domingo, 17 de febrero de 2013

Pedro Gutierrez (PG), responsable de la Tribuna Popular en la epoca de la clandestinidad bajo la dictadura de Pérez Jiménez. Foto: Tribuna Popular
Tribuna Popular TP – 65º Aniversario.- Dedicado a los que durante diez años hicieron posible, editar Tribuna Popular durante la dictadura de Pérez Jiménez y que son héroes anónimos del pueblo venezolano y del Partido Comunista de Venezuela

Al personaje y al colectivo que le acompaña, se le han dado instrucciones muy precisas por parte del aparato del P. BP en la clandestinidad. No deben asistir a mítines políticos de ningún tipo, fiestas de cumpleaños, matrimonios, ferias, corridas de toros, partidos de beisbol, galleras y todo lo que significa gran concentración de personas como mercados, etc., lo que no significaba que se desligaban de la sociedad en general, seguirían en la calle en forma habitual cumpliendo su trabajo…
 
Estas orientaciones tenían como finalidad evitar al máximo que ningún miembro del colectivo y el personaje responsable de editar Tribuna pudieran caer detenidos por los espías de la policía política del régimen la tenebrosa Seguridad Nacional mejor conocida como SN, dirigida por el chacal de Guiria, Pedro Estrada. PG el personaje le transmite al colectivo esas directrices que son aplicadas rigurosamente por todo el colectivo en forma disciplinada, pero no una disciplina castrense, es la disciplina de un partido en una lucha muy desigual, pero con una gran mística y moral que le da su doctrina.
 
Todo el engranaje, todo el rompecabezas para que Tribuna salga y el aparato del partido lo distribuya en la capital y las demás regiones está a cargo del personaje y el colectivo que son hombres de carne y hueso, con sus sentimientos, con sus familias, con ganas de vivir como todo humano, pero las circunstancias políticas y la exigencia de la dirección partidista para todos sus militantes en esa época tan terrible de la dictadura – les restringen al personaje PG y al colectivo ciertas “comodidades” de una vida normal. Están en la clandestinidad y en un trabajo que le ha encomendado el aparato del BP, donde a cada momento su vida corre peligro. Pero el colectivo y el personaje PG, no piensan en la muerte, piensan en la vida… como todo revolucionario tienen la esperanza en el triunfo y no en la derrota. La dictadura no tiene moral, cada día se deterioraba más, no cuenta con base social, se apoya en las bayonetas y en la represión.
 
Son varias las anécdotas del colectivo y de PG, unas no deben divulgarse, pues le servirán al P, para actuar en circunstancias parecidas y eso ocurrió donde otro colectivo y otro personaje editó TP en la etapa del betancurismo, pero esa es otra historia.PG con quien tuve el honor de conocerlo, me relató que estando trabajando con la edición de Tribuna en una urbanización en Caracas, por una imprudencia una ventana al patio del taller quedó abierta y una vecina vio a uno del colectivo limpiar una pieza de la imprentica. El personaje dio la orden de evacuar y en pocos minutos empacaron y trasladaron en un camioncito alquilado la maquinaria de Tribuna. Dando parte al aparato del BP, se le orientó a buscar una casa alquilada con buena ubicación. El personaje tuvo información que el caudillo Arévalo Cedeño, quien vivía en Caracas, alquilaba una casita. PG lo visitó y le dice “soy amigo de su hijo que vive en Portuguesa. El caudillo le manifiesta que los amigos de sus hijos son como familiares de él. PG sin sonrojarse y muy callado, espera que sea el General que le diga algo y efectivamente…-“En que puedo servirle, dice Arévalo y PG le manifiesta que es campesino y la casa tiene un fondo bien grande para la siembra de hortalizas y criar gallinas. La casa es suya, eso sí, cuídela y ojalá que pegue una buena cosecha. De esa manera la TP con el colectivo y el personaje PG (Pedro Gutiérrez) cuentan con un local más seguro…
 
En otra oportunidad PG se dirige a un taller de soldadura a hacerle una pequeña reparación a una pieza de la imprentica. Aborda un bus de esos bien grandes que todavía hay en la capital. No encuentra donde sentarse, lleva su bojotico en una bolsa de papel. A su lado va un señor mostachuó y en un frenazo del bus, el fornido señor golpea con su cuerpo al personaje y se le cae la pieza en el piso del bus, PEDRO GUTIERREZ el personaje PG, se agacha y sin nervios recoge la bolsita con la pieza y la lleva al taller de soldadura.
 
La imprenta donde el colectivo y el personaje sacan la Tribuna, nunca es detectada por la policía política SN. Los allanamientos que le hacen a pequeños talleres de imprenta en el centro de Caracas y otros lugares de la capital donde la SN pensaba que estaba la imprenta de Tribuna, fueron fallidos. Al camarada Gallegos Mancera, detenido por la SN en CARACAS, fue salvajemente torturado y a él le preguntaban mucho por la sede de Tribuna… “Diga coño donde está la imprenta” y nuestro camarada les decía prefiero la muerte no soy delator, soy comunista…
 
El personaje vive, muchas de sus experiencias y vivencias no han sido divulgadas, otras no pueden ser divulgadas. Nuestro personaje se quedó con su seudónimo en la guerra contra la dictadura, cuando vivía en Guayana era presentado en la prensa y radio con el nombre de Pedro Gutiérrez. En una ocasión recibió una comunicación del camarada (+) Jesús Faría, secretario General del PCV para ese momento. Le daba la autorización para que inscribiera en el CNE regional a los cs. Propuestos a cargos a Diputados, etc. y la comunicación estaba dirigida a Pedro Gutiérrez. Estaba con él y me dice “Luis, Jesús Faría, no sabe que yo no me llamo Pedro Gutiérrez”. Con su habilidad como operario de imprenta, arregló todo eso… yo ni siquiera vi su nombre en el oficio y así se inscribió la plancha del PCV en esas elecciones.
 
El personaje y el colectivo que sacó Tribuna Popular durante la dictadura de Pérez Jiménez y el otro grupo de camaradas que hicieron posible la edición en el periodo clandestino de AD-COPEI, merecen nuestro más ferviente reconocimiento…


Fuente: Tribuna Popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario