viernes, 11 de febrero de 2011

Trabajadores de la Multinacional Kraft Foods, permanecen encadenados en huelga de hambre en la Plaza de Bolívar en Bogotá

Trabajadores de la empresa Norte Americana Kraft Foods, permanecen encadenados en huelga de hambre, en la plaza de Bolívar en la ciudad de Bogotá, desde las seis de la mañana del día de ayer, 8 de febrero, en protesta porque la Gerente Simone Knorr de Oliveira y Antonio Vázquez – Vicepresidente Latinoamérica, solicitaron el pasado 31 de enero, al Ministerio de Protección Social, autorización para despedir trabajadores, por el cierre definitivo de la factoría ubicada en la Zona Franca del Pacífico en el municipio de Palmira.

Según los trabajadores, los directivos, Knorr de Oliveira y Antonio Vázquez, el pasado 1 de febrero, los encerraron en el Estadio Municipal de Palmira, en medio de un gran dispositivo de seguridad contratado con una empresa privada y personal de inteligencia del Estado apoyados por paramédicos y ambulancias, para informarles la decisión, que afecta a más de 400 familias.

Simultáneamente, la administración de Kraft Foods, con el fin de crear pánico y presionar a las familias para que los trabajadores renuncien a sus contratos, ha realizado una sucia campaña de acoso a las casas, haciendo llamadas, enviando cartas notificando la decisión de cierre de la factoría y despido colectivo.

Kraft Foods usó la inundación que desde el 29 de Diciembre de 2010, no existe en la Zona Franca del Pacífico, para suspender los contratos de trabajo desde el 8 de Diciembre, mientras que las otras empresas ubicadas en esa Zona, enviaron a sus trabajadores a vacaciones, les respetaron sus derechos y desde finales de Diciembre reiniciaron sus laborales.

Kraft aprovechó la parálisis de la producción en la Zona Franca del pacífico, para abastecer el mercado andino que incluye a Colombia, desde fábricas ubicadas en otros países y recibe millonarias sumas por el cobro de seguros y el lucro cesante.

La Multinacional, se ha negado a dialogar con las autoridades y Sinaltrainal como representante de los trabajadores, no ha querido participar de la mesa de trabajo conformada desde hace meses, con el propósito de establecer el tiempo y los procedimientos para el reinicio de las actividades, la multinacional dejo pasar intencionalmente el tiempo, impidió el inicio de labores de verificación, sanitización y mantenimiento, para justificar que la maquinaria no está en condiciones de funcionar y ha informado que si fuera posible iniciar operaciones con maquinaria nueva, sería aproximadamente en un año, esto indica, que efectuado el despido de los trabajadores, piensa abrir nuevamente la fabrica, con salarios más bajos, aprovechando otras ventajas que le ofrece el gobierno nacional, con leyes como la 1429 del 29 de Diciembre de 2010, llamada de formalización del trabajo, entre otras.

Kraft Foods, no tiene consideración con los damnificados por la ola invernal, dejará sin trabajo a 400 familias, afectando a proveedores, transportadores, consumidores y al país, generando más desempleo, sometiendo al hambre a miles de familias y dañando su futuro.

Contrario a todo principio ético, la multinacional Norte Americana Kraft Foods, solicita ser exonerada del pago de impuestos y el gobierno anuncia beneficios para los empresarios con los decretos de Emergencia Social y permite que Kraft Foods siga inundando a Colombia con productos que ingresa de otros países.

Por Sinaltrainal

No hay comentarios:

Publicar un comentario