lunes, 28 de abril de 2008

Declaración del Comité Central del PCC



UNIDAD CONTRA LA ILEGITIMIDAD, LA IMPUNIDAD DE LA NARCOPARAPOLÍTICA Y LOS CRÍMENES DE ESTADO
El propósito del gobierno de comprometer a dirigentes de la izquierda y del Partido Comunista Colombiano con el apoyo a las Farc, busca desviar la conciencia nacional de la narcoparapolítica que se cierra cada vez más sobre el presidente Uribe y sus círculos inmediatos familiar, político y empresarial.
Es parte de una persecución a la oposición democrática, que utiliza la judicialización arbitraria y otros procedimientos sucios contra quienes ejercen el derecho a disentir del régimen. Esa conducta no es nueva. Ya se utilizó contra la Unión Patriótica, el sindicalismo, los dirigentes campesinos e indígenas, los defensores de los derechos humanos y los ciudadanos (as) corrientes.
El ministro de defensa pretende acomodar “pruebas” a partir de informaciones de computadores, espionaje electrónico y escuchas ilegales, en las que se ha pretermitido la cadena de custodia, el papel de los jueces de garantías y las funciones de la Fiscalía, como en el caso de los computadores supuestamente recuperados en el ataque contra un campamento de las Farc destruido en Ecuador, acción ejecutada en flagrante violación del derecho internacional.
El objetivo gubernamental es emprender un juicio político, mediático y justificar medidas de represión contra la izquierda, sus cuadros y organizaciones, para sustentar una reforma política espuria, dirigida a constitucionalizar la seguridad “democrática”, consagrar la impunidad de los paras, congresistas y funcionarios mafiosos vinculados al poder, y asegurar la reelección de Álvaro Uribe.
El Partido Comunista hace un llamado a todas las fuerzas democráticas a denunciar las cortinas de humo que intentan esconder el descalabro del régimen y del proyecto fascistizante que lo dirige.
Llama, asimismo, a impulsar la movilización unitaria del Primero de Mayo, con la consigna de apoyo a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, un gobierno democrático comprometido con la paz, la conclusión inmediata de un acuerdo humanitario para la libertad de las personas cautivas y de los presos políticos, y los pasos conducentes a una solución política, vía diálogo y negociación. El día internacional de los trabajadores es ocasión para la denuncia de las nuevas formas chantaje, destrucción de sindicatos y liquidación de las garantías laborales, camufladas con las fusiones y la transnacionalización de empresas, como en el escandaloso caso de Coltejer.
Alerta, con alarma, frente al incremento de las desapariciones forzadas, asesinatos torturas y atropellos contra sindicalistas y militantes del Polo Democrático Alternativo y del PCC. Hipócritamente, el vicepresidente Francisco Santos proclama que existen garantías mientras calla el intento de asesinato al presidente de la Unión Sindical Obrera del petróleo, compañero Jorge Gamboa; afirma que el paramilitarismo es cosa del pasado, cuando crecen las amenazas de aparatos que se autodenominan continuadores de esa criminalidad. El Partido Comunista exige la aparición con vida del compañero Guillermo Rivera, dirigente de los trabajadores de la Contraloría Distrital y militante comunista, desaparecido desde el 22 de abril.

Convoca a una campaña, nacional e internacional, de acciones urgentes para afrontar las medidas arbitrarias y acciones encubiertas que golpean a los voceros de la lucha popular.

COMITÉ CENTRAL
PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO

No hay comentarios:

Publicar un comentario