martes, 6 de noviembre de 2012

4 de Noviembre

No habrá muerte que mate su silencio

El 4 de noviembre

La noche es apenas un tropiezo

Un tope en el sendero

Que anda el pueblo




Esta cañada no se compromete

Ni el río será testigo complaciente

Ni esta yerba se hará desentendida

Que mulló su paso

Que rozó como la brisa

Su sueño final



Nada humano será

Mudo ni compinche

Bajo el techo de muerte

Y bombarderos



Los dedos de la tierra

Hacen pistola al plan operativo



Ya nada será igual a como era

Las voces y las plantas se rebelan

Cesó la sumisión

Todo es rebelde



En tanto

Arrogante y escuálido el verdugo

Confiesa al mundo en la Universidad de Kansas

Su orden pestilente

Confiado en que la muerte es su victoria



No habrá muerte que mate su silencio

El 4 de noviembre

La noche

Solo es un tropiezo

En la luz del pueblo que camina



No habrá verdugo que mate el alborear

De la patria real que está naciendo

Las semillas que crecen en las sangres

Las manos que se juntan

El país nuestro y de todos

Donde cabe toda la justicia




JAIME CAYCEDO, NOVIEMBRE 4 DE 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario