miércoles, 26 de enero de 2011

160 mil empleos se perderán con proyecto ciudad salud

La denuncia fue hecha por el concejal Jaime Caicedo Turriago
Boletín de prensa

      Se demolerán 6.750 viviendas de estratos 2 y 3 para favorecer los intereses de grandes inversionistas inmobiliarios nacionales y multinacionales.

      No se trata de oponerse al desarrollo urbanístico, sino de exigir la inclusión de los habitantes actuales.

Gran preocupación existe entre los actuales pobladores de la zona afectada por el futuro proyecto denominado Ciudad Salud debido al desplazamiento masivo que provocará y a la afectación económica directa sobre cerca de 160 mil empleos que genera actualmente la economía de esa zona de la ciudad, producidos por poco más de 9.170 empresas instaladas en el área, la gran mayoría pertenecientes al sector de micro y mediana industria.

El proyecto impactará de forma directa a 3.103 predios ubicados en las UPZ El Sosiego, Las Cruces, Restrepo, Ciudad Jardín y Santa Isabel, los cuales se comprarán por vía de expropiación administrativa o por compra directa de los mismos. Se demolerían 6.750 viviendas.

La denuncia fue hecha por el concejal Jaime Caicedo Turriago en un debate citado para que la ciudad conozca las verdaderas intenciones que oculta el proyecto, presentado por las sucesivas administraciones de la capital como un gran salto en el desarrollo urbanístico del centro histórico de la capital, pero que en verdad producirá un enorme desplazamiento de familias de estratos 2 y 3, además de las empresas allí instaladas, y que no prevé ningún beneficio para quienes son hoy propietarios o arrendatarios de los predios que se verán afectados.

“Las administraciones, incluida la de Samuel Moreno, defienden el proyecto argumentando que se crearán 10 mil soluciones de vivienda y que se mejorará sustancialmente el entorno urbano. Lo que no dicen es que el 85% de esas soluciones de vivienda serán para estratos 5 y 6 y que los predios que están en poder de sus actuales dueños los están comprando a precio de huevo, mientras que los grandes beneficiarios de la intermediación inmobiliaria los revenderán a precios exorbitantes. Esto no es ni equitativo ni justo y va a golpear duramente un extenso sector de bogotanos y bogotanas que exigen ser incluidos en las ventajas que ofrece el desarrollo y no ser expulsados como muebles viejos e inservibles y con unos cuantos centavos en el bolsillo”, argumentó Caicedo Turriago.

Para demostrar su aseveración, el concejal del polo Democrático Alternativo puso como ejemplo el caso del señor Leoncio Salvador Cruz Medina, quien era propietario de una casa  en la carrera 4 con carrera 8 A, quien fue expropiado por el IDU en noviembre pasado. “El predio no sólo era su casa de habitación, sino que generaba ingresos para la subsistencia de su familia. El predio se le canceló a un valor de $220 mil el metro cuadrado, cuando a escasos 80 metros el valor del metro cuadrado llega a dos millones setecientos veinte mil pesos. Esto es un verdadero asalto al único patrimonio que poseen cientos de familias en ese sector”, denunció el concejal Caicedo Turriago.

El cabildante defendió su posición y la de los habitantes afectados señalando que “no se trata de oponerse al desarrollo y la transformación urbanística de la zona. Lo que se exige es que los pobladores actuales sean beneficiarios directos del proyecto y no víctimas inermes de los voraces comerciantes inmobiliarios que sólo procuran su enriquecimiento”.

El proyecto ciudad Salud busca la remodelación de un extenso sector del centro histórico de la ciudad, con el objeto de integrar allí diversos servicios médicos destinados a la exportación, crear unidades residenciales en su mayoría destinadas a estratos 5 y 6, así como centros comerciales.

RA/PCC

No hay comentarios:

Publicar un comentario