viernes, 10 de diciembre de 2010

Acusadora de Assange estuvo en Cuba

Anna Ardin
Anna Ardin, una de las acusadoras de delitos sexuales del fundador de Wikileaks, Julian Assenge, estuvo en Cuba y se reunió aquí con grupos controlados por Estados Unidos, afirmó la televisión cubana.

“Está confirmado que esta Ardin ingresó a Cuba, estuvo en Cuba, se reunió con las Damas de Blanco y se reunió con otros grupúsculos contrarrevolucionarios dentro de Cuba y después regresó a Suecia”, dijo uno de los periodistas asistentes al programa diario Mesa Redonda, de análisis político.

Las Damas de Blanco  está formado por esposas de presos que consideran políticos y están bajo el control financiero y político del gobierno de los Estados Unidos, que designa cada año una partida financiera para sostener a esta mujeres y a supuestas “dama de apoyo”.

El espacio de televisión dedicó una hora y media al tema de Wikileaks, a los documentos secretos de Estados Unidos que publicó, las circunstancias de las acusaciones y al arresto de Assenge en Londres.

“La clave es preguntarse si estamos en presencia de un proceso judicial o una famosa conspiración como ya se conoce en los medios políticos”, sugirió el periodista de la televisión nacional cubana, Reinaldo Taladrid.

La Mesa Redonda reiteró afirmaciones el martes del diario Granma, según las cuales “detrás del escándalo sexual con el que se intenta desacreditar” a Assange está “una “colaboradora” de la CIA, la agencia estadounidense de inteligencia.

También citó fuentes extranjeras de prensa para sugerir un vínculo de Ardin con Carlos Alberto Montaner, un analista cubano a quien La Habana acusa de trabajar para la CIA en “planes anticubanos”. El programa subrayó que “en más de dos mil” documentos secretos estadounidenses publicados por Wikileaks “aparece la palabra Cuba” y citó varios de ellos.

Entre estos estuvo una comunicación a la secretaria de Estado, a la CIA y al Buró Federal de Investigaciones (FBI) de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana. En ella, se reconoce, según la Mesa Redonda, que las autoridades cubanas “no organizan acciones terroristas” contra Estados Unidos desde su territorio.

En uno de sus artículos para la prensa hace una semana, el ex presidente Fidel Castro calificó de “colosal escándalo” la consecuencia de los documentos publicados por Wikileaks “cuya autenticidad -independientemente de cualquier otra motivación de ese sitio web- nadie ha puesto en duda”, comentó.

(Con información de ANSA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario