miércoles, 10 de octubre de 2007

¡El 10 que faltaba en el Concejo!


EL 10 QUE FALTABA EN EL CONCEJO



Crece el entusiasmo de los habitantes y las fuerzas vivas de Bogotá por la candidatura de Jaime Caicedo al cabildo distrital. Con entusiasmo, alegría y optimismo, es recibido por hombres y mujeres de todos los estratos.Por Pabloé.¿Resulta una exageración considerar que la candidatura de Jaime Caicedo Tuurriago al Concejo de Bogotá es la del director de orquesta, el organizador y visionario, el “capitán” del Equipo que el Polo Democrático Alternativo necesita en el Concejo de Bogotá? A juzgar por la dinámica de campaña en su recta final, la respuesta necesariamente tendría que ser negativa.No es ninguna exageración considerar que la figura de Caicedo es de las más completas e integrales dentro del abanico de candidatos que a esta corporación ofrece el PDA a los capitalinos. Por la calidad de sus exponentes, un abanico que dista mucho, años luz quizá, de las fórmulas ofrecidas por el uribismo en todas sus ramificaciones y mimetizaciones. Se trata de líderes probados por la gente a lo largo de los años, en la defensa de los intereses más sentidos de la comunidad.Pero entre todos ellos, Jaime Caicedo, el número 10 en el tarjetón de candidatos al concejo, es una figura que se caracteriza por su integralidad, tanto en conocimientos como en tradición de lucha y escenarios, en los que se mueve como pez en el agua. El hombre designado por el Partido para recuperar la curul que tradicionalmente han ostentado los comunistas en Bogotá, Distrito Capital.Como en el fútbol, donde no por mera coincidencia la camiseta número 10 es más que un emblema, Caicedo sabe jugar en equipo. Con Carlos Lozano, director del periódico, y Mario Upegui, presidente de la Unión Patriótica, entre otros compañeros, libra desde hace ya casi dos décadas una tenaz lucha de resistencia por sacar adelante el Partido de los Comunistas y sus propuestas unitarias, aún en las condiciones más adversas. Con resultados alentadores y promisorios, como la suerte misma que el futuro depara al Polo Democrático Alternativo en el país.Pero aquello de que Caicedo es un jugador excepcional, es una verdad de a puño. Rinde donde lo pongan, como los “crack” del balompié. Para muestra, basta un repaso a algunos de los momentos registrados la semana pasada en desarrollo de la campaña, todos ellos a colmar de alegría y participantes.Con pequeños empresarios, sindicalistas, profesores y estudiantesLa semana abrió con una cena ofrecida por pequeños empresarios e industriales del tradicional barrio Restrepo, de la capital. Además de las intervenciones de rigor, a cargo de Adela Dimas, Mario Upegui y Víctor Silva, aspirante a la Junta Administradora Local de la Localidad Antonio Nariño con el número 80 en el tarjetón, la reunión resultó tan agradable que el trío que amenizaba el acto terminó haciendo cuarteto con el candidato. Y Caicedo, guitarra en mano, regresó al repertorio que lo caracterizó en su época de líder juvenil en Colombia.El martes 2 la cita fue en la sede de Sintraiss Cundinamarca: sindicalistas con Caicedo. Jorge Gamboa, presidente nacional de la Unión Sindical Obrera, el oferente. Héctor Bermúdez, presidente de la Subdirectiva CUT, con una de las intervenciones principales. Y los líderes juveniles Quena Rivadenira, de la localidad Teusaquillo (86 en el tarjetón), y Cesar Santoyo, de Kennedy (89 en el tarjetón), los pelados que se llevaron las palmas.El ámbito académico y universitario dominó buena parte de la agenda de la semana. El miércoles, acompañando uno de los eventos claves de Samuel Moreno, candidato a la Alcaldía Mayor, en la Universidad Pedagógica Nacional, el jueves en el auditorio Eduardo Umaña Mendoza de la sede norte del sindicato de maestros, copado por docentes y estudiantes, en su mayoría de la Universidad Nacional. Allí fue respaldado por el representante a la Cámara por Antioquia, Germán Reyes, también por intelectuales, artistas y escritores de la talla de Rodrigo Escobar, Joe Broderik (biógrafo de los sacerdotes guerrilleros Camilo Torres Restrepo y Manuel Pérez), Óscar Olarte, Víctor Arévalo y Amalia Lu Posso, entre otros. La tertulia se centró en el fenómeno educativo.Con las comunidades urbano rurales de Usme y el surEn las localidades urbano rurales de Uribe Uribe y Usme fue similar el fenómeno de adhesiones y respaldo a la candidatura de Caicedo. En Uribe Uribe, con las fuerzas lideradas por Rafael Duque, candidato a la JAL con el número 86 y desplazado que llegó a la localidad hace más de una década, haciendo suyo el territorio que debió ocupar a la fuerza. Al punto que hoy hace parte del Concejo Local de Planeación. La disertación de Caicedo alrededor del tema de la vivienda tocó la fibra de varios asistentes, entre ellos la de José Tiberio Calderón, conductor urbano de profesión, quien en enero pasado fue desalojado de su vivienda por orden del Juzgado 54 por efectos del UVR: “después de pagar como 30 millones por una vivienda en Bellavista que no vale más de 20 millones, me faltaron cinco para librar la casita y nos echaron a la calle con dos hijos”.En la localidad de Usme, a su encuentro con legendarios luchadores campesinos de la zona del Sumapaz, como el compañero Beto Poveda, quien abandonó su lecho de enfermo para convertirse en oferente del acto de respaldo a Caicedo. Aquí las cuerdas que animaron el evento corrieron por cuenta del Grupo Remembrazas, integrado por veteranos líderes comunales, y el Grupo Cantajai, la versión juvenil de los aires de nuestras tierras. La presentación de Caicedo estuvo a cargo de Mario Upegui, el líder de los destechados que ocupó la curul del Partido en el Concejo de Bogotá por casi dos décadas y recientemente fue alcalde local de Sumapaz. Y un joven, Mauricio Rey, nieto de los Rey en esa localidad, llevó la vocería como candidato a la JAL con el número 84 en el tarjetón.En Bochita y al noroccidenteLas visitas del 10 en el tarjetón de candidatos al Concejo de Bogotá también llegaron al noroccidente. En la plazoleta del barrio Bochica, con tremenda papayero a bordo, Caicedo Turriago alternó tribuna con el abogado Germán Navas Talero, representante a la Cámara por Bogotá, y Roberto Quintero, candidato a la Junta Administradora de Engativá con el 85. Poco después llegaría a ese lugar Samuel Moreno Rojas, quien empieza a despuntar en las encuestas, pese a la resistecia de los grandes medios. Lo acompañaba Wilson Borja, militante del Partido Comunista y representante a la Cámara por Bogotá, quien en esa misma plazoleta del conglomerado residencial el 15 de diciembre de 2001 escapó milagrosamente a un atentado criminal ordenado por el cabecilla paramilitar Carlos Castaño.La jornada culminó el domingo en la tarde en medio de una jugarreta de tejo, ahora en inmediaciones de la localidad de Suba. La intervención de Caicedo fue aclamada con la reventada de varias mechas, y hasta lechona ofrecida por un grupo de trabajadores del Country Club, exclusivo club del cual hace poco fue prácticamente expulsado Enrique Peñalosa, candidato a la alcaldía del establecimiento.Ambientes disímiles y diversos en los cuales el candidato del Partido Comunista Colombiano, Jaime Caicedo Turriago, su Secretario General, se desenvuelve con solvencia y maestría. Gracias a esa combinación de sapiencia, experiencia, tradición y acompañamiento que pocos candidatos como Jaime ostenta, dentro del conjunto de excelentes postulaciones ofrecidas por el Polo Democrático Alternativo, PDA. ¡Todo un campeón en la cancha!

No hay comentarios:

Publicar un comentario