miércoles, 16 de julio de 2008

APARECE ASESINADO GUILLERMO RIVERA FÚQUENE EN IBAGUÉ, TOLIMA


Por Nelson Lombana Silva

El dirigente sindical, miembro del Polo Democrático Alternativo y el Partido comunista colombiano, Guillermo Rivera Fúquene,
fue encontrado este 15 de julio en una bóveda del cementerio San Bonifacio de la ciudad de Ibagué, departamento del Tolima. Su cuerpo es sepultado allí el siete de mayo como NN P155, señaló el sepulturero.

La fiscal 49, Esperanza Rodríguez, se reunió durante algunos minutos con la esposa del occiso, Sonia Betancur para explicar detalles del execrable crimen.

Guillermo fue desaparecido el 22 de abril en Bogotá y fue reportado como NN el 24 del mismo mes por organismos del Estado al ser encontrado en el basurero de la hacienda el Rodeo sobre la vía al Totumo; su cadáver permaneció en la morgue del hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué, hasta el siete de mayo cuando fue sepultado.

Fue ahorcado, presenta golpes en la cara y contusiones en diversas partes del cuerpo como si lo hubieran arrastrado, dijo Sonia Betancur después de observar las fotos que conserva la fiscalía.


Hasta las cuatro de la tarde de este 15 de julio, medicina legal y ciencias forenses identificó plenamente el cuerpo del compañero Rivera Fúquene.

Hacia las ocho de la noche fue exhumado, trasladado a la funeraria Los Olivos y finalmente a la ciudad de Bogotá, donde reposará por siempre.

Por el avanzado estado de descomposición es posible que sus funerales sean en horas de la mañana de este 16 de julio, indicó Sonia Betancur.

Estuvo presente en las diversas diligencias, la señora madre del compañero Rivera Fúquene, lo mismo que su hermano Reinaldo y varios trabajadores de la contraloría, lo mismo que dirigentes del partido comunista.

Reinaldo Rivera Fúquene, habló brevemente en medicina legal y dijo que poco y nada ha hecho hasta la presente la fiscalía para investigar los móviles y los victimarios. "Inicialmente se presume de que fue una patrulla de la policía la que lo cogió y hasta ahí llegó, no se ha hecho ninguna investigación".

Sobre la personalidad de su hermano, Reinaldo dijo que "Guillermo Rivera trabajó toda su vida con el gobierno; perteneció al ministerio de minas, al DANE, últimamente estaba trabajando con la contraloría de Bogotá, como jefe de auditores; presidente del sindicato de los servicios públicos del distrito, militante del Polo, toda su vida la dedicó a la lucha popular; fue un buen profesional, jamás tuvo problemas con nadie, jamás tuvo amenazas; era una persona normal, común y corriente. Era padre de dos niñas de nueve y 22 años. Además, era economista egresado de la Gran Colombia y natural de Bogotá, donde había nacido el 19 de mayo de 1956".

"Creo que el único pecado que cometió Guillermo fue ayudar a las personas a defender sus derechos", subrayó Reinaldo Rivera Fúquene.

El drama de la desaparición para esta familia terminó. Sin embargo, en Colombia son más de 15.000 personas que viven el mismo drama, en el marco de la seguridad democrática y Estado comunitario del presidente Álvaro Uribe Vélez. "Mi hijo era buen padre, buen hijo, ojalá su crimen no quede en la impunidad", dijo su señora madre que cuenta en la actualidad con 86 años.

Ibagué, Julio 15 de 2008


¿Jaque al Rey?

*Para el analista Pedro Medellín hechos como la Yidispolítica, el enfrentamiento con las Cortes, los vínculos de congresistas con el paramilitarismo y el intento del Presidente Uribe por reformar la Constitución para hacerse reelegir por segunda vez, han "terminado por sembrar grandes dudas" en algunos Jefes de Estado del mundo, "sobre el carácter democrático que tiene su tarea pacificadora".



"No hay duda de que las presiones que provengan del exterior van a tratar de convencer a Uribe de que el unanimismo no puede ser la fuente de legitimación del poder, y más bien, deba buscar el paso hacia el pluralismo como principio de movilización democrática", concluye.

Martes 15 de julio de 2008
Por: Pedro Medellín*
En un reciente artículo (El País, 13-07-08), Mario Vargas Llosa se quejaba del escaso reconocimiento internacional del mérito obtenido por el presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, por la "liberación de Íngrid Betancourt y otros 14 secuestrados por las Farc". Alegaba, en cambio, que el presidente francés Sarkozy había sido "quien hasta ahora le ha sacado mayor provecho publicitario". Y tiene razón. En la medida en que pasan los días, cada jefe de Estado o de gobierno que es invitado a participar de un frente común para forzar a las Farc a una liberación de los secuestrados acepta, pero no con el propósito de apoyar la labor que está adelantando Uribe, sino más bien toma distancia buscando sacar provecho del papel que puede jugar en la pacificación del país.

A primera vista, esa reacción se explicaría por la visibilidad que internacionalmente han recibido las pugnas del Presidente con las Cortes, los vínculos de una gran parte de miembros de la coalición de gobierno con el paramilitarismo, la condena a una ex congresista por haber aceptado prebendas a cambio de su voto de aprobación a la reelección presidencial inmediata y, sobre todo, la intención de Uribe de volver a cambiar la Constitución para hacerse reelegir por segunda vez. Cada hecho ha terminado por sembrar grandes dudas sobre el carácter democrático que tiene su tarea pacificadora.

Ya nadie se atreve a afirmar, como sí lo hace Vargas Llosa en su reclamo, que la lucha del Presidente colombiano contra el terrorismo se haya llevado a cabo "sin menoscabar la libertad de prensa, la independencia del poder judicial, la oposición parlamentaria y extraparlamentaria". Por el contrario, la tendencia del Gobierno colombiano a eludir ciertas reglas del juego político e institucional parece haber convencido a la comunidad internacional de que el empeño de Uribe por limitar los poderes de la justicia, subordinar al Congreso y estigmatizar a la oposición se ha llevado a cabo sin quebrantar su propósito de combatir a las Farc, que se ha convertido en el argumento que justifica su propósito de mantenerse en el poder.

En realidad, para quienes siguen de cerca el conflicto colombiano, es cada vez más claro que Uribe ha terminado por instaurar una especie de régimen personalista, en el que el Presidente copa la mayor parte de la escena política e institucional, muchas veces usurpando las funciones de los poderes Legislativo y Judicial, con intervenciones que resquebrajan las formas de representación partidista. Es el régimen en el que el Presidente, más que representar la unidad de la Nación, encarna la unidad de todo lo que desean los ciudadanos, de manera que, todo lo que hagan sus opositores será interpretado como un intento por ir en contra de él y, por tanto, irá en contra de los ciudadanos.

Por esa razón resulta comprensible que en el país la operación 'Jaque' le haya significado un mayor poder al presidente Uribe. Pero en el exterior, ese éxito se puede revertir en una prudente distancia de los gobiernos extranjeros, por ejemplo, con respecto al propósito del Gobierno de mantener un esquema cerrado de negociación con las Farc. Mucho más cuando Íngrid Betancourt les pide al Presidente y a los colombianos que, sin renunciar a la mano dura, cambien su lenguaje extremista y de odio hacia las Farc y acepten un frente internacional, en el que la participación de Chávez y Correa tiene una importancia crucial en el propósito de lograr que esa guerrilla libere sin condiciones a los secuestrados y emprenda un proceso hacia la paz.

No hay duda de que las presiones que provengan del exterior van a tratar de convencer a Uribe de que el unanimismo no puede ser la fuente de legitimación del poder, y más bien, deba buscar el paso hacia el pluralismo como principio de movilización democrática. Es el llamado que tarde o temprano se puede convertir en una presión insostenible para el Gobierno colombiano. Una rápida reacción le permitirá al propio Uribe evitar que la exitosa operación 'Jaque' se pueda revertir en un jaque al rey.

Tomado de El Tiempo



Aumentaron torturas de colombianos durante 2007 Eric Sottas, secretario general de la Organización Mundial contra la Tortura, reveló que Colombia sigue siendo el país en donde son asesinados el mayor número de defensores de derechos humanos.

Según lo dado a conocer este martes, durante el año anterior fueron asesinados 44 defensores, 39 de los cuales eran sindicalistas pertenecientes al programa de protección del Ministerio del Interior.

El informe también destaca que la tortura en zonas históricamente controladas por los grupos paramilitares, continúan cometiéndose crímenes de lesa humanidad.

Además, que es la misma política de 'Seguridad Democrática' la que ha propiciado el aumento de las violaciones de los derechos humanos, ya que en muchas oportunidades son los agentes del Estado quienes agraden a la población civil.

El llamado que hizo la Organización Mundial contra la Tortura es para que se investiguen y sancionen a los responsables de delitos de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes.


Finalmente, piden que sena negados los beneficios de la Ley de Justicia y Paz a los paramilitares desmovilizados que aún siguen practicando torturas.

Tomado de el espectador


En Hospital San Juan de Dios: Se debe revisar lesivo acuerdo

Por Hernán Durango
La revisión del acuerdo macro el cual estaría permitiendo feriar los bienes patrimoniales del centro hospitalario San Juan de Dios a nombre de un supuesto cumplimiento de obligaciones de una fundación espúrea creada por el ex– presidente Julio César Turbay Ayala, como es la Fundación San Juan de Dios, creada por el mandatario para tumbar la salud de los bogotanos, solicitaron integrantes del Comité pro-defensa del Hospital «San Juan de Todos», que aglutina alrededor de 2300 funcionarios cesantes tras el cierre en la década del 90. El médico cirujano, Dr . Jorge Arango Díaz, integrante del comité pro-defensa, enfatiza que el mencionado acuerdo marco está metiendo en «calzas prietas» a la administración distrital. «Ese acuerdo ha permitido más robos de los bienes que con tanto denuedo defendemos como mecanismo para hacer valer nuestros derechos constitucionales y el derecho a la salud de los capitalinos», señaló. Trabajadores ejercen estrategias jurídicas y sociales. Siga..


"Otro mandato de Uribe sería dramático para Colombia"

Gorka Castillo

La politóloga colombiana Laura Bonilla es objetivo de los paramiltares tras una exhaustiva investigación sobre la parapolítica

Esta joven politóloga colombiana (1981, Bucaramanga) investigó durante cuatro años la oscura trama de la parapolítica en el departamento de Antioquia, el lugar donde comenzó su carrera política el actual presidente del país Álvaro Uribe. Las conclusiones fueron tan escandalosas que la organización humanitaria Nuevo Arco Iris le recomendó dejar su país ante las amenazas de muerte recibidas. Siga..


Internacionales


BOGOTA, Colombia (CNN) - la inteligencia militar colombiana utiliza el emblema de la Cruz Roja en una operación de rescate en la que guerrilleros izquierdistas fueron engañados en la entrega de más de 15 rehenes, de acuerdo con fotografías inéditas y el vídeo visto por la CNN. Siga..



Al anunciar la apertura de un inquérito contra el mediador Jean-Pierre Gontard, fiscal general colombiano, Mario Iguarán, había dicho que la medida se tomó con base en declaraciones del ministro de Defensa, Juan Manuel Santos. El embajador de Suiza en Bogotá trasladará la petición, según el ministerio de Relaciones Exteriores. El gobierno suizo aseguró no haber recibido aún información oficial de Bogotá referente a una posible investigación. Siga..


Fidel Castro: La impotencia de las potencias
La Habana, 15 jul (PL) El líder cubano, Fidel Castro, afirmó que los líderes del G-8 viven acosados por problemas, entre otros las huellas del pasado y la tendencia creciente al dominio político, económico, tecnológico y militar de Estados Unidos. Siga..

2 comentarios: