jueves, 26 de febrero de 2009

EL POLO DEBE REAFIRMAR LA NECESIDAD DE UN CAMBIO DEMOCRÁTICO



* No basta la paz. Hay que enfrentar y resolver la miseria y las extremas desigualdades que se han ido acentuando en el país.

* Es posible un cambio profundo y queremos invitar al pueblo a que conserve esa esperanza y trabaje unido para conseguirlo

El secretario general del Partido Comunista Colombiano y actual concejal de Bogotá, Jaime Caycedo Turriago, dijo hoy en vísperas del Congreso del Polo Democrático Alternativo (PDA) que esta colectividad tiene la obligación de hacerle un claro planteamiento de izquierda a la sociedad colombiana que busque dar solución de fondo a la grave situación política y económica que hoy enfrenta el país.

“La crisis que hoy vivimos representa las dos caras de un mismo régimen: por una parte, la angustia económica que agrava aún más la penosa situación de millones de pobres en el país y que incluso puede llevar al abismo a las capas medias de la población; y por otra, el resquebrajamiento de ese régimen por su persecución a los opositores, el narcoparamilitarismo empotrado en el poder, el monopolio de la contratación del Estado en manos de los amigos de Uribe y la ineficiencia de la inversión social y en la infraestructura. Todo esto agravado por la crisis capitalista, en la que Colombia está sobreexpuesta por su extrema dependencia de la economía de EEUU”, enfatizó Caycedo.

De acuerdo con el criterio de los comunistas colombianos, que tendrán una importante representación en el Congreso del PDA, “hay que abrir un gran debate nacional sobre la necesidad, la oportunidad, la forma de tomar decisiones y las alianzas necesarias para lograr un cambio democrático. Hay que romper el chantaje de la ultraderecha que da a entender que el cambio democrático es sinónimo de entrega del país al terrorismo. No hay que temerle a un gran cambio democrático. Las alianzas deben ser las más amplias, sin perder la iniciativa programática y la participación popular pluralista en la construcción de un programa de gobierno”, complementó el concejal y dirigente de izquierda.

Caycedo afirmó que “hay una relación entre el impacto de la crisis económica en marcha y la política de seguridad, en términos del altísimo costo de la guerra interior definida como política de Estado. Una decisión central de un gobierno democrático tiene que ser ponerle fin a la guerra, para destinar recursos a la confrontación de la crisis, para evitar que su costo lo paguen los pobres y las mayorías trabajadoras. No basta la paz. Hay que enfrentar y resolver la miseria y las extremas desigualdades que se han ido acentuando en el país”.

De otro lado, el secretario general del Partido Comunista exigió “un cambio en las relaciones con Estados Unidos como potencia global. Debe ponerse fin al Plan Colombia como política hacia nuestro país y América Latina. Es cruel e inaceptable que EEUU destine ayuda militar a un país cruzado por una guerra fratricida, que se quiere extender al continente. Deben salir los asesores militares del país. Se necesita un control democrático civil sobre los aparatos de seguridad y de inteligencia. Lo que sigue ocurriendo con el DAS es indicativo del sesgo dictatorial que asume el actual gobierno”, planteó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario