miércoles, 6 de abril de 2011

Correa califica de grave intromisión de la embajadora estadounidense

Correa calificó como vergonzoso e indignante el comportamiento de la embajadora Hodges.
Agencias

El mandatario  confirmó que Hodges tendrá que salir de Ecuador debido a que no ha dado explicaciones sobre los cables diplomáticos que envió a su país indicando que en el Ecuador existía  corrupción en la policía.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó como muy grave la intromisión de la embajadora de EEUU en Quito, Heather Hodges, en asuntos internos y ratificó la declaratoria de la diplomática como persona no grata.

Confirmó que Hodges tendrá que salir del país debido a que no ha dado explicaciones sobre los cables diplomáticos que la embajadora envió a su país indicando que en el Ecuador existía  corrupción en la Policía.

Aseguró que el mensaje está lleno de mala fe y que siempre se sospechó que la diplomática estadounidense era contraria al Gobierno, reseñó la agencia Andes.

Indicó que el Gobierno, a través de la Cancillería,  llamó a la embajadora Hodges para que ofrezca explicaciones sobre estos documentos, a lo que la diplomática señaló que su gobierno le ha prohibido aclarar esta información, informó el periódico oficial El Ciudadano.

El Jefe de Estado señaló que no conocía al ex comandante Jaime Hurtado, a quien se le compromete con actos de corrupción, y quien en su momento  tendrá que defender su honor.

Recalcó que probablemente estos ataques, dirigidos al ex Jefe de la Policía Nacional son porque Hurtado fue el que ayudó a desbaratar las unidades que eran financiadas por la CIA y que eran pagadas por la embajada de los Estados Unidos.

Recordó que el Ministro del Interior es quien propone los nombres de los nuevos comandantes de la Policía y que el titular de ese Ministerio de ese entonces era Fernando Bustamante.

Consideró como muy grave la intromisión de la diplomática en asuntos internos y señaló que los cables revelados por Wikileaks tienen aproximadamente tres páginas donde se manifiesta, además, que tiene una serie de informaciones recopiladas al interior de la Policía, lo cual demostraría que existen infiltrados dentro de las fuerzas del orden.

Calificó como vergonzoso e indignante el comportamiento de la embajadora Hodges.  El mandatario aseguró que si esto  hubiera sucedido con la embajada de Ecuador en Estados Unidos, con seguridad expulsarían al embajador ecuatoriano.

Indicó que, al menos en América Latina, ya se acabó con  el colonialismo y que en el Ecuador se van a encontrar con dignidad, soberanía.

Recordó que Lula da Silva en su despedida como presidente de Brasil, indicó que el mayor legado era que ahora ya se piensa con la cabeza y que ahora ya no nos somete nadie.

Aseguró, que este inconveniente no tiene que ver con la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y de Lucha contra las Drogas (ATPDA, por sus siglas en inglés) y que por soberanía se van a buscar alternativas a este tipo de concesión unilateral de los Estados Unidos. “No podemos estar dependiendo de cosas unilaterales cada año para ver si podemos seguir vendiendo a EE.UU. No es un tratado binacional, no es un acuerdo internacional”, aseguró.

Acotó que con la decisión de declarar persona no grata a la embajadora Hodges habrá retaliaciones de los Estados Unidos, pese a que es su culpa por enviar a malos embajadores que buscan entrometerse en algunos países, se responderá también a nivel regional. “Yo estoy seguro que UNASUR dará el total respaldo en este caso a Ecuador”, dijo.

Ecuador la declaró hoy “persona non grata”, en reacción a un supuesto cable firmado por ella en 2009 y divulgado por WikiLeaks que mantiene que “la corrupción es generalizada” en la Policía ecuatoriana.

LRS

No hay comentarios:

Publicar un comentario