miércoles, 6 de junio de 2012

Polo Democrático repudia plan paramilitar para atentar contra periodista Carlos Lozano

Director del Semanario Voz, Carlos A.  Lozano Guillén.
La presidenta del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón rechazó enfáticamente el plan preparado por el grupo paramilitar “Los Urabeños” para atentar contra la vida del periodista y director del Semanario Voz, Carlos Lozano Guillén.


Además de manifestar la solidaridad del partido a Lozano Guillén, López Obregón hizo un llamado a las autoridades para redoblar el esquema de seguridad del periodista.

La presidenta del Polo señaló igualmente que este tipo de amenazas lo que buscan es amedrentar a la izquierda colombiana y a las voces disidentes del statu quo comprometidas con la búsqueda de la paz en Colombia lo cual, agregó, no lo van a conseguir.

Iván Cepeda prende la alarma

El representante a la Cámara por el Polo Democrático Alternativo, Iván Cepeda anunció que el pasado lunes 4 de junio recibió de forma anónima información según la cual, el grupo paramilitar de “Los Urabeños” habría enviado varios sicarios a Bogotá para atentar contra Lozano, quien además hace parte del colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz. Para cometer el hecho criminal se habría pagado la suma de 200 mil dólares.

El supuesto plan sería ejecutado por un grupo de entre 10 y 15 personas que habrían llegado a Bogotá desde otra región del país para cometer el crimen en los próximos días.

Para el congresista del Polo es preocupante la situación de seguridad de Lozano, quien se ha caracterizado por ser una de las figuras más comprometidas con el tema de la paz en Colombia.

Comunicado de Carlos Lozano

Por su parte, Carlos Lozano al conocer el plan para atentar contra su vida expidió la siguiente declaración pública:

En el día de hoy, lunes 4 de junio, he recibido información de fuente digna de todo crédito, que el grupo narcoparamilitar “Los Urabeños” de “Don Mario”, ordenaron asesinarme. Para ejecutar este acto criminal, contrataron un grupo de sicarios, cuyos integrantes están ubicados en distintos sitios de Bogotá, que recibió US$200 mil y con la orden de hacerlo cuanto antes.

No me cabe duda que esta grave denuncia tiene que ver con la ola de amenazas e intimidaciones que provienen de la ultraderecha y de los enemigos de la paz, incluyendo la que fue revelada hace pocos días por la ex senadora Piedad Córdoba, dirigente de “Colombianas y Colombianos por la Paz”. Por desgracia, estos actos desesperados del terrorismo narcoparamilitar, están estimulados por las viscerales declaraciones de altos funcionarios del Gobierno y miembros de la cúpula militar, que señalan a Marcha Patriótica de ser agente de la subversión y aliada de las FARC.

Que tome atenta nota el Gobierno Nacional. El camino más aconsejable es de fortalecer la democracia, ofrecer garantías a los opositores y a los críticos del régimen, que tienen todo el derecho a buscar cambios y transformaciones progresistas en el país.

Por lo demás, sobra advertirles a los criminales que han ordenado mi asesinato, que no me intimidan, no podrán silenciarme, nos mantendremos firmes al lado de los colombianos y las colombianos que anhelamos un mejor mañana para nuestra patria.

Carlos A. Lozano Guillén

Director de VOZ

Bogotá, junio 5 de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario