jueves, 25 de octubre de 2007

Odio de clase


Brutal ofensiva contra un error de Samuel Moreno mientras silencian la escandalosa compra de votos del uribismo a través del programa Familias en Acción.
Antanas Mockus le lanzó a Samuel Moreno una pregunta maquiavélicamente preparada. Con veneno. Una pregunta con doble sentido. Con trampa. Y quizás distraído, o cansado por el duro trajinar del día, Moreno la contestó precipitadamente y apareció entonces como si estuviera dispuesto a comprar votos. Cosa que por supuesto ni Moreno, ni el Polo hacen o piensan hacer. Tras la respuesta de Moreno se vino toda la carga de la artillería oligárquica. Saben perfectamente que Moreno es sincero cuando dice que se equivocó. Saben que la compra de votos no es una práctica del Polo. Pero a pesar de ello se le vinieron con todo. Se rasgaron las vestiduras y pegaron el grito en el cielo. Pero no se contentaron con ello. Al medio del martes sacaron por radio y luego por todas partes unas declaraciones del candidato expresadas hace doce años y descontextualizándolas las están utilizando para mostrar al candidato como si apoyara la lucha armada.

Que hay detrás de todo el escándalo?
Aunque Samuel Moreno pertenece a una familia de cierto abolengo, la sucia campaña desatada esconde el odio de clase del uribismo contra las bases populares y barriales que acompañan su candidatura. Les duele el alma y la chequera ver que la alcaldía de Bogotá ya no se define en los exclusivos clubes del norte sino en las barriadas del sur y las laderas de Bogotá, la definen los trabajadores, los maestros, los estudiantes, los campesinos, indígenas e intelectualidad progresista.
Por eso pretenden crucificar a Samuel Moreno. Y tratar de salvar en el último minuto al perdido candidato de las oligarquías que cerró pobremente su campaña disfrazado de profesor Girafales.
Y mientras crucifican a Moreno por un error ante una pregunta sobre un hipotético e imaginario hecho, guardan silencio ante el espeluznante espectáculo de miles y miles de personas humildes a quienes han puesto a hacer colas interminables para pagarles el pírrico subsidio del programa presidencial Familias en Acción. Esto si representa un hecho real y descarado de compra de votos a favor de candidatos del uribismo. No es hipotético. Es real.
Pero no lograrán sus propósitos.
El pueblo raso, las gentes de bien saben dónde está la verdad. Saben, por experiencia larga y propia, quienes son los que compran conciencias.

Y el 28 de octubre se reafirmará el triunfo inatajable de Samuel Moreno y el Polo.


Para elecciones cerca del 40% de los jurados en Bogotá serán universitarios en todo el país serán 270 mil ver más »»

Consulte su lugar de votación:Digite su número de cédula: http://www.registraduria.gov.co/



No hay comentarios:

Publicar un comentario