRESS OFFICE OF THE CC OF THE KKE


http://www.solidnet.org/greece-communist-party-of-greece/cp-of-greece-comment-of-the-press-office-on-the-developments-in-egypt-en-sp-ar




========================= 





El mundo sin Qatar
por Thierry Meyssan

A la súbita jubilación política de Qatar del escenario internacional siguió, sólo una semana después, el derrocamiento de Mohamed Morsi en Egipto. A pesar de que no existe relación de simultaneidad entre ambos hechos, ni relación de causa y efecto, el hecho mismo de que se hayan producido viene a cambiar radicalmente el porvenir del mundo árabe.

RED VOLTAIRE | 16 DE JULIO DE 2013 


Mohamed Morsi y el emir Hamad Al-Thani

En sólo dos semanas, la Hermandad Musulmana, a la que Washington prometía el gobierno del mundo árabe, ha perdido dos de sus principales instrumentos de poder. El emir de Qatar Hamad Al-Thani se vio obligado a abdicar, el 25 de junio de 2013, y con él se fue también su inspirador y primer ministro, Hamad ben Jassem (HBJ). El 3 de julio, el presidente Mohamed Morsi fue derrocado por el ejército egipcio y dos órdenes de arresto fueron prontamente emitidas contra los principales responsables de la Hermandad Musulmana en Egipto, incluyendo al Guía Supremo de la cofradía, Mohamed Badieh.

No parece que al empujar al emir Hamad hacia la puerta de salida, Washington haya previsto otro cambio de régimen en Egipto. Estados Unidos, que ya no soportaba más las trapacerías político-financieras del emir Hamad, puso a Qatar en su lugar de micro-Estado. Pero Washington nunca puso en tela de juicio la ayuda que el emir aportaba a la Hermandad Musulmana. Lo que no le gustaba era el papel preponderante que estaba alcanzando el pequeño emirato.

El papel de la Hermandad

En todo caso, la inesperada llegada legal de la Hermandad al poder en Egipto, en junio de 2012, permitía entender cuál era el verdadero objetivo de la «primavera árabe»: una nueva era de colonización basada en la concertación secreta entre la Hermandad Musulmana, Estados Unidos e Israel. Para la cofradía, la islamización forzosa de las sociedades en el norte de África y el Levante; para Washington, la globalización económica, incluyendo privatizaciones masivas; y para Tel Aviv, la continuación de la paz separada pactada en Camp David.

Es importante entender que con ello «la cofradía se convirtió en la punta de lanza del sionismo árabe», según la expresión del pensador libanés Hassan Hamade. Algo que el «consejero espiritual» del canal qatarí al-Jazeera, el jeque Yusuf al-Qaradawi, confirma a su manera cuando predica que si Mahoma estuviese hoy entre nosotros, viviría en paz con los israelíes y apoyaría a la OTAN.

La ideología de la cofradía

Esa posición es favorecida por la estructura misma de la Hermandad Musulmana. Aunque no dispone de una coordinación internacional, la cofradía no es una organización única sino que se compone de numerosos grupos diferentes. Acepta, además, diferentes niveles de adhesión, cada uno con su propia ideología. Pero todos se reúnen alrededor de una sola divisa: «Alá es nuestro objetivo, el Corán es nuestra ley, el Profeta es nuestro líder, la Yihad es nuestro camino y el martirio nuestra mayor esperanza.» Todos se identifican, además, con la enseñanza de Hassan al-Banna (1906-1949) y de Said Qutb (1906-1966).

La cofradía es de hecho la matriz de todos los movimientos salafistas (o sea, de quienes aspiran a vivir como los compañeros del Profeta) y takfiristas (o sea, de quienes luchan contra los apóstatas) que trabajan con la CIA. Ese es precisamente el caso de Ayman al-Zawahiri, actual jefe de al-Qaeda, proveniente de esos movimientos. Fiel agente de Estados Unidos, al-Zawahiri propició el ascenso de Hosni Mubarak a la presidencia de Egipto al organizar el asesinato de Annuar el-Sadat. Y hoy se ha convertido en jefe espiritual de los Contras que operan contra el gobierno sirio.

La cofradía ha sido siempre minoritaria, en todos los Estados donde se ha desarrollado, incluyendo Egipto, donde su victoria en las urnas se debió al hecho que dos tercios de la población boicoteó las elecciones. Así que siempre alentó la creación de grupos armados que trataron de alcanzar el poder mediante la fuerza o el engaño. La característica fundamental del comportamiento de la Hermandad es que para ella «el fin justifica los medios». Es por lo tanto difícil, al estudiar su evolución ideológica, distinguir entre lo verdaderamente autentico y lo que no es otra cosa que pura seducción política. Precisamente, el caso egipcio demuestra de forma fehaciente que la evolución democrática de la Hermandad no pasaba de ser una fachada concebida únicamente para ganar la elección.

Lo más interesante es que, a pesar de haber surgido como un movimiento destinado a luchar contra el imperialismo británico, la Hermandad Musulmana entró rápidamente en conflicto con el nacionalismo árabe, principal adversario del colonialismo en la región. Al comprender el uso que podían hacer de la Hermandad, los británicos –expertos en la manipulación de sectas–, en vez de liquidarla, lograron infiltrar en ella a sus agentes y la apoyaron para luchar contra los nacionalistas árabes. Hoy en día, la coordinación internacional de la Hermandad Musulmana tiene su sede en Londres.

La «primavera árabe» (a partir de diciembre de 2010) no es en el fondo otra cosa que un remake de la antigua estrategia franco-británica de la «revuelta árabe» contra los otomanos (1916-1918). La única diferencia es que el objetivo no era esta vez reemplazar la vieja administración otomana poniendo en el poder a una serie de títeres seudo-independentistas sino sustituir a los aliados ya desgastados por fantoches vírgenes pero dispuestos a plegarse a las nuevas reglas de la globalización.

El repliegue estratégico de Qatar

Con el cambio de equipo en Qatar se interrumpió el flujo de ingentes fondos hacia la Hermandad Musulmana, ya sea en Siria, en Palestina, en Egipto, en Libia o en otras partes. El emirato vuelve a concentrarse ahora en sus ambiciones internas y prevé dedicar 200 000 millones de dólares a la preparación de la Copa Mundial de futbol, para dentro de 5 años.

La brusca desaparición de Qatar de la escena internacional deja el campo libre a Arabia Saudita y a los Emiratos Árabes Unidos, dos países que se han apresurado a garantizar su respaldo al nuevo régimen egipcio.

La rivalidad entre Qatar y Arabia Saudita llevó a Irán a expresar su apoyo a Mohamed Morsi en Egipto –mientras que respalda a Bachar al-Assad en Siria. O sea, Teherán se vio de esa manera expresando más afinidad con el proyecto de la Hermandad Musulmana egipcia de «islamizar la sociedad» que con el de los nasseristas favorables a la liberación de Palestina de la ocupación colonial.

La retirada de Qatar corresponde, en definitiva, a un reequilibrio de fuerzas en el mundo anglosajón. Una tras otra, las comisiones de control de los servicios secretos, en el Congreso de Estados Unidos y en la Cámara de los Comunes del Reino Unido, se han pronunciado contra el envío de armas a los «rebeldes» en Siria.

La caída de la Hermandad Musulmana no significa por lo tanto únicamente el fracaso de esa cofradía sino también el de todos aquellos que, en Londres y Washington, creyeron poder «rediseñar» el norte de África y el Medio Oriente y que, al no lograr hacerlo, han preferido sembrar allí el caos antes que reconocer su derrota.

Thierry Meyssan


========================= 


Safwan Qods, secretario general del Partido de la Unión Socialista Árabe
Damasco, 7 jul. 2013, Tribuna Popular TP.- Junto a la noticia de la influencia hegemónica de los nasseristas en la inmensa movilización en Egipto llega otra noticia sobre la reorganización del Partido de la Unión Socialista Árabe (USA), Partido de los nasseristas aliados al Partido Baas sirio en el seno del Frente Patriótico Nacional que agrupa a las fuerzas progresistas antimperialistas incluidos los comunistas.
Este Partido bajo la dirección de Safwan Qodsi fue creado en 1973 y hasta la fecha ha tenido bajo perfil. La guerra de que es víctima el país, el auge nasserista árabe y el multipartidismo sirio aconseja reconvertirlo en partido-milicia. (1)
Fuentes vinculadas a la inteligencia israelí (vean el artículo en http://www.debka.com/article/23086/Nasserist-nationalist-anti-US-slogans-unexpectedly-dominate-anti-Morsi-protests-in-Cairo) informan que en las enormes manifestaciones que han derribado a Morsi se han visto pancartas, consignas y banderas a favor del panarabismo, el nacionalismo y el socialismo y que el país se dirige al “retroceso a la época nasserista”.
Además señala que el líder del enorme movimiento es el dirigente nasserista Hamdeen Sabahi. De confirmarse parece probable que el nacionalismo antimperialista árabe se extienda como un reguero de pólvora a todos los países árabes: Túnez, la Libia ocupada, Palestina, Líbano donde los nasseristas combaten junto a Hezbolá, Siria donde los nasseristas apoyan al gobierno, Yemen, Omán, Jordania,…
(1)    Hemos visto la noticia en la página de la web de la agencia SANA http://sana.sy/fra/51/2013/07/01/490200.htm
(2)    Foto: من أمام الإتحادية، بعدستنا تابعونا على شبكة ناصر الإخبارية | Nasser News Network | 3.N
Fuente: Civilización Socialista

PrensaPCV
http://prensapcv.wordpress.com/2013/07/07/los-nasseristas-sirios-se-reorganizan-militarmente/





DE TRIBUNA POPULAR 1 AGOSTO, 2013  Por Pierre Khalaf

Siria, Egipto, Túnez y Libia: los árabes se sublevan contra la Hermandad Musulmana

Desde Siria hasta Egipto, pasando por Túnez y Libia, los pueblos árabes se sublevan contra el terror que implantan la Hermandad Musulmana y otros movimientos islamistas extremistas, que han robado sus revoluciones con el respaldo de Occidente e Israel y que tratan de ahogar sus aspiraciones a golpe de masacres, de asesinatos políticos, de violencia física y de terrorismo intelectual.
En Siria, ha caído desde hace mucho tiempo la máscara de la seudo revolución, financiada por las petromonarquías del Golfo –en las que nunca han existido Constituciones ni elecciones y que privan a las mujeres de sus derechos más elementales (como el de conducir un automóvil en Arabia Saudita, por ejemplo). Los grupos takfiristas, que se componen esencialmente de extremistas extranjeros, asesinan a todo el que no piense como ellos, sin importar que se trate de sunnitas, alauitas, chiitas, drusos o cristianos.
Uno de esos grupos, los Soldados del Califato Islámico, ha cometido sus más recientes atrocidades en la localidad de Khan al-Assal, al oeste de la ciudad de Homs. Allí fueron masacradas 150 personas, entre soldados y civiles, cuyos cuerpos fueron lanzados a una fosa común después de ser previamente mutilados. Los extremistas reunieron 10 000 hombres para tomar esa ciudad, precisamente la misma donde utilizaron armas químicas en febrero pasado.
El excepcional esfuerzo que desplegaron en Khan al-Assal coincide con la llegada a Damasco de los expertos de la ONU encargados de investigar sobre el uso de armas químicas y con la firma de un acuerdo en ese sentido con el Estado sirio. Es evidente que el objetivo de la toma de Khan al-Assal es hacer desaparecer los indicios y pruebas que incriminan no sólo a los extremistas sino también, y sobre todo, a sus padrinos regionales, específicamente a Turquía y Arabia Saudita.
Sin embargo, a pesar de ese terror, el pueblo sirio ha decidió levantarse contra esos grupos. En toda Siria, los terroristas son ahora odiados por la población, que ha cerrado filas junto a su presidente Bachar al-Assad, su ejército nacional y su Estado. Esa determinación y ese ánimo de sacrificio encuentran su expresión en la imagen del joven soldado sirio que muestra con sus dedos la V de la victoria, poco antes de ser asesinado en Khan al-Assal junto a varias decenas de sus compañeros.
Esa determinación se expresa también en los progresos que el ejército sirio y los comités populares han logrado en el terreno, siendo los más recientes la toma –el sábado– del cuartel general de los extremistas en Homs, la mezquita Khaled Ibn al-Walid y el barrio de Khalidiyé. El ejército sirio está a punto de tomar toda la ciudad en las próximas horas.
Los egipcios se movilizan por millones
En Egipto, millones de ciudadanos respondieron al llamado del «Frente Revolucionario del 30 de Junio» y del jefe del ejército, el general Abdel Fattah al-Sissi, para denunciar el terrorismo. En opinión de los corresponsales de la prensa extranjera, el nivel de movilización alcanzado en El Cairo, en Alejandría y en todas las grandes ciudades del país fue excepcional. Los manifestantes agitaban retratos de al-Sissi, del ex presidente Gamal Abdel Nasser y del presidente ruso Vladimir Putin. Los egipcios quisieron expresar su rechazo al terror que practica la Hermandad Musulmana y que se manifiesta con las acciones de una envergadura sin precedentes que están realizando los grupos extremistas en el Sinaí y con la multiplicación de los actos de violencia en las demás regiones.
La cofradía islamista también movilizó a sus partidarios, que igualmente salieron a la calle en gran número. Pero no se limitaron a respetar el juego democrático. En la madrugada del sábado, los partidarios de losIkhwans trataron de cortar la carretera que conduce al aeropuerto del Cairo y de acercarse a los militares encargados de garantizar la seguridad del Puente del 6 de Octubre. Y encontraron la oposición de los vecinos del lugar y los soldados. Los enfrentamientos dejaron decenas de muertos y heridos. En un ataque de histeria, el jeque extremista Yussef al-Qaradaui arremetió violentamente contra el Gran Jeque de Al-Azar, Ahmad al-Tayyeb, suscitando la indignación del Consejo Superior de los Ulemas, que realizó una reunión urgente para denunciar las declaraciones extremistas de Qaradaui y sus llamados a la violencia.
Al mismo tiempo, el ejército egipcio lanzó en el Sinaí una importante operación, designada como Tempestad del Desierto, contra los escondites de los takfiristas.
Marea humana en Túnez
En Túnez, una marea humana de varios miles de personas llegadas de todo el país participó el sábado –en la capital– en los funerales del diputado opositor laico de izquierda asesinado, Mohammad Brahmi, en un clima de tensión que hizo terminar el entierro en una serie de manifestaciones contra el gobierno.
Tristeza y cólera podían leerse en los rostros durante el cortejo fúnebre, que partió del domicilio del difunto, 10 kilómetros al norte de la capital tunecina. Mohammad Brahmi, de 58 años, asesinado el jueves [25 de julio de 2013], fue enterrado al mediodía en el cementerio de el-Jellaz, en el espacio reservado a los mártires, junto a Chokri Belaid, otro opositor de izquierda asesinado en febrero pasado.
En el cortejo, que atravesó el centro de la capital, podían verse retratos del ex presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, así como banderas sirias y palestinas. «¡Por nuestra alma, por nuestra sangre, te vengaremos!», gritaba la multitud.
Numerosos dirigentes sindicales y políticos estaban presentes, no así los responsables del gobierno cuya presencia no deseaba por demás la familia del diputado asesinado.
Opositor nacionalista de izquierda, Mohammad Brahmi murió al recibir 14 balazos disparados a quemarropa ante su domicilio, en un hecho que su familia atribuye al partido islamista en el poder: Ennahda. El gobierno atribuye el crimen a un salafista yihadista, al que ha identificado por su nombre, agregando que se utilizó esta vez la misma arma que ya había servido anteriormente en el asesinato de Chokri Belaid.
Dos personalidades de Sidi Bouzid, la ciudad natal del difunto y cuna de la revuelta que originó el derrocamiento de Ben Ali en 2011, crearon un consejo para administrar la ciudad «hasta la caída del poder» actual, consigna que han adoptado los manifestantes movilizados en esa localidad desde el asesinato del diputado.
Durante la noche, 52 diputados anunciaron su decisión de retirarse de la Asamblea Nacional Constituyente y llamaron a la realización de una concentración popular hasta que se disuelva dicha Constituyente y se forme un nuevo gobierno de salvación nacional.
Anteriormente, en el cementerio, donde flotaban inmensas banderas tunecinas, miles de partidarios de Brahmi habían coreado «¡El pueblo quiere la caída del régimen!» y «¡Ennahda, banda de terroristas!» junto Hamma Hammami, líder de extrema izquierda del Frente Popular, coalición de nacionalistas de la que el difunto era miembro.
La irritación de los libios
Algo similar está sucediendo en la vecina Libia, donde la población está expresando su irritación contra el reino de las milicias islamistas extremistas. Miles de manifestantes salieron así a gritar su cólera contra la Hermandad Musulmana, a la que acusan de ser responsable de la inestabilidad en Libia. La demostración se producía después de una serie de asesinatos entre cuyas víctimas se encontraba un militante anti-islamista.
Dos oficiales del ejército habían sido asesinados el viernes 26 de julio en Bengazi, en el este de Libia, unas horas después del asesinato del abogado y militante político de primera línea, Abdelsalam al-Mosmary. Este último era muy conocido por sus denuncias sobre la presencia de las milicias armadas en las calles del país así como por su oposición a la Hermandad Musulmana. Anteriormente había estado entre los primeros militantes contra el régimen de Muammar el-Kadhafi. Los manifestantes acusaron a los islamistas de haber orquestado el asesinato de al-Mosmary.
Durante las manifestaciones se produjeron ataques contra los locales de los dos principales partidos: el Partido por la Justicia y la Construcción (PJC), brazo político de la Hermandad Musulmana en Libia, y su rival, la Alianza de Fuerzas Nacionales (AFN, liberal).
La Europa esquizofrénica condena al Hezbollah con una mano y lo corteja con la otra
Después de su decisión incluir el «ala militar» del Hezbollah en su lista de organizaciones terroristas, la Unión Europea está viviendo en un estado de esquizofrenia total, marcada por aspavientos diplomáticos que intentan limitar los estragos de esa apresurada medida. La jefa de la delegación de la Unión Europea en Beirut, Angelina Eichhorst, estuvo correteando por las calles de la periferia sur durante todo el pasado fin de semana, pasando de un responsable del Hezbollah a otro, reafirmando su voluntad de proseguir el «diálogo político» con el partido. Se reunió con el responsable de Relaciones Internacionales, Ammar Moussaoui, y después con el ministro de Desarrollo Administrativo, Mohammad Fneich. Este lunes debía recibirla el ministro de Agricultura, Hussein Hajj Hassan.
Las declaraciones de la señora Eichhorst reflejaron la confusión de Europa a raíz de una decisión, inspirada por Estados Unidos e Israel, que perjudica los intereses de los propios europeos. La diplomática europea se pronunció por un gobierno libanés que incluya a «todos los partidos políticos».
Pero esos gestos de buena voluntad no atenuaron la reacción de los responsables del Hezbollah, quienes no se mordieron la lengua ante la diplomática, retomando los puntos esenciales ya enunciados por el secretario general del Hezbollah, sayyed Hassan Nasrallah, en su discurso del miércoles. El señor Moussaoui calificó la decisión europea de «insulto al pueblo libanés y a ciertos países árabes». «El Hezbollah considera que esa decisión es un insulto al pueblo libanés porque mete en un mismo saco resistencia y terrorismo», declaró. «Ustedes no pueden condenarnos con una mano y tendernos después la otra para estrechar la nuestra», dijo antes de indicar que esa decisión «en nada modificará los actos ni la política del Hezbollah». Insistió además en que «tendrá consecuencias y no dejará de provocar secuelas», afirmando que él mismo solicitó al embajador que transmita a los responsables europeos la exhortación del Hezbollah a revisar esa medida. «Le expresamos nuestro absoluto rechazo de esa decisión que perjudicará las relaciones líbano-europeas y que en nada beneficiará a Europa, sobre todo por ser resultado del dictado israelo-estadounidense. Prueba de ello es el hecho que Benjamin Netanyahu se apresuró a considerarlo como un logro diplomático israelí sin que ningún responsable europeo reaccionara para exigirle como no se metiera en el asunto», señaló.
El señor Moussaoui se burló de la distinción que estableció la Unión Europea entre la rama política y la rama militar de su organización. «Eso es asunto suyo. Alguien tuvo que inventar eso en función de determinados cálculos. Pero todo el mundo sabe que el Hezbollah es una sola entidad, con un solo mando donde militares y políticos son las mismas personas», dijo. También rechazó las acusaciones dirigidas contra su partido en el caso del atentado de Burgas, en Bulgaria. «Al igual que el caso de la lista de organizaciones terroristas, eso es una manipulación que se sitúa en el marco de las mismas presiones políticas», comentó el señor Moussaoui.
Según fuentes bien informadas, los responsables del Hezbollah y los funcionarios libaneses que recibieron a la señora Eichhorst se quedaron con la impresión de que la diplomática no estaba convencida de la decisión de la Unión Europea, que ella misma prácticamente vació de su contenido durante sus encuentros a puertas cerradas y en las declaraciones que hizo después de estos.
Y no ha sido la única. El enviado especial del ministro belga de Relaciones Exteriores a cargo del tema sirio, Marc Otte, había comentado el jueves la decisión europea afirmando que «nada impide proseguir nuestras relaciones con los componentes políticos en Líbano, incluyendo el Hezbollah». El diplomático también se había reunido con el señor Moussaui, antes de reunirse con el ministro [libanés] de Relaciones Exteriores, Adnan Mansour.
Pierre Khalaf
Fuente
New Orient News (Líbano)









Samedi 17 août 2013

Cuadro de texto: EGYPTE: La révolution du 30 juin ... sa nature, tâches et perspectives - Une déclaration du Parti communiste Egyptien


Ci-dessous nous présentons une déclaration en date du 3 août 2013 du Parti communiste Egyptien :


1. La révolution de juin, corrige le cours de la révolution de janvier

La révolution du 30 juin 2013 est la seconde vague la plus profonde et la plus  sensée pour corriger le chemin de la révolution  du 25 janvier 2011; et  pour compenser le plus grand danger de sa récente histoire  subi par l'Egypte, principalement le risque d'un reniement culturel, une séparation du temps et une menace de l'unité de la patrie. Ce danger était représenté par des forces de la droite fasciste et religieuse, conduites par la confrérie des Frères Musulmans, les forces qui représentent les segments du large capital  les plus parasites, tyranniques, corrompus, fascistes, racistes et réactionnaires. A cela s'ajoute aussi une sérieuse menace de la sécurité nationale  de l'Egypte. Elle était représentée:
- par la prise du pouvoir des Frères musulmans pour gouverner le pays, point de départ de la mise en oeuvre d'un complot pour l'accaparement des institutions de l'Etat afin de piller la richesse du pays;

- Par une conspiration pour dévoyer la révolution et la nation au bénéfice d'un complot conduit par les Etats Unis et mis en application sous les auspices du Qatar et de la Turquie, dans le but de morceler le territoire national, menacer l'entité et l'unité de l'Etat Egyptien en le plongeant dans un abîme de rivalité sectaire et de conflits religieux pour le rendre semblables aux deux modèles de l'Iraq et de la Syrie, afin d'assurer une pleine sécurité à Israël et protéger les intérêts dans la région des Etats Unis et de  l'impérialisme dans sa globalité, à travers le démantèlement des pays arabes et  la destruction des armées nationales qui présentent une menace potentielle pour Israël.  

Le marché-complot qui a été effectué pour avorter la révolution du 25 janvier était basé sur l'intronisation des Frères Musulmans comme gouvernants dans la plus grande partie des pays Arabes  en les  propulsant politiquement dans la région en échange de leur manipulation pour servir les complots des Américains-Sionistes et leur intégration dans les politiques de globalisation capitaliste et la poursuite des approches néo-libérales associées aux monopoles du monde. 

Les Frères Musulmans s'étaient préparés à cela, car ils furent ceux qui ont assuré l'accord sans précédent d'armistice entre Hamas et Israël. Ils ont gardé le silence sur la décision d'Obama de reconnaître Jérusalem comme capitale éternelle d'Israël et ils sont restés muets devant  les violations de la Mosquée d'Al-Aqsa après avoir déçu les masses avec leurs slogans "Informez-vous, informez-vous O Juifs" et "Pour Jérusalem nous serons des millions de martyrs." Le plus dangereux est ce qui a été dévoilé:  leur volonté de compromettre le territoire national en conspirant avec Israël et les Etats Unis afin d'imposer à la nation le projet sioniste lancé en vue  du cantonnement des Palestiniens dans le Sinaï, en acceptant également de donner au Soudan Halayib et Shalateen,  l'abandon  de la souveraineté nationale avec le projet suspect de la région du canal de Suez, et de précipiter l'accord avec le Fond Monétaire International et la  promulgation de la constitution (islamique). 

L'un des objectifs  des projets impérialistes dans le Moyen Orient est l'instauration d'Etats sur des bases religieuses, pour servir principalement le plan sioniste de déclarer Israël en tant qu'Etat Juif  pour tous les Juifs du monde. Ceci s'ajoute aux importantes conséquences  entraînant inévitablement ces pays religieux dans des conflits sectaires. Ainsi, il est devenu stratégiquement nécessaire de diviser et de fragmenter les pays Arabes  et de remplacer la lutte de libération nationale Arabe contre Israël par des conflits conflit Sunnites-Chiites, le conflit Musulmans-Chrétiens et Musulmans-juifs et également pour remplacer la lutte sociale de classe au sein des peuples des pays Arabes et des régimes autoritaires alliés de l'impérialisme dans son ensemble et des monopoles internationaux. 

Nous avons vu des signes clairs et visibles après le règne des Frères Musulmans dans les séries d'attaques des églises comme par exemple l'attaque de la cathédrale Sain-Marc pour la première fois dans l'histoire depuis l'introduction de l'Islam en Egypte, la brutale attaque aussi sur les Chiites du village de "Abu Nomros" en traînant et en assassinant quatre d'entre eux dans une précédente pour la première fois de cette manière; et la déclaration du Djihad au stade, en appelant au recrutement  de terroristes mercenaires pour la guerre en Syrie, et également   la prolifération de groupes pour "la promotion de la vertu et la prévention du vice", et l'émergence d'espèces  de lynchage  et de suspension des corps à des lampadaires. Si nous ajoutons à cela les séries continuelles de séances de  tortures dans les places occupées de Rabea et  Nahda aux mains des milices, des frères musulmans et de leurs alliés, nous nous trouvons en face d'un scénario hors la loi, sauvage et barbare contraire au droit. Le but est que nous nous éliminions les uns par les autres, et que notre punition passe sur nos corps et pas sur celui des ennemis réels. 

De la sorte nous sommes destinés à obtenir ce misérable sort, mais la conscience, la vigilance et la grandeur du peuple Egyptien a sauvé l'Egypte et coupé l'herbe sous les pieds de tous ces comploteurs. Ainsi, la campagne géniale de Tamarod fut capable de mobiliser toutes les couches populaires pour rejeter le règne des Frères Musulmans après une campagne de signatures de plus de 22 millions de personnes en moins de deux mois. Elles ont été collectées dans tous les secteurs, les classes et catégories du peuple Egyptien, même au sein des institutions et corps d'Etat dans toutes les régions administratives d'Egypte. Elle a été suivie par la grande sortie dans les rues  des Egyptiens du 30 juin, avec plus de 30 millions de citoyens rassemblés dans toutes  les régions administratives d'Egypte. Les Forces armées Egyptiennes au côté de la volonté populaire, ont adopté la demande du peuple  et ont annoncé la feuille de route pour déposer le régime des Frères et leurs alliés des forces religieuses de droite. Cela a placé les Etats Unis et l'union Européenne dans une crise réelle. C'était pour la première fois que les Forces armées Egyptiennes, depuis plus de 40 années, marchaient dans un sens contraire à la volonté américaine. C'était aussi la première fois que le peuple Egyptien de tous les secteurs, forces politiques et institutions s'était uni pour corriger la marche de la révolution et commencer à développer une constitution civile et démocratique pour le pays afin d'échapper à la dépendance et  à la servilité.

Peut-être, ceci  explique-t-il  le mouvement trépidant et les navettes aériennes en Egypte d'Ashton, Barnes et autres officiels, d'une manière qualifiée d'ingérence flagrante dans les affaires intérieures au moyen d'une pression constante pour libérer le président déposé qui est accusé de contacts avec l'étranger affectant la sécurité nationale de l'Etat. Ceci n'était pas également dans le but  de dissoudre les regroupements et les bastions terroristes à Rabea et Nahda mais  avec l'objectif d'assurer la poursuite de l'activité politique en Egypte des Frères Musulmans, le maintien de l'organisation et la continuation du complot de destruction des parties extrémistes de l'aile droite religieuse, l'éclatement et l'extorsion de la direction de la nouvelle Egypte, en essayant d'embrouiller et de perturber la carte de l'avenir pour avorter la révolution du 30 juin. 

Nous estimons la révolution du peuple Egyptien du 30 juin comme le chemin de correction de la révolution du 25 janvier et une extension de toutes les phases de la révolution nationale démocratique qui a commencé avec la Révolution d'Orabi en 1881 qui s'est poursuivie à travers la révolution de 1919 et la révolution de 1952...

Le 30 juin la Révolution est arrivée pour accomplir les tâches historiques de ces révolutions inachevées qui sont en retard, particulièrement après la vague de renoncement avant tout réactionnaire qui a balayé l'Egypte et la Région depuis les années de la mi-soixante dix et qui a duré plus de 30 années et s'est produite  durant l'effondrement  du mouvement de libération Arabe tout comme celui de l'Union Soviétique et la montée du courant religieux  fasciste à tendance droitière sous des régimes autoritaires étouffant  nos peuples pendant des décades.

La contradiction maintenant en Egypte n'est pas juste une contradiction entre forces politiques d'opposition et un groupe réactionnaire et despotique qui est arrivé au pouvoir et qui a failli dans la gouvernance du pays, mais plutôt  dans les contrastes qui sont reflétés plus profonds parmi la majorité des masses Egyptiennes et de leurs forces politiques nationales et démocratiques d'une part et d'autre part les forces de la droite fasciste et religieuse conduite par les Frères Musulmans qui représentent la plus grande menace pour l'avenir de la nation et la révolution. 

C'est pourquoi, la révolution de janvier et sa seconde vague de juin cherche à compléter l'indépendance nationale de toutes ses formes de dépendance qui se plient aux Etats Unis et aux pays impérialistes. Cela ne saurait être accompli sans un développement fondamentalement  complet dans les domaines économique, social et culturel.  D'un autre côté c'est une révolution démocratique pour l'instauration d'un Etat démocratique civil sur les bases d'une Constitution qui protègent les libertés et les droits politiques, économiques, sociaux et culturels des citoyens et qui assurent le contrôle et la participation populaire tout comme  la liberté de former  des partis politiques, des syndicats et des associations et l'accent mis sur la séparation du  religieux et  du politique avec  l'interdiction des partis religieux. Cette révolution, la plus importante, a son aspect social qui est basé sur la redistribution du revenu  et des richesses dans la société selon les intérêts de la majorité des masses laborieuses, en protégeant les droits des pauvres et des groupes vulnérables de la société et elle permet   aux ouvriers et paysans de former leurs syndicats afin d'assurer la continuation de la révolution et l'accomplissement de ses objectifs pour les mener à un niveau plus élevé de révolution sociale au bénéfice des classes laborieuses.

Notre analyse de la nature de la contradiction dans le moment présent et  des tâches fondamentales de la Révolution du 30 juin en tant qu'étape importante et décisive parmi les étapes de la révolution nationale démocratique qui nous conduit au besoin de dresser une carte politique correcte des alliances au stade actuel. Nous voyons le besoin de la poursuite d'une alliance des forces nationales démocratiques pour faire face au danger du fascisme religieux et en conséquence la nécessité de maintenir le Front National du Salut et son noyau des partis politiques et tendances (libéral, national et de gauche). Il répond aux tentatives de dissoudre ou d'affaiblir ce Front sous le prétexte de la fin de sa mission. Elle  sera réalisée seulement après le succès de l'élimination du risque des forces fascistes religieuses, avec un accent continu sur le fait que l'alliance des forces socialistes et progressistes et l'unité de leur lutte est la garantie de la continuation de ce vaste front afin d'arrêter l'hésitation de toutes les forces  qui ne veulent pas affronter le règne des Frères Musulmans. En outre l'unité des mouvements et coordinations de la jeunesse révolutionnaire en évitant la montée de toutes les contradictions internes parmi eux est une très importante question. Ceci afin d'assurer une étendue correcte de la période de transition avec le besoin d'impliquer effectivement la jeunesse dans le jugement des institutions et à la former pour prendre des responsabilités fondamentales dans la phase prochaine.

Nous devons évaluer objectivement et correctement ce qui est arrivé le 30 juin, en rejetant les positions tendancieuses qui favorisent la déformation de la réussite historique du peuple Egyptien sur les forces de la contre-révolution représentées par les Frères Musulmans et leurs alliés les forces de droite fascistes et religieuses de l'intérieur et leurs alliés de l'extérieur dans les pays impérialistes aux Etats Unis et en Europe. Ceux-ci sont les seuls qui se sont précipités pour décrire ce qui est arrivé comme un "coup militaire"... Ce qui est normal de la part des  ennemis de la révolution. Il est compréhensible  quand cela vient de forces et mouvements qui partagent tous les deux le bâton pour réaliser leurs propres et étroits intérêts et leurs propres objectifs. Maintenant il est curieux qu'ils partagent le même point de vue avec certaines forces qui se disent révolutionnaires de gauche fondé sur des catégories rigides de dogmes historiques, des clichés réservées moisies qui réitèrent le militaire, le pouvoir militaire et les coups militaires sans analyse de la réalité concrète et sans vérification de la réalité vivante des faits et des pratiques actuelles sur le terrain, qui mettent l'accent sur ce qui est arrivé et qui a été une révolution populaire au côté de laquelle s'est placée l'armée Egyptienne.  Nous devions analysé aussi les comportements historiques de l'armée Egyptienne au lieu  d'une application arbitraire et rigide des textes sur le terrain. A certains moments nous devons apprendre des leçons et des expériences fournies par nos Egyptiens et  leur nature saine et  leur sens révolutionnaire. Le plus dangereux est que cette position erronée détourne l'attention du principal ennemi des masses populaires au moment présent, qui est le risque de la droite religieuse fasciste et leurs projets terroristes dans le Sinaï et le déploiement de leurs soutiens dans des tentatives sérieuses d'attaquer la révolution des Egyptiens pour contourner leur volonté de renverser le règne des Frères Musulmans et de corriger le cours de la révolution et se donner une nouvelle constitution et prendre d'urgentes mesures sociales.

D'un autre côté nous devons fermement nous tenir en face des symboles des soutiens du régime de Moubarak  et de leurs organes médiatiques qui veulent rayer de l'histoire  la révolution de janvier et la détourner dans le but de justifier les méfaits du régime de Moubarak et effacer leur responsabilité de cette façon pour charger Les Frères de toutes les arnaques de la précédente étape. Nous assurons qu'ils n'avaient pas été pour la révolution de janvier 2011, sans quoi  le peuple n'aurait pas réussi la Révolution le 30 juin et n'aurait pas été en mesure de révéler les crimes du pouvoir obscurantiste qui commercialise la région. Nous réitérons, donc, en le soulignant que la révolution du 30 juin est la seconde vague plus profonde et plus mûre de la révolution du 25 janvier. C'est une correction de sa trajectoire. Le renversement du règne des Frères Musulmans ne signifie pas du tout le retour aux crimes du régime de Moubarak. La révolution du 30 juin doit compléter ce que la révolution du 25 janvier a failli d'accomplir et combat pour balayer tous les inconvénients du régime de Moubarak et de ceux des Frères Musulmans. Elle est une confirmation que nous voulons écarter le noyau de ces régimes et démolir les fondations sur lesquelles ils étaient établis et construire  un nouveau système pour réaliser les objectifs et les aspirations de notre peuple et son exigence pour un changement radical des orientations politiques, des pratiques et des institutions pour poser les fondations de situations nouvelles basées sur la libération nationale éclairée de la culture libérant le peuple de tous les aspects de l'appauvrissement, l'exploitation, l'arriération,  l'ignorance et l'extrémisme en mettant fin à la discrimination sur les base de la religion, du sexe et de l'origine ethnique. 

2. Notre position de la phase de transition et ses droits

Nous croyons à la phase transitionnelle et à la Déclaration de la feuille de route pour l'avenir, malgré nos réserves sur certains aspects de la récente Déclaration sur la Constitution, mais nous soulignons qu'elle contient les fondations pour une nouvelle ère et qu'elle est basée sur la légitimité révolutionnaire  de la révolution des millions d'Egyptiens du 30 juin. Si le principal et légitime objectif révolutionnaire  était le renversement du règne des Frères Musulmans et de leurs alliés, et en même temps d'oeuvrer à construire un nouveau système pour compléter la réalisation des objectifs de la Révolution nationale démocratique de Janvier. 

Par conséquent, nous ne devons pas perdre de vue le fait que cette lutte pour mettre un terme au régime des Frères Musulmans et aux restes du régime de Moubarak est la tâche principale de cette légitimité révolutionnaire à côté de la demande pour  la formation d'un régime alternatif et des actions concrètes pour installer et répandre les bases sociales de la révolution. Il doit être aussi compris que le gouvernement, qui a été formé sur les bases de cette légitimité révolutionnaire doit être loyal en premier aux revendications de la volonté populaire qui a occupé les rues les 30 juin et 26 juillet.  Son rôle primordial est d'utiliser tous les moyens pour appliquer cette volonté et franchir  tous les obstacles  jusqu'à leur réalisation. Notre opinion est que les orientations politiques du gouvernement de transition sont encore loin de l'esprit de  cette légitimité révolutionnaire. Il conserve encore un rythme traditionnel lent  comme s'il agissait dans des conditions normales. Cela se reflète aussi dans des positions de claire indécision et d'inaction en face des forces de la terreur et de l'extrémisme. Certains officiels au niveau supérieur dans les institutions  de l'autorité transitionnelle  parlent de la réconciliation nationale et de la nécessité d'intégrer les Frères Musulmans dans le processus politique sans distinguer les cadres terroristes assassins  et les dirigeants des Frères Musulmans et leurs supporters normaux, d'une manière incompatible avec la légitimité révolutionnaire et en contradiction avec la volonté populaire. Nous soulignons le besoin de corriger rapidement ces situations car poursuivre dans cette situation, hésitation et ralentissement  conduirait à l'érosion et à l'affaiblissement de la révolution et donnerait une chance à ses opposants et à ses ennemis de regagner graduellement leur équilibre des forces. Cela ne doit pas être permis par le peuple Egyptien et  les forces politiques de sa jeunesse révolutionnaire  qui demeurent présentes dans les champs et les squares de la révolution en surveillant l'action du gouvernement pour garantir l'application de la volonté populaire.  D'un autre côté, il doit y avoir une forte et claire expression de l'autorité de transition pour l'indépendance de la décision Egyptienne  et le respect de la souveraineté nationale libre de la dépendance à l'Amérique afin qu'elle  commence à diversifier ses sources d'armes vers d'autres conglomérats du monde dans le but d'équilibrer nos relations internationales sur une voie qui aide à protéger notre révolution dans sa prochaine phase.

Nous devons continuer à être stricte face au terrorisme et régler la question des regroupements armés de Rabea et Nahda, car il est  temps de faire face aux résultats de  ces bastions terroristes. Ils causeront  de plus larges pertes que la résolution rapide de cette question dans le cadre de la loi. Nous sommes d'accord avec ces forces qui demandent la dissolution des Frères Musulmans en leur qualité de groupe légal, d'accorder  une importance assurance au maintien de la sécurité et de la régularité des services,  de soulager la souffrance des couches laborieuses Egyptiennes directement sous la forme d'actions concrètes : telle que l'instauration d'un salaire minimum et maximum, et le maximum ne doit pas excéder 15 fois le minimum, un contrôle strict des prix, la suppression des dettes accumulées des petits et moyens paysans, la  réintégration des employés temporaires, la restauration et le fonctionnement des sociétés propriétés du secteur public, le renvoi des verdicts de justice adoptés ..etc. toutes les actions possibles qui assurent à la vaste majorité du peuple Egyptien de sentir que la révolution qu'ils ont effectuée a été en leur faveur et ainsi en retour ils lui accorderont plus de soutien. 

Nous soulignons la nécessité d'une réécriture de la Constitution d'une manière complète sans ratures, révision et amendement. Le plus important parmi cela sont les tâches de la phase de transition. La Constitution des Frères Musulmans de 2012 est déformée, sectaire et contre les libertés individuelles et publiques, la liberté de pensée et d'expression, les droits des femmes et des enfants et les droits des ouvriers, des paysans et des ouvriers agricoles. Dans la nouvelle constitution l'article II de la Constitution de 1971 doit revenir. Il stipule que les principes de la Sharia islamique sont la principale source de la législation sans augmentation ni rajout. Il doit être aussi stipulé le besoin de ne pas former des partis sur des bases religieuses, et la dissolution de tous les partis existants qui ne respectent pas ces conditions et que l'accent soit mis également sur la séparation du religieux et du politique. Il doit y avoir  aussi dans  un texte clair et explicite des stipulations nécessaires de la constitution qui sauvegardent  la propriété publique et coopérative. Le droit du peuple de choisir la voie de développement économique et social doit être respecté et pas de stipulation qui perpétue le système capitaliste ou tout autre système dans la constitution. Nous voyons la nécessité de  stipuler des moyens effectifs de contrôle populaire sur les institutions de l'autorité exécutive et pour l'activation du rôle de la participation populaire pour assurer que les lois ne transgressent pas les droits et libertés constitutionnelles. Finalement, les droits économiques et sociaux des citoyens doivent être soulignées clairement. Ils doivent relever de l'Etat et en particulier le droit à la santé, à l'éducation, à l'emploi, au logement et à la protection des droits des travailleurs et des paysans, en tant que producteurs des richesses de tout le pays.

3. Unifier les efforts et les forces de gauche

Tous ces défis, actions et événements demandent pour la prochaine étape, particulièrement  pendant la période de transition, la présence nécessaire et effective des efforts unifiés des forces de la gauche Egyptienne face aux forces de l'aile droite fasciste et également face aux capitalistes de droite en général.  Le parti et les forces de gauche n'auront pas la possibilité d'influencer ou d'avoir un effet sans unité et cohésion. Nous mettons l'accent sur la nécessité d'accélérer l'allure de l'unité et la création d'une direction unifiée des partis socialistes comme premier  pas  urgent et nécessaire exigé dans les circonstances actuelles. Tout délai pour la formation de cette direction aurait de sérieuses conséquences non seulement pour le futur des forces de gauche, mais aussi pour le futur de la révolution égyptienne. 

Longue vie à la grande révolution du peuple égyptien!

Longue vie aux deux révolutions : 25 janvier et 30 juin! 


3 Août 2013 
                           
 Le Comité Central du Parti communiste Egyptien


(Traduit de l'anglais par la rédaction du Lien)




No hay comentarios:

Publicar un comentario