viernes, 15 de marzo de 2013

Lanzamiento de las Constituyentes por la paz con justicia social de Santander

Declaración pública

El lanzamiento de las Constituyentes por la paz con justicia social de Santander, realizado el 14 de marzo en Bucaramanga, fue un apoteósico acontecimiento que contó con el auspicio de la Alcaldía de Bucaramanga y la Gobernación de Santander, y nos deja la satisfacción que embarga a todos los amantes del logro de una solución política al conflicto social-armado que enluta a Colombia desde hace más de 60 años, al vislumbrar la posibilidad de que se aclimate un proceso de paz duradera y sostenible.


Las mesas de trabajo de tierra, territorio y espacialidad; de víctimas; de exigibilidad de derechos; y de Constituyente y poder que nutrieron el evento, trabajaron durante buena parte de la jornada para orientar de mejor manera las Constituyentes, que se propone que funcionen en todos los municipios, espacios territoriales y sectores sociales. Las Constituyentes son la voz de toda la sociedad para que los diálogos de La Habana entre el Gobierno y las FARC-EP trasciendan a soluciones sociales, es decir paz con justicia social. En todos los sitios de Santander, en sus sectores sociales más claves, en los espacios que reúnen a los múltiples actores de la población vulnerable, trabajarán iniciando en los próximos días ‒y siguiendo el ejemplo de los municipios de Bolívar y El Peñón‒ Constituyentes que junto a examinar los asuntos de la paz en Colombia, escudriñen la problemática propia de sus territorios y sectores.

Se trata –como aconteció en Bucaramanga con el lanzamiento oficial‒ de que los sectores sociales, populares y poblacionales ejerzan la soberanía, que de acuerdo con la Constitución que nos rige, pero también con los cánones internacionales, reside exclusivamente en el pueblo. Pero se trata además de que las Constituyentes sean la búsqueda de la paz, que en voces de la Constitución de 1991 es “un derecho y deber de obligatorio cumplimiento”.

Nuestro lanzamiento fue la particular muestra de la diversidad de la sociedad que se ha fijado como meta común, trascendente y altruista lograr que se pueda participar en política, organizarse por fuera de los marcos del Estado, actuar de forma independiente y opositora, o clamorosa, oficialista y gregaria; disentir o pensar diferente sin el temor de que la balas de la guerra fratricida, la más vieja del mundo actual, sieguen nuestras vidas o las de nuestros seres queridos.

El lanzamiento ha creído conveniente que las Constituyentes de todos los sitios y sectores se enfoquen, además de en entregar insumos para el logro de la paz, en proponer a los mandatarios y a la sociedad la búsqueda de soluciones que hagan posible una mejor forma de vida para las mayorías. Debatir el futuro aciago que amenaza toda nuestra producción industrial, manufacturera, agraria, agropecuaria y hasta agroindustrial, hoy arrasadas por la política de la megaminería y el extractivismo, que llevará al ineluctable eclipsamiento del campo y pondrá a sus moradores solo como peones, o en el mejor de los casos, como socios de las transnacionales. Debatir el problema de la población vulnerable en general; el robo que significa la política de ordenamiento territorial y la nueva espacialidad, la conculcación de derechos y el recorte de servicios, y en general los males que aquejan al país y lo hacen uno de los más inequitativos del mundo.

Es hora de que todos los ciudadanos hastiados no solo de la guerra sino del desgobierno; de la aplicación del derecho para el beneficio de unas minorías cada día más voraces, contra las mayorías cada día más empobrecidas; cansados de que nuestras riquezas se entreguen a cambio de ‘regalías’, y de la política antinacional de las élites en el poder nos acompañen en la realización de las Constituyentes, en esta “audiencia que crece cada día”.


COMITÉ DE IMPULSO SANTANDER

Bucaramanga, marzo 14 de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario