sábado, 30 de enero de 2010

El secretario general del Partido Comunista Colombiano Jaime Caycedo testificó en la C.I.D.H


* Su testimonio ayudó a configurar caso por el asesinato del senador Manuel Cepeda Vargas, ocurrido en 1994, en el cual tomaron parte agentes del Estado.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos escogió como testigo de cargo al concejal del Polo Democrático Alternativo y actual secretario general del Partido Comunista Colombiano, Jaime Caycedo, dentro del proceso que adelanta por el asesinato del senador Manuel Cepeda Vargas.

La Corte Interamericana admitió el caso a instancias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, organismo que se encargó de su proceso de instrucción y presentación ante esta alta sala internacional. De acuerdo con el interés de la Corte, el testimonio de Caycedo apuntó a defender el rol trascendental que Cepeda Vargas jugó dentro de la Unión Patriótica y de su participación plena en las decisiones que esa organización tomó bajo la presidencia del asesinado Bernardo Jaramillo en torno al deslinde respecto de la lucha armada que la guerrilla continuó cuando se rompieron los acuerdos con el gobierno nacional de ese entonces.

“El gobierno de Uribe Vélez intentó presentar un argumento peregrino y perverso que trataba de perfilar un Manuel Cepeda culpable de su propia muerte por que supuestamente había sido un adalid y defensor permanente de la lucha armada. Esto no es cierto desde ningún punto de vista, pues Manuel formó parte integral de la dirección tanto del Partido Comunista como de la Unión Patriótica en el momento en que se decidió el deslinde total de la lucha política civil de las actuaciones armadas de la guerrilla. La tesis fue clara: seguiríamos nuestro camino como agrupación política civil en la búsqueda de la paz negociada, separada claramente de la vía armada, independientemente de que el conflicto continuara dadas las circunstancias de amenazas y persecución contra los reinsertados”, dijo Caycedo. Siga..


Colombia, en la justicia interamericana por asesinato de un senador

SAN JOSE (AFP) - La Corte Interamericana de Derechos Humanos inició el martes dos días de audiencias para depurar la responsabilidad del Estado colombiano en el asesinato, en 1994, del senador colombiano Manuel Cepeda atribuido a militares.

La tarea fue solicitada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, que atribuye al Estado colombiano "falta de debida diligencia" para investigar y sancionar a los supuestos responsables del asesinato. Además lo acusa de "obstrucción de la justicia" y por "la falta de reparación adecuada" para los familiares de Cepeda, según una demanda presentada en noviembre de 2008.

Los siete jueces de la Corte, encabezados por el peruano Diego García, escucharon la mañana del martes, en un salón colmado de asistentes, los testimonios de un testigo y de dos familiares de Cepeda, cuyo crimen, el 16 de agosto de 1994, atribuyen a oficiales militares y paramilitares.

Los testimonios coincidieron en señalar las "amenazas sistemáticas" que el político recibió desde que era dirigente del Partido Comunista de Colombia, en su época de estudiante universitario, hasta llegar al Congreso bajo la bandera de la coalición Unión Patriótica.

"Hubo también amenazas al núcleo familiar y vivíamos en zozobra", afirmó María Estela Cepeda, una hermana médica de la víctima, ante las preguntas de la Comisión y de los abogados que representan a la familia en el juicio. Siga..

No hay comentarios:

Publicar un comentario