domingo, 1 de febrero de 2009

LA VISITA DE URIBE A ALEMANIA- LA OTRA CARA

La presencia del presidente colombiano en Berlín estimuló la creatividad en la protesta contra un régimen autoritario. (Foto SChe)

Patético, Sr. Presidente

Berlín, 31/01/09


Un grupo numeroso de latinoamericanos y europeos se hizo presente hoy tanto frente al céntrico Hotel Adlon, donde Uribe se reunía con un grupo de empresarios, como frente a la cancillería alemana, para manifestar el rechazo frente a la presencia de Uribe en la capital alemana.

Pancarta de protesta: "La ley de la seguridad democrática en Colombia equivale a paramilitares, tortura, asesinatos, envenenamientos, desplazamiento". (Foto SChe)

La visita de Uribe tenía como propósito mejorar su imagen desgastada por los escándalos de la parapolítica, el paramilitarismo y los cientos de crimenes conocidos como "alsos positivos" (asesinatos a jóvenes humildes, para hacerlos pasar como guerrilleros caidos en combate), producto de la llamada "seguridad democrática".

Los manifestantes expresaron su inconformidad con pancartas y consignas. La actitud provocadora y los gestos amenazantes de Uribe, que desdicen mucho de la dignidad de un verdadero jefe de Estado, provocó a los manifestantes. Como consecuencia de ello, varias personas fueron detenidas por la policía. Gracias al acompañamiento y la solidaridad, los retenidos fueron pueston en libertad.

Vista parcial de la concurrida manifestación ante el hotel donde Uribe se reunió con empresarios alemanes. (Foto SChe)

Mientras un grupo apoyaba a los retenidos, paralelamente se estaba llevando acabo otro plantón frente a la cancillería alemana, donde se esperaba la llegada de AUV a reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel.

Lo que hemos vivido en Berlín el día de hoy, es una muestra del repudio internacional tanto a la política de la llamada "seguridad democrática" como a la entrega de la soberanía nacional. Igualmente es un rechazo profundo a los horrendos hechos de terrorismo de Estado en Colombia.


Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario