sábado, 4 de diciembre de 2010

“Veinticinco campesinos han sido asesinados este año en Bajo Aguán”


Por Dick y Miriam (cámaras) Emanuelsson

Tegucigalpa  Mientras el ejército y la Policía Nacional comenzaron hoy el desalojo de centenares de campesinos en el Bajo Aguán, violando flagrantemente el acuerdo entre MUCA y el régimen de facto de Porfirio Lobo, en la capital hondureña se movilizaron miles de campesinos en solidaridad con los 3500 campesinos y sus familias en el Bajo Aguan.

El régimen de facto formaliza una nueva red de sapos al estilo colombiano que involucra a la población civil en la “guerra sucia”.


El pueblo hondureño esta indignado por el terror que el estado, a través de su ejército y policía, esta cometiendo contra los humildes campesinos en la costa norte, dice Rafael Alegría que entrevistamos durante la movilización campesina y popular, hoy jueves.

Rechaza con ironía las acusaciones que primero salieron de la boca del hombre más poderoso de Honduras, Miguel Facussé, que los campesinos organizados en el Bajo Aguan serian ahora no invasores de tierra sino guerrilleros.

Esa acusación ha sido sistemáticamente copiada y publicada en el diario golpista El Heraldo que ayer, miércoles 1 de diciembre, pasó todas las barreras de descaro acusando a los campesinos ser guerrilleros entrenados en Nicaragua y que ahora incluso están violando a las campesinas de la zona.

GUERRILLEROS FANTASMAS

Bajo el cínico titulo: “Los operativos policiales y militares han comenzado a dar resultados”, resultados que el pueblo hondureño hasta ahora no ha visto, ni un solo detenido y menos un solo AKA-47 de los mil (1000) que el presidente de facto y su ministro de seguridad aseguran se encuentran allá entre los campesinos entrenados por viejos comandantes guerrilleros sandinistas en el país vecino.

Pues ahora el diario tranquiliza al pueblo, por que afirma el señor Jorge Canahuati, dueño de El Heraldo, que Los grupos armados que sembraban el terror en El Tumbador de momento han desaparecido pero advierte que campesinos afirman que se trasladaron a otras fincas y siguen en posesión de las armas de alto poder”.

El Tumbador era la finca donde fueron asesinados cinco campesinos por, lo que los campesinos dicen ser “paramilitares” al servicio de Miguel Facussé.

Lo que quiere decir El Heraldo, es que hay mantener el alarma en alto, no hay que bajar la guardia por que de repente vienen “Los Guerrilleros Fantasmas” de nuevo a la zona y siembran el terror que ningún testigo con nombre y apellido ha dado su testimonio.

¿Esperando el ejercito colombiano?

Rafael Alegría se ríe pero con resignación cuando tocamos el tema. “El arsenal de armas” que Canahuati ha señalado podría ser suficiente para armar un ejercito irregular que fácilmente borraría del mapa el ejercito nacional, acusado hoy por sus propios integrantes [1] por ser una junta de golpistas corruptos.

Pero para no ser declarados ¡“Alerta, Viene el Lobo”¡ dice El Heraldo que el “Ejecutivo aseguró que desde hace mucho tiempo se sabía de la existencia de los grupos irregulares, sin embargo, los informes de inteligencia se mantuvieron en secreto para evitar estropear las investigaciones”.

Pero si sabían de la existencia de los “grupos irregulares”, ¿porque no los detuvieron? ¿O estaban esperando el ejército colombiano? ¿No es capas el ejército y la policía hondureña de detener a los “irregulares”?

¿Y cual es el resultado de las investigaciones?

Pues ahí se quedan cortos. No hay absolutamente nada.

Los abusadores sexuales guerrilleros. . .

Pero El Heraldo no se queda corto y la fantasía hace cosquilla con la fantasía del hondureño cuando pone en alerta sobre las barbaridades de los “comandantes guerrilleros del MUCA”, estos comandantes que son más místicos y Fantasmas que el “Subcomandante Marco” en el estado de Chiapas, que, por lo menos, es visible con una pasamontañas.

Pero no en Honduras.

Varios pobladores aseguran que en esa zona los abusos sexuales de los grupos armados han sido normales y todos quedan en la impunidad”.

¿No les da pena, colegas de El Heraldo, publicar semejante acusación sin fuente más que “pobladores”? ¿A quien intenta de convencer con semejante cuento chimbo?

EL ODIO Y LA OBSESIÓN DE CANAHUATI CONTRA ZELAYA

¿Y a quien se dirige Canahuati con su acusación, de abusos sexuales que pronto será abusos sexuales apoyados de una u otra ONG bajo el mando de Marcia Villeda en donde le acusa a algún comandante guerrillero fantasma por abusar sexualmente alguna guerrillera que por supuesto también es menor de edad, si no es niña?

Pues, la acusación se dirige al enemigo No 1 de El Heraldo, el derrocado presidente Manuel Zelaya:

Ya en el pasado, en el 2009, el ex presidente Manuel Zelaya Rosales conformó una guerrilla zelayista”.

¡No me digas!
Aja, y ¿donde operaba esa “guerrilla zelayista”? ¡Nos debe una respuesta, Canahuati!

¿No te da vergüenza publicar semejante mentira barata? Tu, que eres de uno de los honorables integrantes del Comité Ejecutivo de SIP, Sociedad Interamericana de Prensa, los explotadores de periodistas, personal grafico y de imprenta, no tiene absolutamente ningún principio de ética, Canahuati? ¡Por me rehúso pensar que un colega y periodista normal en tu diario podría prestarse por semejante bajeza!

EL PRETEXTO PARA LA PRESENCIA MILITAR

Pero sigue el Salvador de la Libre Expresión en Honduras:

Aquí hay miedo, el temor que sentimos es grande y no podemos hablar. Esta gente es mala, asalta y viola. A una prima mía la violaron y nadie puede decir todo lo que ocurre porque nos pueden matar. Ahora solo esperamos que la Policía vigile y ojala no permita que regresen, porque si no volveremos a pasar encerrados por miedo”.

Claro, y ahí avala El Heraldo la militarización de toda la zona campesina en el Valle del Aguán, protegiendo a los ejecutores de las masacres de campesinos humildes y pobres que solo quieren trabajar la tierra para mantener y ver crecer a sus hijos, acusados por ser guerrilleros.

Sin nombres, sin apellidos, sin la confirmación de una Fiscalía que jugó un papel decisivo en el blanqueo judicial del golpe de estado militar el 28 de junio de 2009, una mujer fantasma, según El Heraldo, hace testimonio al diario golpista que los Fantasmas guerrilleros violan mujeres invisibles en la región que a grito, según El Heraldo, pide presencia de los Verde Olivo.

“No me hagan reír”, como decía Juan Gossaín, directo de Radio RCN en Colombia, cuando Uribe intentó decir que “Yo no fui”, negando algo que ver en las “Chuzadas”, la interceptación de la oposición política y los periodistas que, al contrario del El Heraldo, investigaban y cuestionaban, como debemos hacer, al Poder Fáctico.

El Heraldo hace lo contrario, se acuestan con el “objeto” que debería investigar.

LLEGADA INTERNACIONAL A LA ZONA

La miseria periodística es total y es con este marco de guerra psicológica que el drama en el Bajo Aguan ha movilizado el pueblo hondureño a expresar su solidaridad con los campesinos que entre las palmas africanas huyen los batallones del ejercito que el terrateniente Miguel Facussé, Reinaldo Canales y Rene Morales han sembrado en tierras que son desde hace un siglo de los campesinos de la región y, para rematar esta historia, el mismo Estado hondureño compró de un terrateniente estadounidense.

Y es por eso que el MUCA, la Vía Campesina y el Frente Nacional de la Resistencia hondureña han invitado a varios personajes del mundo de acompañar a los campesinos en su dura lucha para la supervivencia y a resistir la guerra que se ha desatado contra ellos.

Varios integrantes de la Comisión de Verdad están llegando en este momento a Honduras y varios periodistas nacionales e internacionales viajarán la próxima semana hacia el Bajo Aguan para tomar testimonios sobre los abusos ejecutados contra los campesinos de la región por parte del régimen de facto.

UNA NUEVA RED DE SAPOS AL ESTILO COLOMBIANO

La perspectiva es oscura. Hoy habló Porfirio Lobo y su ministro de Seguridad, Oscar Álvarez, que Honduras tendrá una “Red de Sapos” al estilo de Colombia. Los alcaldes y la población civil serán los sapos e informantes a la Policía local. En Colombia era el Batallón local del ejército que era “El Capo” para los sapos. Solo falta la “Recompensa” para avisar al jefe policial que “el vecino es un miliciano al servicio a la Resistencia”.

Mientras tanto, el ejército colombiano sigue operando en Honduras sin que el señor Porfirio Lobo haya publicado una lista de los militares colombianos, como prometió hacer. Es más, un oficial de la Policía Colombiana fue condecorado con la “Medalla de oro” en estos días por el régimen por sus obras en Honduras.

Uribe fue condecorado la semana pasada por el Congreso Nacional en Honduras. Y ahora le tocó un oficial colombiano. Uribe es demandado a la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad y varios de sus ex ministros y ex jefes de la policía política secreta se encuentran ya en el exterior en calidad de “asilados” o están en proceso, apoyados por el mismo Uribe, de solicitar asilo en el exterior.

PARAMILITAR COLOMBIANO ORDENÓ 4.000 MUERTES

Obra del ejercito colombiano en Macarena
Hoy fue sentenciado a ocho años de cárcel en Colombia uno de los jefes paramilitares, Jorge Iván Laverde, el 'Iguano', de los cuales ha cumplido siete, por haber ordenado más de 4.000 muertes. Confesó que él mismo había asesinado más de 100 de sus compatriotas, varias decenas en los hornos al estilo de los nazis alemanes (2).

Pero lo interesante es que ese jefe paramilitar patrullaba con sus matones en la ciudad de Cúcuta, junto con las tropas del ejército y la policía y con el aval de las autoridades. Su tarea era matar a todos y todas que llegaron a Cúcuta en calidad de desplazados por la guerra interna.

Y para coronar esta historia de un genocida, el señor Laverde tenía como su mejor vecino “la Regional de Inteligencia del grupo Maza, del Ejército”.

Véase la entrevista completa con Rafael Alegría:

No hay comentarios:

Publicar un comentario