martes, 28 de mayo de 2013

Derrotar la impunidad es posible

Partido Comunistra Colombiano saluda esta decisión de la Corte Suprema de Justicia
La Corte Suprema de Justicia, en acta 148 de mayo 15 de 2013, estableció sentencia condenatoria al expresidente de la Cámara de Representantes por el Partido Liberal Cesar Pérez García con pruebas contundentes de su responsabilidad en la masacre del municipio de Segovia, Antioquia, en el año 1988, en la que fueron asesinadas 43 personas y 38 resultaron heridas.

Este crimen horrendo, cuyas consecuencias en los sobrevivientes, en la población y en el país no han cesado, prueba que la impunidad no es una fatalidad inevitable y que es preciso continuar las denuncias y la lucha para que no siga imperando en la vida nacional. En su ejecución resalta la evidencia de la complicidad de funcionarios del Estado cuya obligación constitucional era la de proteger a la ciudadanía.


La masacre de Segovia demostró la despiadada intolerancia del régimen bipartidista colombiano, la negación total de las garantías y de las libertades en la supuesta democracia gobernable. La única culpa atribuible a las víctimas era la de ser integrantes o simpatizantes de la Unión Patriótica y la de haber obtenido una victoria legítima en las urnas.


El Partido Comunistra Colombiano saluda esta decisión de la Corte Suprema de Justicia y hace un llamado a todas las instancias que investigan los diversos crímenes que configuran el genocidio contra los comunistas y demócratas a rendir resultados que reivindiquen el derecho a la verdad, la justicia, la reparación y el compromiso de no repetición. La persecución por razones ideológicas y políticas debe cesar en Colombia, el derecho a la vida debe primar, las garantías para la oposición y para la protesta social deben gozar de pleno respeto del Estado si de verdad se aspira a superar la guerra y avanzar hacia una paz democrática. En sana consecuencia,  el Congreso debe abstenerse de aprobar la ley estatutaria del fuero militar que representaría una bofetada a miles de víctimas del terrorismo oficial.


Es la hora de una reparación integral de parte del Estado que cubra los múltiples atropellos cometidos a lo largo de más de tres decenios contra la UP, el PCC, el sindicalismo y las organizaciones populares. La responsabilidad de gamonales políticos, de sectores empresariales, de estructuras y mandos de la fuerza pública en estrecho nexo con el narcoparamilitarismo debe salir a la luz, de cara a la sociedad.


A los familiares y sobrevivientes un mensaje de aliento, de solidaridad y acompañamiento en la dura batalla por la justicia.


PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO

COMITÉ EJECUTIVO CENTRAL


Bogotá, mayo de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario