jueves, 5 de noviembre de 2009

Eva Golinger presenta documento donde Pentágono establece uso de Colombia para espionaje


La abogada venezolana-estadounidense, Eva Golinger, presentó a la opinión pública mundial un documento oficial de la Fuerza Aérea Norteamericana, dependiente del Pentágono, en el que se describen a las bases de EEUU en Colombia, como la plataforma que permitirá a los militares gringos desarrollar y ejecutar operaciones de inteligencia y espionaje a gran escala en la región latinoamericana.

El documento, fechado en mayo de 2009, da cuenta de instrucciones y líneas maestras del Pentágono, para la ampliación y uso de las bases militares, entre ellas la de Palanquero, que finalmente el gobierno de Colombia cedió a EEUU.

El contenido de este informe clasificado al que tuvo acceso la abogada, confirma en forma inequívoca el verdadero uso que tendrán estas bases colombianas en manos militares estadounidenses, tal y como ha sido denunciado y repudiado por los países de la región.

Ver video

Crece rechazo a pacto militar entre EE.UU. y Colombia

Bogotá. (PL) El rechazo al polémico pacto militar suscrito entre Estados Unidos y Colombia crece hoy aquí, el cual es considerado como una amenaza a la paz y estabilidad en la región.

Luego de divulgarse el texto del mismo, los candidatos presidenciales del Polo Democrático Alternativo (PDA), Gustavo Petro, y el Partido Liberal, Rafael Pardo, consideraron que el pacto permite en la práctica la ocupación ilegal y gratuita de militares estadounidenses en el territorio nacional.

A su vez, advirtieron que este instrumento es ilegal, dado que no se articuló a la Ley colombiana.

En ese sentido Petro señaló que el pacto no contó con la autorización del Senado, ni se acató el pronunciamiento del Consejo de Estado, por lo cual se violó la Constitución y por tanto jurídicamente no existe. "Por esas razones es ineficaz jurídicamente, no existe y por lo tanto es ilegal que por este tratado ilegítimo haya una ocupación de territorio colombiano que también es ilegal", subrayó. Siga..


Debaten en Venezuela sobre injerencia estadounidense en la región

Caracas. (PL) Diputados y expertos venezolanos debaten hoy sobre la estrategia geopolítica de Estados Unidos en América Latina, en particular los objetivos perseguidos con el incremento de su presencia en bases militares de Colombia.

El encuentro organizado por el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) cuenta con presentaciones del vicepresidente del Grupo Venezuela de esa instancia, Carolus Wimmer, el contralmirante retirado Luis Cabrera y el analista en temas petroleros Fernando Travieso.

Según la convocatoria, en el centro de las valoraciones está la reciente materialización del acuerdo Washington-Bogotá, que por su flexibilidad permite a una cifra indeterminada de efectivos y medios norteamericanos operar desde cualquier punto del territorio neogranadino.
Siga..


Ataque de EE.UU. en zona tribal paquistaní deja cuatro muertos

Al menos cuatro personas han muerto y otras tantas han resultado heridas en un ataque lanzado este jueves por un avión no tripulado de Estados Unidos en la región tribal paquistaní de Waziristán del Sur, donde el Ejército lleva a cabo una gran ofensiva contra los islamistas.

El ataque fue perpetrado anoche en la de zona de Mir Ali de la demarcación, fronteriza con Afganistán y feudo de los talibanes paquistaníes, según una fuente no identificada, citada por el canal Geo TV.

De acuerdo con esta versión, los heridos han sido trasladados a un hospital para recibir cuidados médicos.


teleSUR-Efe/MFD

El mejor homenaje a la madre de un héroe

A ello se une otra noticia atroz escuchada esa misma tarde: la firma oficial del acuerdo en virtud del cual Estados Unidos impone siete bases militares en el corazón de Nuestra América, con las que amenaza no solo a Venezuela, sino a todos los pueblos del Centro y el Sur de nuestro hemisferio. No se trata de un acto del gobierno de Bush; es Barack Obama quien suscribe ese acuerdo, violando normas legales, constitucionales y éticas, cuando todavía los frutos de la funesta base militar yanki de Palmerola, en Honduras, se exhiben ante el mundo. El golpe militar en ese país centroamericano se llevó a cabo bajo la actual administración.

Nunca se trató con mayor desprecio a los pueblos latinoamericanos de este hemisferio.

Un país como Cuba conoce muy bien que después que Estados Unidos impone una de sus bases militares, se marcha si lo desea, o permanece por la fuerza como ha hecho con Guantánamo desde hace más de cien años. Allí erigió el odioso centro de torturas cuyas mazmorras, con numerosos presos, nuestro flamante Premio Nobel no ha podido todavía eliminar. La devolución de Manta en Ecuador fue seguida de inmediato por la oficialización de las siete bases militares impuestas al pueblo de Colombia. Como pretexto se utilizó la lucha contra el comercio de drogas que, como el terrible flagelo del paramilitarismo, surgió del gigantesco mercado norteamericano de cocaína y otras drogas. Las bases militares yankis en América Latina surgieron mucho antes que las drogas, con fines intervencionistas.

Cuba demostró durante medio siglo que es posible luchar y resistir. Se equivoca el Presidente de Estados Unidos, y se equivocan sus asesores, si prosigue ese camino sórdido y despectivo hacia los pueblos de América Latina. Nuestros sentimientos, sin vacilación alguna, se inclinan hacia el pueblo bolivariano de Venezuela, su presidente Hugo Chávez y su Ministro de Relaciones Exteriores, denunciando el pacto militar infame impuesto al pueblo colombiano, cuyas cláusulas expansionistas sus autores no han tenido siquiera el valor de publicar.

Cuba continuará cooperando con los programas de salud, educación y el desarrollo social de los países hermanos que, a pesar de obstáculos, avances y retrocesos, serán cada vez más irreductiblemente libres.

Como afirmó Lincoln: “… no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario