martes, 30 de marzo de 2010

Contribuciones del Secretario General del PCC

Por Jaime Caycedo

En el veinte aniversario del crimen contra Bernardo Jaramillo

La UP representa un punto alto en el empeño por democratizar desde adentro el régimen político colombiano.

Desde adentro, es decir, desde la lógica de su rodaje profundamente limitado, formalista, antidemocrático y de su falso compromiso con la paz.

Jaime Pardo y luego Bernardo Jaramillo, encarnan, cada uno en su momento, ese resumen personal de representar una osada opción de cambio.

Pardo es orgánico para liderar el proceso naciente, la marcha ascendente que recibe los primeros azotes de la guerra sucia. Con Pardo cobra realidad la comprobación de que el régimen, corrupto en su praxis de violencia y ventajismo no perdona, no admite opositores con respaldo popular, detrás de quienes atisba el insurgir de una esperanza del pueblo, por fuera de su control, de su manejo y su manoseo. Con Pardo se sumerge la fuerza que despertaba, como movimiento y opción unitaria.

Jaramillo es otro momento del proceso. El punto de inflexión, apurado por la guerra sucia, ha comenzado a provocar la erosión, el distanciamiento de los activismos, las diásporas urgentes atizadas por el pánico creible de las amenazas y los crímenes reales, ante un Estado que no logra ocultar su enmascarada complicidad ante el crecido y continuo número de víctimas. Siga..

5000 militantes de la UP exterminados

El rostro de la “democracia” electorera: Genocidio político perpetrado por el Estado Colombiano

Azalea Robles
Rebelión

El exterminio físico de la UP es la reciente prueba de lo que es la “democracia” electorera en Colombia: una farsa mediática que oculta la perpetuación del saqueo mediante el genocidio político

Para entender el presente de la situación en Colombia, hay que buscar entender su historia, y su contexto. La historia de intolerancia política ejercida desde el gran capital mediante su instrumento institucional del Estado y sus reiterados ejércitos paramilitares es absolutamente aterradora: la eliminación sistemática de todo opositor, y de toda reivindicación social, ha sido una constante en la historia de Colombia. El Estado colombiano es el instrumento de la oligarquía local y de las multinacionales para acallar el descontento social que provoca el saqueo y el consiguiente empobrecimiento que conlleva.

Recordemos el exterminio de la UP, en la historia reciente de Colombia. El exterminio físico y sistemático de la Unión patriótica, es la reciente prueba de lo que es exactamente la “democracia” electorera en Colombia: una farsa mediática que oculta la perpetuación del saqueo mediante el genocidio político.

La Unión Patriótica fue un partido político de izquierda, creado tras unos acuerdos de paz entre el gobierno de Belisario Betancur y las FARC en 1985: una propuesta política legal de varios actores sociales, entre ellos las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), El Partido Comunista Colombiano, otros movimientos sociales como la Coordinadora Obrera Campesina, Sindicatos, asociaciones campesinas, y personas de otros sectores. El partido agrupaba a mujeres y hombres que tenían en común la reivindicación por la justicia social. Siga..


Un documento de la CIA revela planes para manipular la opinión europea

Daniel Tencer

Evidentemente atemorizada por el colapso del gobierno holandés en relación con la participación del país en Afganistán, la CIA ha preparado una propuesta de estrategia para impedir lo que teme que podría ser un colapso “precipitado” del apoyo para la guerra en Afganistán por parte de los aliados europeos.

Un documento marcado “confidencial/no para ojos de extraños,” enviado al sitio Wikileaks Web, sugiere estrategias para manipular la opinión pública europea con respecto a la guerra, en particular en Francia y Alemania. Siga..


Excluidos de la reforma de salud 6.6 millones de migrantes en EEUU

Al menos 6.6 millones de inmigrantes indocumentados carecen de seguro médico en Estados Unidos y no podrán ingresar al nuevo mercado de opciones de pólizas de cobertura médica, a raíz de que fueron excluidos de la reforma de salud.

Un estudio reciente del Instituto de Política Migratoria (MPI) indicó que 6.6 millones de indocumentados y 4.2 millones de inmigrantes legales carecen de seguro, pues tienen en su mayoría ingresos bajos o medios, o trabajan para empresas pequeñas sin beneficios médicos. Siga..

No hay comentarios:

Publicar un comentario